Historias de la NASCAR I, por Carlos Castellá - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

10 jun. 2010

Historias de la NASCAR I, por Carlos Castellá

15:13h.
Carlos Castellá, punto de referencia en el mundo del automovilismo deportivo en España, y comentarista de las retransmisiones del canal deportivo Teledeporte de TVE, inicia una serie de artículos sobre la NASCAR que amablemente quiere compartir con los seguidores de NASCAR-EUROPE. Carlos se ha iniciado hace poquito en el mundo "blogger", con su nuevo espacio "Cuarenta años nos contemplan". Desde NASCAR-EUROPE queremos agradecer su colaboración, y desearle suerte con su nuevo proyecto en Internet.

Presentación de la serie

Este pasado invierno preparé una larga serie de artículos sobre la Nascar para la página de Grand Prix Actual, en cuyas ediciones de papel y digital colaboro, al menos hasta la fecha. Lamentablemente la historia fue censurada por ser muy larga y exhaustiva, ya que los responsables de la página querían F.1 por encima de todo.

En vista de ello, decidí suspender su publicación hasta que hubiera una mejor oportunidad. No hace falta decir que dicha oportunidad es mi propia página, para la que recupero (debidamente puesto al día) este trabajo. Creo que publicamos tres capítulos, así que si alguien los leyó allí, le ruego me disculpe la reiteración, pero creo que vale la pena volver a empezar por el principio.

Durante las dos últimas temporadas automovilísticas y lo que llevamos de esta, he ejercido de comentarista de la NASCAR para Teledeporte, un trabajo apasionante a la vez que uno de los mayores retos de mi vida profesional. Siempre es difícil abordar un campeonato desde un punto de vista televisivo, y más si se trata de un certamen lejano. Esto me ocurrió con la ChampCar y con el DTM por ejemplo, campeonatos que seguía con una determinada atención, pero que requieren una exhaustiva profundización si hay que abordarlos como comentarista o periodista.

Hacerlo en un campeonato tan complejo como la Nascar fue también un desafío considerable. Afortunadamente ya tenía una cierta cultura sobre este certamen, pero una cosa es seguirlo de lejos o esporádicamente, y otra ponerse a narrar carreras de un día para otro: Toni Burón me llamó el miércoles anterior a la primera carrera, nada menos que la Daytona 500… ¡en el 50º aniversario de la prueba reina de la Nascar!

Así pues, estos dos años han sido una auténtica contra reloj para recabar el máximo de información, sobre todo de la época moderna para “casarla” con aquellos años en que había estado más atento a lo que sucedía en USA. La idea básica era la de ser especialmente didáctico, y serlo de forma clara y sencilla, pues cuando se habla por televisión no se pueden dar informaciones embarulladas.

Ya se que para los entusiastas de este campeonato muchas de las cosas que irán apareciendo van ser tópicas o muy conocidas para ellos. Pero mi intención, que es la misma que siempre hemos tenido con Toni Burón, es la de dar a conocer este campeonato, y para ello es preciso explicar cosas que a veces parecen muy simples o evidentes, pero que no lo son tanto si no se conoce esta disciplina. He adornado los textos con anécdotas y curiosidades más intrascendentes, para hacerlo más ameno y darle algún toque divertido.

Y un par de consideraciones antes de empezar. La primera, una de las mayores dificultades con las que me he encontrado en estos dos años es la ausencia del reglamento. Lo he buscado por todas partes, y al final me apareció una anotación por algún sitio diciendo que los reglamentos son secretos y de uso exclusivo interno. Luego me quejo del oscurantismo de la FIA, pero como podéis ver, los hay peores. Y sin poder leer el reglamento, hay cosas que me resultan difíciles de entender, y el resultado no es fiable al cien por cien, ya que lo tengo que basar más en observaciones empíricas que en textos exactos. 

La segunda, es que no quiero dar lecciones a nadie, sólo quiero explicar lo que he aprendido de este interesante certamen. Por ello espero vuestras aportaciones, ya que como he dicho antes, mi cultura de la Nascar ha sido intermitente y precipitada, así que algunas lagunas deben haber, y estoy seguro que entre todos podemos conseguir un resultado más completo. El último capítulo será un “cajón desastre” donde iré metiendo todo aquello que me he dejado en el camino y lo que me hayais ido aportando o encontrado a faltar.

El Blog de Carlos Castellá http://carloscastella.wordpress.com/



Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.