Johnson es bueno, y además tiene suerte - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

23 jun. 2010

Johnson es bueno, y además tiene suerte

2:30h.
El pasado domingo, a falta de 7 vueltas para terminar la Toyota/Save Mart 350, Marcos Ambrose cometió el error más grave de su carrera deportiva y regaló la victoria al cuatro veces campeón de la Sprint Cup Series, Jimmie Johnson.

Tras varias carreras sufriendo una racha de malos resultados, el piloto californiano volvió a visitar el victory lane en su tierra.

El dominio del Chevrolet nº 48 durante las primeras carreras de la temporada 2010, hizo que muchos de sus rivales tuviesen que rascarse la cabeza, intentando averiguar la razón de la aplastante diferencia respecto a Johnson. La única conclusión a la que pudieron llegar fue que "Superman" tiene suerte.

El propio Kevin Harvick, actual líder de la general, y uno de los pilotos que a principio de temporada aparecían como alternativa al campeón, declaraba que Johnson tenía una herradura dorada firmemente sujeta donde la espalda pierde su nombre. Estas declaraciones se producían justo después de la victoria del piloto de Hendrick Motorsports en Fontana, en la segunda cita de la temporada. Johnson se encontraba en el pit road cuando ondeaba la bandera amarilla, pero lograba salir por delante del pace car, se colocaba líder, y ganaba la carrera. Harvick terminaba segundo.

Un mes después, el coche dominante en Bristol era el Dodge nº 2, pero Johnson se las arreglaba para lograr la victoria, y Busch terminaba tercero. El piloto del Penske Racing declaraba que el coche que nunca quieres ver detrás tuyo es el nº 48, por lo que eso significa.

Pero como dicen en Las Vegas, no te puedes casar con la suerte, solo tener una cita con ella.

Tras una racha de malos resultados, que lograba calmar a los enfurecidos fans, hartos de ver al coche azul y plata en cabeza, parecía que la suerte había abandonado definitivamente a Johnson.

Hasta que el pasado domingo todo el mundo pudo ver que su relación sigue viva, y la victoria le llegaba en forma de regalo desde Australia.

Pero para ser francos, la suerte es lo que ocurre cuando la preparación encuentra la oportunidad, y lo que es indudable es el gran trabajo de Chad Knaus y su equipo para que el nº 48 se termine casando con la suerte.



Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.