Corazón Redneck: lío en Phoenix - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

12 nov. 2012

Corazón Redneck: lío en Phoenix

14:34h.

Todo el Chase 2012 en Oval Zone


De videojuego. Así podría definirse lo que ha sucedido en Phoenix. No era suficiente la creciente tensión tras que Harvick se hiciera con el liderato de la prueba que ya tenemos otro hito en la NASCAR.

Y no por algo sucedido en pista.

Sigo sorprendiéndome conforme pasa el tiempo. Soy joven, es cierto, y la NASCAR suele ser asociada con los redneck, pero no les falta razón.

[dcs_postbox id="24413" type="small-190" lightbox="true" desc="Vídeo Gordon vs Bowyer en Phoenix" /]Me explico. Un redneck es el típico personaje tonto y sureño que aparece en muchos programas televisivos. A parte, suele ser agresivo por naturaleza, amante de las armas y demás elementos que dictaminan la ideología republicana, ya sea el amor por la guerra o por el racismo. Pero lo que no me pueden negar, es que muchos tenemos una espinita que nos enamora de hechos en los que la violencia aflora. Las audiencias son la prueba más clara. Y si no me creéis, el hashtag #NASCAR ha sido TT en España tras la pelea de Gordon y Bowyer.

El caso es que en Europa, esto no pasaría. Jeff Gordon y Bowyer serían sancionados de por vida, o como mínimo sus puntos serían sustraídos. En la NASCAR… ¡se para una carrera por ellos! Bueno, por ellos y por sus equipos. Vaya con los americanos… Es más, este problema venía desde hace mucho. Gordon estaba mosca con Bowyer, por algo que pasó en primavera.

Ese hecho es la destrucción de una victoria ansiada por parte de Gordon. Martinsville, carrera de primavera. Johnson y Gordon luchan por la victoria, cuando por detrás viene Bowyer y hace un strike que ni en los bolos. Y Gordon se muerde la lengua, amansando la bestia que ha salido hoy. Una bestia desatada por otro empujoncito de Bowyer a Gordon, que ha provocado una amarilla en pista y reparaciones en el coche del Golden Boy.

Al volver, Gordon ha ido a por el coche número 15. Lio servido.

El resultado ya lo sabéis, y debo decir que las carreras de hoy crean afición. Por eso me gusta la NASCAR, el trato con los fans es muy cercano, muy humilde. A parte, el populacho quiere espectáculo, roces, tensión, todo suministrado en dosis inmensas de competitividad.

¿Qué pasó con Talladega, o con Stewart en Bristol? Puro racing.

Muchos europeos echan pestes de este campeonato, que si solo saben girar a la izquierda. Después vendrán comentando la pelea. Y seguirán sin aceptar su pedacito de corazón redneck.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.