Keselowski supo esperar para lograr el triunfo en Las Vegas - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

10 mar. 2014

Keselowski supo esperar para lograr el triunfo en Las Vegas

4:33h.
Brad Keselowski logra en Las Vegas su primera victoria de la temporada, y su eventual billete para el Chase

Lamentablemente para el Jefe de Equipo de Dale Earnhardt Jr., Steve Letarte, sus palabras fueron proféticas en Las Vegas:



“Si el coche se queda sin gasolina, seguirá con la inercia suficiente para cruza la meta”, le decía Letarte a su piloto al ondear la bandera blanca de la última vuelta de la Kobalt 400, tercera prueba de la temporada de la NASCAR de la Sprint Cup Series disputada en el Las Vegas Motor Speedway.

Y eso fue exactamente lo que sucedió.


Después de rebasar a Brad Keselowski para colocarse en cabeza durante una dramática batalla en las últimas 15 vueltas de la carrera, Dale Earnhardt Jr. se quedó sin gasolina en la recta de atrás, a media vuelta del final, y simplemente permitió que la velocidad de su coche lo llevara hasta la meta para terminar a 1.531 segundos del Ford #2 del Team Penske.


Tras un ligero contacto con el muro exterior y una estrategia de pits fuera de secuencia, Keselowski logró la victoria por primera vez esta temporada, su primera en la pista de Las Vegas y la undécima de su carrera en la Sprint Cup Series.


Brad Keselowski también ganó la carrera de la NASCAR Nationwide Series del sábado para completar un doblete que no ocurría con un piloto de Ford desde que Carl Edwards lo hizo en Phoenix en 2010.


Dale Earnhardt Jr., el ganador de la Daytona 500 en la inauguración de la temporada, terminó en segunda posición por segunda carrera consecutiva. Paul Menard fue tercero, seguido por Joey Logano y Carl Edwards, para completar el Top 5 con tres Ford.


Jimmie Johnson, el seis veces campeón de la de la Sprint Cup Series, Ryan Newman, Kasey Kahne, Jeff Gordon y Matt Kenseth completaron el Top 10.


Gracias a su victoria, Brad Keselowski prácticamente asegura un puesto en el Chase for the NASCAR Sprint Cup.


El piloto del #2 no quedó sorprendido por la estrategia de Earnhardt Jr. y Letarte:



“Es un alivio para mi y el resto del equipo lograr una victoria tan temprano en la temporada y poder disfrutar las oportunidades para correr, en lugar de estar con estrés [por el Chase]”, dijo Keselowski. “El riesgo que corrieron Dale y Stevie con el #88 era lo que tenían que hacer. Fue un buen riesgo, porque no tenían nada que perder con este nuevo formato [del Chase].

“Creo que esto demuestra las oportunidades de poder competir sin estrés y estoy entusiasmado por poder tener las mías. No temo tomar esos riesgos y sé que (el Jefe de Equipo) Paul (Wolfe) tampoco, así que esperen a ver lo que pasa”, dijo Keselowski.

Comprometido con su apuesta que le ayudó a ganar en Daytona, Earnhardt Jr. se mantuvo en la pista en la vuelta 222, cuando se produjo la cuarta bandera amarilla de la carrera, provocada por suciedad sobre la pista.


Bajo esa bandera amarilla, Keselowski entró al pit lane para repostar, lo que lo devolvió a la secuencia de paradas del resto de los pilotos, con excepción de Earnhardt Jr., Carl Edwards y Denny Hamlin, que terminó decimosegundo.


Keselowski reinició desde el séptimo puesto, pero aceleró para adelantar a todos menos a Earnhardt Jr. y Carl Edwards, quien también se mantuvo fuera de pits durante la bandera amarilla. A dos segundos de Earnhardt Jr., Keselowski logró pasar a Edwards en la vuelta 245 y quedó con el líder en la mira.


A tres vueltas del final,  Brad Keselowski estaba a solo 0.296 segundos, el margen más estrecho al que estuvo antes de que el coche de Earnhardt Jr. empezara a perder velocidad a media vuelta del final.



“Hice dos vueltas muy rápidas justo después del reinicio (en la vuelta 226), para alcanzar una ventaja de unos 20 coches, y empecé a bajar la velocidad en las curvas para ver si alguien podía alcanzarme”, explicó Earnhardt Jr. “Así que iba muy precavido, pero cuando vi a Brad pasar al #99 (de Edwards), supe que iba a correr en aire limpio y que iba a ser más rápido que yo - lo fue todo el día - traté de seguir administrando la gasolina con la esperanza de que cuando quedara detrás de mi, lo podía mantener ahí".

“Seguí así hasta que la distancia fue la equivalente a unos unos ocho coches y entonces aceleré fuerte para mantenerlo atrás, cuando subí a las curvas 1 y 2 en las últimas vueltas, me sentí confiado en que no me iba a alcanzar si teníamos suficiente gasolina, pero no fue el caso”.

Con su estrategia de gasolina, Keselowski se mantuvo en la pista cuando el resto de los pilotos en la vuelta del líder entraron al pit lane en la vuelta 156, bajo la tercera bandera amarilla, también por desechos en la pista.


El Ford #2 de Keselowski y el equipo Team Penske sólo cambiaron dos neumáticos, ganando 2.5 segundos sobre Kevin Harvick, quien finalmente sufrió problemas mecánicos cuando trataba de alcanzar a Keselowski.


Harvick, ganador de la semana pasada en Phoenix, tuvo que llevar su coche al garaje en la vuelta 194 y terminó a 30 vueltas del ganador.


Keselowski cedió el liderato en un pit stop en la vuelta 196, pero lo recuperó brevemente en un ciclo de paradas bajo bandera verde.


Earnhardt Jr. se mantuvo fuera en la vuelta 226 y pudo aguantar por delante de Keselowski hasta la última vuelta.


La siguiente cita con la NASCAR Sprint Cup Series será el domingo que viene en el Bristol Motor Speedway.



Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.