Marcha atrás: memorias de las 700 de Jeff Gordon - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

13 may. 2013

Marcha atrás: memorias de las 700 de Jeff Gordon

17:16h.
Corría el final de la temporada de 1992. La Hooters 500 en Atlanta era el escenario de varios eventos: por un lado, Davey Allison, Bill Elliot y Alan Kulwicki definían al campeón de la entonces Winston Cup; Richard Petty colgaba el caso de su brillante carrera deportiva, donde acumuló 7 títulos y la suma imposible de igualar de 200 victorias; y por allá, en medio de otros 42 pilotos, debutaba ese día un joven talento de Vallejo, California: Jeff Gordon y su auto #24.

Con un excelso recorrido por categorías menores, Gordon recibió la oportunidad que tanto anheló. Hendrick Motorsports le entregó el auto #24 patrocinado por DuPont y lo llevó a la élite de NASCAR en esta fecha final en Atlanta. Quien iba a pensar, entonces, que 700 carreras después este joven piloto tendría ya cuatro títulos de Copa y 87 victorias, convirtiéndose en uno de los más grandes pilotos de la historia de NASCAR?

En conmemoración de esta fecha especial para la categoría, este especial de "Marcha Atrás" los llevará por cinco de los momentos memorables de Jeff Gordon a lo largo de su exitosa carrera deportiva en Copa Sprint.

1. La primera vez - Coca-Cola 600 de 1994


Para demostrar lo dificil que es para un piloto llegar y romper el "stablishment" de NASCAR, a Jeff Gordon le tomó casi una temporada y media en poder llegar a Victory Lane. Con un equipo poderoso, el #24 no había podido ganar en ninguna de sus presentaciones anteriores. En 1993 había logrado 1 pole position, 7 top-5 y 11 top-10 en 30 carreras, pero había pasado en blanco en cuanto a victorias se refería.

En la carrera más larga del año, Gordon controló a sus rivales para finalmente llegar a la bandera a cuadros como el mejor. Las emociones se apoderaron de Gordon, quien no pudo contener su alegría y estalló en lágrimas al bajarse de su Chevy Montecarlo #24, en una transmisión en vivo que fue portada de muchos programas deportivos a lo largo de la temporada. Este triunfo fue solamente un preámbulo de lo que serían los meses por venir, y en donde los fans de la categoría verían en Gordon a un serio contendiente al títutlo en los años que estaban por venir.

2. Uno en Indianapolis - Brickyard 400 de 1994


El mismo año de su primera victoria, el Indianapolis Motor Speedway finalmente albergó una carrera de NASCAR. Por supuesto, el anuncio automáticamente llevó a este evento a un pedestal similar al de la Daytona 500 (al día de hoy ha sido la carrera con el mayor número de asistentes a un autódromo en la historia de la categoría). Otro número impresionante para esta carrera fue la presentación de 86 (sí, ochenta y seis!) pilotos a clasificar dentro de los "escasos" 43 cupos que da NASCAR para una carrera de su máxima división.

Dale Earnhardt, Mark Martin, Rusty Wallace... los nombres danzaban en torno a declarar al favorito para ganarse la primera carrera de NASCAR en el mítico óvalo de Indiana. Jeff Gordon también estuvo dentro de los opcionados, pero siendo un "novato" dentro del estándar de la Copa Winston de la época, no todos lo tenían entre los planes para que llegara a uno de los Círculos de la Victoria más deseados de todo el mundo. De hecho, "El intimidador" Earnhardt fue desde el arranque el claro opcionado a ganar, habiendo partido desde la primera fila; sin emabrgo, un golpe contra el muro lo llevó hasta el fondo del pelotón.

A lo largo de la competencia Gordon estuvo batallando en el frente de carrera, junto con el ganador de la pole position, Rick Mast. Hasta la parte media de la carrera Gordon lideró con relativa comodidad, pero en la segunda mitad de las 400 millas encontró en Ernie Irvan y Brett Bodine a dos rivales fuertes por el triunfo. A cinco vueltas del final, Irvan reventó un neumático mientras lideraba, entregñandole la punta a Gordon para no soltarla nunca más.

3. Cambio de mando - Temporadas 1995 a 1998 de Winston Cup


Luego de haber roto el hielo con sus dos resonantes triunfos en 1994, Gordon estuvo lsito para el siguiente asalto: ganar la copa como campeón de la categoría. Nuevamente su gran rival fue Dale Sr, quien recién había conquistado su séptima (y a la postre, última) corona como campeón de NASCAR. Con siete triunfos en el año, y solo 3 abandonos (comparados con 21 en total sumando los dos años anteriores), los números le dieron una favorable ventaja de 300 puntos por sobre Earnhardt, llevando la batalla por el títutlo hasta la carrera final de la temporada.

En la segunda mitad de la década, Gordon continuaría con su dominio en la categoría (incluyendo 10 triunfos en la temporada 1996, otras 10 en 1997 y las espectculares 13 victorias en 1998) ganando otras dos coronas en 1997 y 1998. En resumen a lo largo de cuatro temporadas, entre 1995 y 1998, Gordon disputó 130 carreras, ganando 40, con 86 top-5 y 98 top-10. Una abrumadora superioridad que le dio tres títutlos y el subcampeonato de 1996.

4. Crisis - Temporadas 2008 a 2010 de Copa Sprint


Para la segunda década del nuevo siglo, Gordon ya había conquistado su carta corona, situándose como uno de los más grandes en la historia de la categoría. Ahora no se discutía si sería un miembro del NASCAR Hall of Fame, sino más bien saber cuándo entraría a tan selecto grupo.

Pero como en todos los deportes, las grandes dominaciones pueden estar acompañadas de una posterior debacle, y eso fue lo que justamente ocurrió en la temporada 2010. Mientras sus resultados recientes eran apenas la sombra de lo que fue su total dominio doce años atrás, su coequipero Jimmie Johnson (cuyo auto #48 es propiedad de Gordon) se alazaba con su quinta corona consecutiva. En efecto, el dominador había pasado a ser dominado.

En 2008 tuvo el penoso resultado de ser su primera temporada, desde 1993, en la que no logró sumar ningún triunfo a lo largo del año. Treinta y seis carreras en blanco para el equipo #24, y los medios supieron explotar ello. Se especuló con cambios internos en el equipo, con discusiones entre Johnson y gordon y con la opción de cambiar de jefe de equipo en el #24.

Dos años después, volvería a suceder lo mismo. A pesar de haber entrado al Chase, Gordon repitió su temporada sin pasar por Victory Lane (en 2009 ganó la Samsung 500 en Texas, cortando la racha sin triunfos desde 2007). Su tercer lugar final en el campeonato fue un aliciente para los siguientes años, pero el hecho de no ganar marcó una época difícil para Gordon a bordo del Hendrick Motorsports.

5. Redención - AdvoCare 500 de 2011


Un refrán muy popular dice que "el que persevera, alcanza". Para Jeff Gordon la temporada 2011 fue ele scenario de su revnacha y redención. Sumó tres triunfos a lo largo de la temporada y solamente la mala suerte en el Chase lo privó de luchar de forma cerrada por el títutlo con Tony Stewart.

Sin lugar a dudas, la carrera más importante de Gordon en el año fue la AdvoCare 500 disputada en Atlanta en Septiembre de ese año. Esta carrera, que fue pospuesta hasta el martes debido a una tormenta tropical, tuvo una lucha cerrada contra Jimmie Johnson, que finalmente se decidió a favor de Gordon para sumar su triunfo número 85 y quedar ubicado en el tercer lugar de los máximos ganadores en la historia.

Detrás de Richard Petty y sus abumadoras 200 victorias, y David Pearson, Gordon ha escalado hasta el tercer lugar. Junto a Mike Helton, presidente de NASCAR, se le dió un memorable reconocimiento a Gordon por su brillante y victoriosa carrera deportiva, la cual sigue en ascenso hasta el día de hoy. Atrás han quedado los momentos difíciles, y ahora Gordon ha vuelto a tener la habilidad de disputar el campeonato, como lo hemos presenciado en 2012 y en lo que va de 2013.

A la fecha son 87 los triunfos de Jeff Gordon en 700 carreras, con 300 top-5 y 418 top-10. Pero seguro que estos números seguirán aumentando, porque así lo hacen los grandes.

Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.