Llegar, mantenerse y ganar: el Chase, pequeña introducción - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

24 sept. 2012

Llegar, mantenerse y ganar: el Chase, pequeña introducción

15:10h.
En un intento de diferenciación del resto de campeonatos, NASCAR introdujo hace unos años un nuevo sistema de definición por la victoria final en su campeonato principal, la Sprint Cup Series. El "Chase for the Sprint Cup" decide el título desde 2004 y es un sistema cerrado de lucha entre los mejores pilotos de cada año.

Durante las tres primeras temporadas, El Chase permitió la entrada de los diez mejores pilotos según los puntos obtenidos durante las veintiséis primeras carreras. A estos diez corredores se les inflaban los puntos de tal manera que nadie pudiera alcanzarlos y la diferencia era de cinco puntos entre cada uno. El primero empezaba con 5050, el segundo con 5045, el tercero con 5040... y así sucesivamente.

El primer cambio al formato se hizo en 2007, cuando  el número de pilotos se amplió de diez a doce. Todos empezaban con 5000 puntos, sumando diez más por victoria: si un piloto lograba tres victorias en la "temporada regular", comenzaba el Chase con 5030 puntos.

Pero en 2011 llegó un cambio más significativo, que conforma el sistema actual. Los diez primeros entran automáticamente en la lucha, sin importar las victorias que tengan. Las dos últimas plazas se deciden gracias a los "wild card", y las obtienen los dos pilotos con más victorias situados entre el undécimo y el vigésimo puesto. No tienen por qué entrar el undécimo y el duodécimo, como en el sistema utilizado entre 2007 y 2010. Una vez dentro, los puntos se resetean: 2000 para todos, con tres más por victoria por cabeza, excepto para los "wild card", que no obtienen bonus y empiezan con 2000.

Desde su creación, el Chase ha sido propiedad de Chevrolet. Los pilotos de la marca de Detroit ha ganado todas las ediciones, menos una: la primera. En 2004, cuatro Chevy, cuatro Ford y dos Dodge entraron en los diez primeros puestos. Jimmie Johnson logró cuatro victorias, tres de ellas consecutivas, pero no pudo remediar su mal comienzo en el Chase y sucumbió ante Kurt Busch, que ganó el que hasta ahora es el último título de Ford y del equipo de Jack Roush. Busch ganó de forma ajustada, con solo ocho puntos de margen sobre Johnson y dieciséis sobre Jeff Gordon.

Tony Stewart hizo historia en 2005, año en el que se convirtió en el primer (y hasta ahora único) piloto que ganó el campeonato con el sistema tradicional y con el de Chase. También se convirtió en el último piloto del equipo Joe Gibbs Racing en lograr el título. Stewart no ganó ninguna carrera en el Chase, pero se mantuvo constantemente en los primeros lugares para llevarse su segundo entorchado, después del que consiguió en 2002. Y todo a pesar de la resistencia de los cinco Ford de Roush, con Greg Biffle segundo y Carl Edwards tercero.

A partir de 2006, un huracán blanco y azul llamado Jimmie Johnson barrió a sus rivales. Una victoria y tres segundos puestos consecutivos le catapultaron en la clasificación hacia su primer título, por delante de Matt Kenseth y Denny Hamlin (rookie del año). Johnson revalidó el título en 2007, con nueve Chevrolet en el Chase. Jeff Gordon plantó cara, pero el número 48 se puso líder en Texas, aprovechando un tropiezo de Gordon en dicha carrera. Clint Bowyer fue tercero.

2008 fue la primera temporada en la que Johnson no ganó de forma fácil. Kyle Busch y Carl Edwards le sacaron mucha ventaja durante el año, y ganaron más carreras. Pero una vez dentro del Chase, Johnson se mantuvo regular y ganó por delante de un irregular Edwards y de Biffle. En 2009, año del dominio de Hendrick Motorsports, Jimmie Johnson se llevó su cuarto campeonato por delante de sus compañeros Mark Martin y Jeff Gordon. Y en 2010, Denny Hamlin parecía el favorito, pero un error en Phoenix cuando iba líder y una mala carrera en Homestead dieron el quinto campeonato a Johnson, que ganó a Hamlin y a Kevin Harvick.

Con el nuevo sistema de puntos implantado en 2011, las cosas se igualaron. Johnson no fue el de otros años y quedó sexto. Pero en la pelea estuvieron dos hombres: Tony Stewart y Carl Edwards. Edwards ganó una vez pero fue extremadamente regular. Sin embargo, Stewart, que entró con dudas en el Chase, ganó cinco carreras en el mismo y se adjudicó su tercer título gracias a esas victorias, ya que empató a puntos con Edwards. Stewart también ganó su primer título con su propio equipo, creado después de su marcha de Joe Gibbs Racing.

Y este año, la pelea también parece apretada. Con las ausencias destacadas de Edwards y de Kyle Busch, han entrado en el Chase pilotos constantes como  Greg Biffle, Dale Earnhardt Jr. Martin Truex Jr. y Kevin Harvick. Pero en la lucha por el título la constancia vale siempre y cuando sea en los lugares más altos. Jimmie Johnson ha empezado con dos segundas posiciones, lo que le deja en el liderato después de las dos primeras carreras. Eso sí, con distancias cortas: Johnson saca un punto a Brad Keselowski, siete a Denny Hamlin y diez a Tony Stewart, el campeón en título. La batalla acaba de comenzar, el "Monster Mile" espera su oportunidad este fin de semana.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.