Cup: Coca Cola 600, un largo camino por delante - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

25 may. 2013

Cup: Coca Cola 600, un largo camino por delante

12:48h.
Concord, NC. – Como la carrera más larga de la temporada, la Coca Cola 600 plantea un desafío único tanto para los pilotos como para los jefes de equipo. Esta prueba exige a los pilotos una concentración mental muy intensa durante un largo periodo de tiempo, especialmente a los que esperan luchar por la victoria en el tramo final de la carrera.

Pero además, la Coca Cola 600 supone un verdadero quebradero de cabeza para los jefes de equipo, ya que a la par de la exigencia física y mental de los pilotos se encuentra el elemento técnico clave para tener éxito en Charlotte: el ajuste del coche.

La Coca Cola 600, más que ninguna otra prueba del calendario de la NASCAR Sprint Cup Series, demanda a los equipos estar al más alto nivel a la hora de adaptarse a los rápidos y continuos cambios en las condiciones de la pista, sobre todo en la transición entre las últimas horas de la tarde y la entrada de la noche. Normalmente, durante el fin de semana del Memorial Day en Charlotte, el calor diurno da paso a temperaturas bastante más bajas por la noche, y la acusada diferencia de temperatura produce cambios drásticos en las condiciones de la pista.

Estos cambios requieren una perfecta comunicación entre el piloto y su jefe de equipo, para saber comunicar en todo momento lo que necesita el coche para que los miembros del equipo puedan realizar los ajustes necesarios en el siguiente paso por el pit lane.

Este proceso, al menos para ciertos pilotos y equipos, comienza antes incluso del comienzo de la carrera. Empezar la Coca Cola 600 con un coche rápido no es tan importante como terminarla con un coche ganador, por lo que los equipos suelen intentar sacrificar algo de velocidad al principio para tener un mejor ajuste al final de la carrera.

Lógicamente, el jefe de equipo debe tener mucho cuidado en no comprometer el setup del coche y no perder tanto ritmo al principio como para no poder recuperar la distancia perdida al final. La posición en pista es crucial en las pistas intermedias, y más durante la noche en el Charlotte Motor Speedway.

En la Coca Cola 600, la información que transmite el piloto a su jefe de equipo por radio es incluso más importante que en otras carreras. No ser capaz de determinar con la mejor precisión posible cómo está cambiando el comportamiento del coche puede suponer perder muchas posiciones y terminar la carrera hundido en la clasificación.
- “Realmente se basa en una buena comunicación, en verbalizar lo que noto y en saber explicar a mi equipo  dónde estoy a gusto con el coche y dónde se muestra más lento” – explica Jimmie Johnson, reciente ganador del Sprint All-Star, disputado la semana pasada en esta misma pista.

5 Favoritos para la Coca Cola 600

- Jimmie Johnson: Su triunfo en el Sprint All-Star 2013 sólo demuestra su dominio en Charlotte durante la última década.

- Kasey Kahne: Junto con Kenny Francis, su Jefe de Equipo, suele completar buenas actuaciones en Charlotte.

- Clint Bowyer: Ganador en Charlotte en la carrera de otoño del año pasado.


- Matt Kenseth: Logró la primera victoria de su carrera en la Sprint Cup en Charlotte, y llega a la Coca Cola 600 tras ganar en la última carrera disputada en Darlington.

- Jeff Gordon: No visita el Victory Lane del CMS desde 2007, pero cuenta en su haber con 5 victorias en esta pista.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.