NASCAR México elige la opción de dar ejemplo con Daniel Suárez y Rubén García Jr. - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

21 nov. 2013

NASCAR México elige la opción de dar ejemplo con Daniel Suárez y Rubén García Jr.

14:33h.
La NASCAR Toyota Series tomó ayer la decisión de sancionar a los pilotos Rubén García Jr., con el auto #88, y Daniel Suárez, con el auto #3, por los hechos ocurridos el pasado 10 de noviembre en la finalización de la Final México Toyota 240, en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México. Pero no fueron los únicos que cometieron errores.

Y es que la NASCAR México ha buscado chivos expiatorios y los ha encontrado en las figuras de los dos jóvenes, talentosos y quizá irresponsables pilotos que, espoleados por su sangre caliente y con una actitud infantil, pusieron en peligro a sus propios compañeros y a los integrantes de los coches de servicio que pululaban por la pista.

Pero ¿qué sucedió en esas últimas vueltas?

A falta de una vuelta y media para el final, Rafael Martínez sacó de la pista a Hugo Oliveras, provocando un aparatoso accidente que, por la posición de los dos implicados, casi todos los pilotos pudieron presenciar y esquivar. Los protocolos de seguridad deberían haber funcionado, pero en el paso por meta ondeaba la bandera blanca indicadora de última vuelta.

Camioneta¿Qué había sucedido? Los pilotos poco sabían y siguieron rodando y, al pasar la curva dos e ingresar a la recta donde sucedió el accidente, pudieron comprobar que el coche de Oliveras estaba destrozado en medio de la pista y que las asistencias habían ocupado el asfalto del óvalo; los pilotos esquivaron el desaguisado como buenamente pudieron y entraron en meta sin ver la bandera amarilla; llegando de nuevo al lugar del accidente, Rubén García Jr. chocó deliberadamente contra Daniel Suárez, que respondió a la agresión y golpeó el auto del joven piloto del Team GP, provocando que el coche de éste trompeara y chocase ligeramente contra la camioneta de las asistencias, que colocada delante del maltrecho vehículo de Hugo Oliveras, impidió la colisión con éste y con el personal que le asistía.

Después de este desastre, NASCAR México, observada de cerca por los comisarios de NASCAR desplazados a México, tomó la decisión de sancionar a García Jr. y a Suárez por "manejo agresivo y actitud antideportiva". Estos fueron los términos de la sanción:
1.- Suspensión por tiempo indefinido, incluyendo la suspensión de asistir al banquete de premiación del final de temporada y por consecuencia no recibir el premio correspondiente.

2.- Multa de $75,000 M.N. (más IVA).

3.- Se les requiere el pago de la multa así como una carta de disculpa a la serie por las acciones ocurridas para levantar la suspensión descrita en el punto 1.

4.- Los gastos de reparación del vehículo (camioneta) de intervención de NASCAR Toyota serán divididos de acuerdo al criterio de la serie entre los pilotos involucrados y deben ser cubiertos a la serie como parte de la penalización.

5.- Queda bajo periodo de prueba hasta la mitad de la temporada 2014 y hemos sido requeridos para enviar este documento a los oficiales de NASCAR en Estados Unidos, quienes tienen el derecho de aplicar el mismo periodo de prueba en caso de ser necesario en las series de NASCAR en USA.

Es decir, que se condena a cada piloto a pagar unos 75000 dólares (más IVA) y a enviar una carta de disculpa a NASCAR México por lo sucedido, de esta forma queda sin efecto el punto 1 de la penalización (suspensión por tiempo indefinido, asistencia al banquete y recepción de premio), tendrán que pagar la reparación de la camioneta (daños leves) y a estar bajo el punto de mira de NASCAR la primera mitad de la temporada 2014, algo a lo que están muy acostumbrados los pilotos de la serie mexicana y de las estadounidenses. En definitiva, algo de dinero y ¡a correr!

Pero lo sucedido en el Hermanos Rodríguez es mucho más grave de lo que la organización quiere hacer ver, algo más que la travesura de dos jóvenes pilotos que no supieron hacer las cosas de una forma madura. NASCAR México debería hacer arremetido contra muchos más de los que al final lo hizo, conejillos de indias que han proporcionado un lavado de cara a la organización ante NASCAR con unas sanciones que parecen severas pero que en realidad no lo son.

La maniobra de Rafael Martínez podría hacer sido también considerada como "manejo agresivo y actitud antideportiva"; de la no aparición instantánea de banderas amarillas tras el accidente en toda la pista también se debería encontrar un responsable; al paso por meta debería haber ondeado únicamente la bandera amarilla y no la blanca, como sucedió, dejando a más de 3 decenas de coches rodando a más de 200km/h con la pista obstruida en la recta a la salida de la curva 2 ¿no se deben depurar responsabilidades de esto?; la salida de las asistencias a pista con la carrera en marcha ¿quién dio esa orden? ¿se dejan estas cosas a criterio del conductor de cada vehículo de asistencia?, aunque es bastante probable que ese acto espontáneo salvase a Hugo Oliveras de un mal mucho mayor, pues una coche de la organización cruzada en medio de la pista y con las luces prioritarias encendidas seguro que fue más fácil de ver y esquivar que el coche del patrón de HO Speed Racing; y por último, algunos pilotos, que pusieron en peligro a su propio compañero y a quienes le asistían, ya que llegando a la zona del accidente una vuelta después de éste, varios aprovecharon que otros levantaban el pie del acelerador para ganar posiciones, como bien se quejó de ello Jorge Contreras Jr. tras la carrera, ya que NASCAR Toyota Series no tomó ninguna medida en este sentido para asignar la posición a los pilotos que tenían antes del accidente.

La no aparición de las banderas de precaución al final de carrera, ¿fue debido a una orden de los oficiales NASCAR estadounidenses? Esto es algo que podría cuestionarse, tras lo sucedido en las últimas pruebas de la temporada en el Homestead-Miami Speedway. En la Ford EcoBoost 300 de la Nationwide Series, la decisión de no enseñar bandera roja en los últimos compases de la carrera fue muy criticada, al igual que fue cuestionado el no parar la carrera de la Sprint Cup Series debido al incidente de Paul Menard en el pit lane.

Muchas incorrecciones, irresponsabilidades, faltas de respeto entre los pilotos y errores de bulto que han desembocado en una sanción contra dos pilotos, actores secundarios de una terrible sucesión de despropósitos en la que se deberían haber depurado responsabilidades, muchas, pues todo el dispositivo de seguridad en el Autódromo Hermanos Rodríguez falló de forma estrepitosa en esos anárquicos 2 minutos. Y NASCAR estaba allí.

 









Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.