Desde que llegué: la NASCAR por Santi Torres - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

9 oct. 2012

Desde que llegué: la NASCAR por Santi Torres

5:26h.
No sabía como titular este mi primer artículo para OvalZone (NdA: gracias por la oportinudad), así que pensé y pensé… ¡Y no dejo de sorprenderme carrera tras carrera, declaración tras declaración! Una competición tan distinta y a la vez, tan parecida. Una NASCAR que, pese lo poco que sabía de ella en su momento, me enganchó y ahora no puedo dejar de seguirla.

Los motivos por los que estoy tan arraigado a ella son varios, pero el más importante, su formato de campeonato y reglamento. ¡Están locos estos tipos! No es la primera vez que escucho esta afirmación. Nos parece un poco extremo y agresivo el estilo americano, pero que queréis que os diga, es lo que realmente atrae a las masas.

Un ejemplo es lo que sucede semana a semana, la lucha constante e incluso, la rabia de los pilotos que compiten en ella. Desde 2009 he visto accidentes y broncas, como la rivalidad entre Carl Edwards y Brad Keselowski tras la cita de primavera en Talladega. O los arrebatos de pasión de Tony Stewart, teniendo un punto álgido el pasado mes de Agosto en Bristol, TN.

Pero si de algo vivimos los NASCAR fans, es de sus finales, de su Chase. Este formato, como ya sabréis, entró en 2004 tras el título de Matt Kenseth en el que creo recordar que no sumó ni 3 victorias. Ahora mismo, encabezando el Chase, tenemos lo contrario: Brad Keselowski con 5. Este tipo de actuaciones pueden parecer extremas, dando pie a distancias de puntos enormes. Pues no, el Chase lo que hace es agruparlos a todos en poquísimos puntos. ¡Como se agradece! También se tiene que considerar que el campeonato son 36 pruebas, de forma que es más difícil sumar victoria, si victoria también. Alguna vez pinchas seguro.

Este fin de semana llega Talladega, y lo que nos espera puede ser, en pocas palabras, brutal: el líder del Chase ha ganado aquí varias veces, contando su primera victoria en la categoría. Por su parte, el #48 de Hendrick, Jimmie Johnson, llega con muchas ganas tras lo sucedido en la Monster Mile de Dover, en la que Keselowski dio un baño de consumo de combustible al resto del grupo. Y eso a Johnson no le gustó. Le llaman Superman, y no precisamente por su fuerza, si no porque es indestructible en cuanto a ritmo.

Por su parte, tengo que decir que siento debilidad por Kasey Kahne. Está en una situación crítica en la tabla, y un buen resultado aquí en Talladega (no lo espero, pero si de algo no pecamos es de tener esperanzas) puede auparle. El #5 de Hendrick ha trabajado duro en la adaptación al equipo, sufriendo en las primeras pruebas. Ahora, es momento de atacar.

Y más expectativas que hay: ¿Gordon conseguirá ganar? ¿O las gradas caerán si Dale Earnhardt Jr. gana en Talladega? Pocas luces, muchas sombras, y todo en la penumbra de una semana a otra. Desde que llegué a este mundillo, he visto cuan imprevisible es todo. Y eso amigos, es la NASCAR.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.