Verano en Daytona: Los tiempos cambian - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

7 jul. 2012

Verano en Daytona: Los tiempos cambian

11:15h.
En los últimos 15 años, ninguna semana de eventos NASCAR ha cambiado tanto como la que engloba la carrera de Sprint Cup Series en el Daytona International Speedway en verano. La prueba, conocida durante muchos años como la Firecracker 400 (precisamente el nombre de la carrera es uno de los grandes cambios, pasándo de uno de los nombres con más tirón del campeonato a otro impulsado por los patrocinadores), se retrasó a última hora de la tarde en 1998, coincidiendo con la instalación de las luces en el DIS. Los motivos fueron que la potencial audiencia televisiva sería mayor y las temperaturas serían más frescas.

Tradicionalmente, la carrera se disputaba  a las 10 u 11 de la mañana del 4 de julio, y era considerada como una de las mayores celebraciones del Día de la Independencia en los Estados Unidos.

Pero el cambio a correr por la noche en Daytona en verano supuso mucho más que simplemente cambiar el horario de la carrera. Supuso una reestructuración de todas las actividades que se llevaban a cabo esa semana en el "World Center of Racing". Antes del cambio, muchos equipos se tomaban la semana de verano en Daytona como unas vacaciones. Las actividades en la pista durante esa semana, por lo general, eran limitadas, y algunos pilotos, miembros de los equipos y sus familias pasaban la tarde en las playas de Daytona, jugando con el frisbee y haciendo surf.

En aquellos tiempos, los equipos se trasladaban en autocaravanas a casi todas las pistas, pero en Daytona muchos se alojaban en hoteles frente al mar y se mezclaban con los aficionados durante la semana. Se resolvían muchos de los problemas del mundo compartiendo unas copas en las piscinas hasta altas horas de la noche. El Inn on the Beach de Daytona era el lugar favorito de los pilotos, los miembros de los equipos, y los miembros de los medios de comunicación durante aquellos años, lo que llevaba a más de alguna tarde y noche de frivolidad y diabluras en la piscina o en la playa.

Inolvidable fue la primera aparición de Darrell Waltrip en la terraza de la piscina. Un piloto de carreras de la época, obviamente pasaba mucho tiempo fuera de casa, pero siempre embutido en un traje ignífugo, protegiendo la mayor parte de su cuerpo ante cualquier esperanza de bronceado. Las piernas de Waltrip aparentemente nunca habían visto la luz del sol. Cuando salió junto a la piscina aquel primer día en pantalones cortos, todo el mundo lo identificó como el hombre más blanco en los Estados Unidos.

En algún momento durante la semana, los pilotos y otros miembros de los equipos normalmente organizaban una escapada a la zona del embarcadero para montar en karts.

El día de la carrera, las 400 millas por lo general terminaban a primera hora de la tarde, dando a los aficionados la oportunidad de ir a la playa para seguir disfrutando de las festividades, mucho antes de que se pusiera el sol. Fuegos artificiales,paseos por la playa y una buena comida siempre venían después de terminar la carrera.

La carrera nocturna cambió todo esto, y de manera espectacular. Ahora, los días y las noches de toda la semana están repletas de actividades programadas, y hay poco tiempo para el tiempo libre. En lugar de jugar con las olas en la playa, todo el mundo intenta resguardarse de las tormentas que visitan Daytona Beach a primera hora de la noche en los días de verano, y que suelen retrasar el comienzo de la carrera.

Una vez que la carrera finalmente comienza, las cosas vuelven a la normalidad, pero no viene mal recordar cómo eran las cosas antes.

- Foto: Racing One/Getty Images

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.