NASCAR, Owners, coches y números, por Carlos Castellá - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

12 oct. 2010

NASCAR, Owners, coches y números, por Carlos Castellá

3:00h.
Como ya he explicado en algún capítulo anterior, uno de los aspectos un tanto sorprendentes en los que se basa la estructura de la NASCAR es en el concepto del número del coche. El número tiene una gran importancia, ya que es un activo de su propietario.

Es decir, el número es un concepto: el propietario de un coche, a efectos reglamentarios, posee un número. Con dicho número puede correr el chasis que él desee, y los puntos, premios y resultados, se atribuyen a dicho número. De esta manera, si el propietario cambia de equipo o de piloto, se queda para él los méritos conseguidos.

En una carrera tienen asegurada su participación los 35 primeros clasificados, pero no por la clasificación de pilotos, sino por la de “owners” (propietarios), que basan su clasificación en el nº del coche, independientemente de cual sea éste o de quien lo pilote. Para entenderlo mejor: en 2008 Red Bull  (que posee dos coches, ambos a nombre de Dieter Mateschitz) clasificó sólo uno de sus coches entre los 35 primeros, el nº 82, pilotado por Brian Vickers. Pues al inicio del año 2009, le dieron a Vickers el 83 y a Scoot Speed el 82. De este modo se aseguraban que Speed entraría en la parrilla, ya que para calificar era mucho más fiable el más experimentado Vickers.

Y ya que hablamos de calificación, hay que decir que el viernes por la mañana los Owners se reúnen para una curiosa ceremonia: de acuerdo con la clasificación general, van sacando papeletas que deciden el orden de salida de sus coches en la calificación, ya que se ésta se hace de uno en uno. Sistema muy sofisticado como podéis imaginar.

Lo de los 35 primeros según el resultado del año anterior que he explicado antes es válido durante las cinco primeras carreras del año. A partir de la sexta esta clasificación ya se hace con la correspondiente al año en curso. También en este caso, si llueve y se suspende la calificación, la parrilla se forma por la clasificación general, pero de propietarios, no de pilotos. Por eso también, del 35º al 43º se admite a correr a los pilotos con unos determinados méritos: cualquier ex campeón entra automáticamente, o un piloto que haya ganado una carrera durante la temporada en curso, también tiene asegurada la plaza aunque su número no esté dentro de los 35.

Es decir y volviendo al caso anterior: si Vickers hubiera ganado la primera carrera y la lluvia impidiera la calificación en la segunda, entraría en la parrilla. Su coche no tendría derecho (no estaba entre los 35 primeros del año anterior), pero él sí, por haber ganado una carrera del año en curso. El sistema es complicado, pero bastante justo a mi entender.

Es muy común que un mismo piloto se identifique con su número, y no lo cambie nunca. Richard Petty siempre llevó el nº 43, Jeff Gordon el 24, y Dale Earnhardt casi siempre el nº 3. En la actualidad Jimmie Johnson lleva el 48 pese a sus cuatro títulos. El hecho de ganar no significa cambiar y ponerse el 1, creo que Valentino Rossi impuso también esta moda en MotoGP.

Y ya que hablamos del nº 1, hay que decir que en la Nascar nunca ha ganado nadie el título llevando este número, que en la actualidad pertenece a Teresa Earnhardt, propietaria también del nº 8. Este era el número de Dale Earnhart Jr. y cuando se marchó a Hendrick la madrastra no quiso cedérselo, organizándose una auténtica batalla mediática, ya que Jr. es el piloto más popular de la Nascar y se había hecho famoso con el 8. Teresa no cedió, y Jr. tiene que correr ahora con el 88.

Por supuesto, cuando un “owner” deja la actividad, el número queda liberado, aunque a veces otro equipo compre ese número a su propietario, bien sea por algún interés determinado o porque está dentro de los famosos 35.  Pero si no es así el número queda libre, y por ejemplo a principios de año pasado Tony Stewart pudo coger el 14 que había sido (y en homenaje a él) del gran A.J. Foyt. El otro coche del equipo de Stewart es el 39, pilotado por Ryan Newman.

Esta es otra curiosidad, los números de los equipos muy pocas veces van correlativos. Por supuesto, ni Stewart ni Newman tenían garantizada la salida en las primeras carreras, ya que sus números anteriores siguieron en poder de sus dueños, Joe Gibbs y Roger Penske. Ello creaba la paradoja de que dos ganadores natos como ellos no tenían asegurada la salida, pero sí los dos novatos que heredaron sus números, Logano y Stremme.

No se admiten números superiores al 99. La razón es que los “spotters” consideran difícil distinguir tres cifras, aunque a cambio se puede correr con el cero delante en la primera decena. El 07 ha sido muchos años el coche de Jack Daniel’s, el patrocinador, independientemente de quien lo pilotara, y es propiedad de Richard Childress. Otra curiosidad es que si un piloto se indispone durante la carrera, puede ser sustituido por otro. Los puntos sólo se atribuyen al piloto titular, ya que en realidad, quien ha conseguido puntuar es el número, y sus puntos (y premios) van automáticamente atribuidos a tal piloto, tal equipo, tal marca… y sobre todo, tal “owner”.

El Blog de Carlos Castellá carloscastella.wordpress.com

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.