Las 10 claves del 2010 - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

28 feb. 2010

Las 10 claves del 2010

4:13h.
La temporada 2010 acaba de comenzar, y aunque parezca que todo sigue igual, este año la NASCAR debe resolver algunos asuntos importantes para asegurar su futuro. A continuación analizamos las 10 claves que pueden esclarecer el futuro de este deporte.

1. El coche.

El tema más importante que debe clarificar la NASCAR es qué hacer con el nuevo coche, tanto en lo que respecta a su apariencia, como en la forma en la que compite.

La eliminación del alerón trasero, para volver a incluir el spoiler del modelo anterior, además de otros cambios que se están estudiando para esta temporada, será un intento de solucionar el problema que se plantea ahora mismo con el COT. Pero los cambios que necesita el coche son mucho mayores, ya que debería parecerse más a los modelos de producción, como se parecerán los nuevos Mustang y Challenger de la Nationwide Series.

Sobre todo necesita proporcionar una mejor competición. Los pilotos necesitan más grip y una mayor capacidad para adelantar, y los equipos necesitan poder introducir cambios más productivos, tanto durante el fin de semana, como en la propia carrera. Ahora mismo, los equipos son reacios a realizar ajustes, porque un ligero cambio puede provocar que un coche pase de rodar dentro de los 10 primeros a caer hasta la posición 30.

Hoy en día no existe una respuesta clara, porque según algunos el coche todavía sigue en desarrollo, y según otros, los cambios hacen falta ahora mismo.

-“Si comparamos las carreras del 2008 con las del 2009, vemos una enorme diferencia en el desarrollo de los coches y de los neumáticos. GoodYear continúa mejorando las gomas para que sean mejores en cuanto a durabilidad, y también en cuanto al punto de vista del piloto, haciendo el coche más rápido y manejable” – explica el veterano piloto de Hendrick Motorsport, Mark Martin. –“Por lo tanto los coches serán más competitivos según vaya avanzando el 2010. El spoiler será solo una parte de ello. No es un cambio traumático, es solo el paso correcto”.

2. Descenso de audiencia en televisión.

La caída de las audiencias televisivas tienen dos impactos significativos: por una parte se reduce el valor de los patrocinios de los equipos, y por otro lado, suponen una amenaza para la negociación de mejores contratos de cara al futuro. Durante el 2009, las audiencias cayeron entre un 5 y un 10 %, que a simple vista no parece gran cosa, pero que suponen unos 500.000 espectadores menos por carrera.

El factor clave no son las licencias de televisión, sino la cantidad de dinero que aportan los patrocinadores según las audiencias.

3. Descenso de espectadores en los circuitos.

Puede que la diferencia entre 90000 y 100000 espectadores no sea grande, pero si que puede llegar a ser un gran problema. A los patrocinadores no les gusta ver asientos vacíos. Eso puede interpretarse como un descenso en la capacidad de atracción de la NASCAR. En la mayor parte de circuitos la afluencia de público ha caído entre un 10 y un 15 %. La buena noticia en este sentido es que con la bajada de precios de las entradas, han sido numerosos los espectadores que han acudido a los circuitos por primera vez. Al mismo tiempo, varios circuitos han disminuido la cantidad de asientos para incluir nuevos servicios y actividades.

4. Patrocinio.

No es fácil patrocinar a una organización en este deporte. La inversión puede llegar a los 20 millones de dólares para un equipo puntero, y las grandes empresas quieren obtener resultados casi inmediatos, sobre todo en los tiempos de grave situación económica en los que estamos. Compañías como Texaco, DeWalt, Jack Daniels o la misma marina de EE.UU han abandonado la NASCAR este año, y otras como Kellogs han disminuido ostensiblemente su aporte económico.

Las grandes compañías están cuidándose mucho de donde invierten su dinero, y la NASCAR está lidiando ahora mismo con ese problema, intentando mejorar las condiciones para hacer volver el interés de los patrocinadores.

5. Programas de desarrollo de nuevos pilotos.

La inclusión de nuevos pilotos en la categoría principal de la NASCAR se realiza con cuentagotas. Hace mucho tiempo que no se repiten las antiguas luchas por ser el novato del año. La temporada pasada, solamente Joey Logano y Scott Speed disputaron el campeonato por primera vez, y en el año 2010 serán el desconocido Kevin Conway y el veterano de la Camping World Truck Series Terry Cook. Por otro lado, la Nationwide Series ha visto últimamente como 4 de las estrellas de la Sprint Cup disputan la temporada completa, repartiéndose además gran parte de las victorias. En el 2010 de nuevo Kyle Busch, Carl Edwards, Kevin Harvick y Clint Bowyer disputarán el campeonato, y serán pocos los jóvenes pilotos que terminen las carreras dentro del Top10. La Camping World Truck Series no es ganada por un piloto joven desde el 2003, en el que Travis Kvapil se llevó el título. A partir de ese momento han sido pilotos veteranos de la Cup Series quienes han dominado el campeonato.

Esto indica dos cosas. La primera, que no hay nuevos pilotos que accedan a las categorías principales, y además, los pilotos existentes se reciclan para competir en otras categorías. El problema principal puede ser la ausencia de patrocinio. Kyle Busch ha admitido que no era capaz de encontrar patrocinador si no era él quien pilotaba en la Truck series. Algo parecido ocurre en la Nationwide. Si los pilotos punteros no se pusieran a los mandos, varios de los equipos participantes en el campeonato no dispondrían de financiación.

6. Lado humano de las estrellas.

Cuando la mayor estrella de un deporte tiene que hacer un programa de televisión para hacer ver a los fans como es en realidad, ese deporte adolece de la perdida de su lado humano. Este año la NASCAR ha animado a sus pilotos a demostrar como son en realidad, para evitar que el corporativismo se adueñe por completo del deporte. El problema radica en que todos los pilotos representan a una marca, que es la que aporta el capital y no quiere ver su imagen manchada bajo ninguna circunstancia. Si dos pilotos acaban a golpes en una carrera, puede darse el caso de que sus patrocinadores no lo vean como algo positivo. ¿O si?

7. Mantener el estatus.

Con las audiencias en declive, la NASCAR tiene que luchar por mantener su relevancia en el mundo del deporte actual, conectando con los nuevos requerimientos tanto de sus seguidores como en materia de medio ambiente. Lo más importante es que los aficionados tienen que establecer una conexión con el nuevo coche de competición, por lo que, tanto la NASCAR como las marcas involucradas, están dando pasos en ese sentido. El nuevo coche de la Nationwide Series que debutará este año se parece mucho más a los coches de calle, mucho más de lo que se parece el C.O.T de la Sprint Cup.

En materia de medio ambiente, la NASCAR trabaja junto a Sunoco y otras compañías en el desarrollo de nuevos combustibles más ecológicos que puedan utilizarse en la competición en un futuro no demasiado lejano.

8. Participación de las marcas.

La relevancia de la NASCAR y la participación de las grandes marcas van de la mano. Los 4 fabricantes siguen involucrados en la competición, pero tanto Chevrolet como Dodge han disminuido su aporte para el 2010. La primera ha recortado sus fondos para la Nationwide Series y la Truck Series, además de limitar su aporte a ciertos equipos de la Sprint Cup. Dodge, por su parte, solamente está detrás de un gran equipo de la categoría reina. Por otro lado, Toyota está inmersa ahora mismo en una desastrosa circunstancia que le supondrá una pérdida de millones de dólares, pero por el momento no afectará al aporte que realiza a sus equipos. Estos, por su parte, han tenido que compensar estos recortes, que han llegado a suponer hasta un 30% desde el año 2008.

Los directivos de Chevrolet y Dodge se han reunido con la NASCAR para discutir cómo conseguir que los coches se parezcan más a los modelos de producción, aunque la dificultad radica en que cada marca tiene propuestas diferentes.

Tanto la NASCAR como los fabricantes que participan en la competición pueden tener un papel relevante en cuanto a la introducción de nuevas tecnologías y de los avances que puedan ser aplicados a los modelos de calle.

9. Disminución de la cantidad de propietarios.

Muchos de los propietarios de equipos que ayudaron a crecer a este deporte entre la última década del siglo XX y la primera del XXI hace tiempo que no aparecen, o si lo hacen, sólo tienen un papel limitado dentro de los equipos. Hoy en día, nuevos grupos de inversión controlan los capitales de los equipos, con sólo un escaso grupo de propietarios de la vieja escuela.

El mayor problema de la NASCAR en este sentido es de donde vendrán los nuevos dueños de los equipos, ya que ante la situación de crisis en la que vivimos, con el abandono de la competición de 2 propietarios podrían salir del campeonato hasta 8 equipos diferentes. De tener 43 dueños diferentes en los inicios de la NASCAR, hemos pasado a tener propietarios de 3 y 4 equipos, según se encuentre patrocinio o no.

En definitiva, no está claro por donde aparecerán propietarios más jóvenes, aunque será muy probable ver a varias personas siendo dueños de un mismo equipo en el futuro.

10. Diversidad.

Brian France decía que la diversidad era el futuro de este deporte, dado que los fans del futuro provendrían de diferentes lugares. Durante la segunda mitad de la pasada década, fueron incorporándose nuevos talentos y miembros de diferentes equipos procedentes de las minorías existentes en USA.

Juan Pablo Montoya y Danica Patrick están logrando mucho en ese sentido, pero lo que realmente necesita la NASCAR son pilotos pertenecientes a esas minorías, que se hayan hecho un hueco desde las categorías inferiores de los Stock Cars, no dando el salto desde otras competiciones, como en los casos de Juan Pablo y Danica.

Max Siegel, director del programa “NASCAR´s Drive for Diversity” cree que aportando más medios y creando más oportunidades se están dando pasos en la dirección correcta.

En definitiva, empezando esta temporada, y continuando en las siguientes seremos testigos de nuevos cambios, que acercrán la competición aún más al aficionado, y que seguirán proporcionando la emoción y el espectáculo que siempre ha ido ligado a la NASCAR.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.