The Winston 1992: "Una noche caliente" en Charlotte - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

16 may. 2014

The Winston 1992: "Una noche caliente" en Charlotte

13:28h.
Desde hace 24 años, The Winston, la primera carrera bajo las luces del Charlotte Motor Speedway, se recuerda como "One Hot Night"

En mayo de 1992, el Charlotte Motor Speedway hizo lo impensable hasta ese momento: iluminar una pista de carreras de 1.5 millas. Esta medida ayudó a revolucionar la NASCAR y marcó la pauta para más carreras en horario estelar en las pistas más grandes, incluyendo la de 2.5 millas del Daytona International Speedway.


Bruton Smith, Presidente de Speedway Motorsports Inc., y los responsbles de la pista trabajaron con MUSCO, empresa especializada en la iluminación de instalaciones deportivas, para construir el sistema de iluminación de $1,7 millones de dólares, el primero de su especie. La primera carrera que se disputó bajo las luces del Charlotte Motor Speedway fue The Winston, ahora conocida como el NASCAR Sprint All-Star Race.



"Te quedas sin palabras incluso ahora, al pensar en ello" - explica Robin Pemberton, Vicepresidente de competición de la NASCAR, que por aquel entonces era jefe de equipo de Kyle Petty - "Era un gran circuito para ser iluminado por primera vez. Fue lo más avanzado en aquel momento. Creo que desde el primer momento en que se rodó aquí - desde los pilotos hasta los jefes de equipo y los mecánicos - la adrenalina apareció y no desapareció hasta probablemente dos días después de la carrera".

Antes de The Winston en 1992, conocida incluso antes de empezar como "One Hot Night", hubo un gran despliegue publicitario, que consiguió generar una gran espectación. Por otra parte, existía preocupación por parte de los pilotos debido a las altas velocidades y el posible efecto estroboscópico que las nuevas luces pudieran producir desde el infield de la pista, desde los focos dirigidos hacia los pilotos.


Sin embargo, una prueba en las semanas previas a la bandera verde de The Winston hizo disipar todas esas preocupaciones. El a la postre ganador de la carrera, Davey Allison, y su jefe de equipo, Larry McReynolds, fueron algunos de los presentes en la prueba, y se mostraron encantados con la forma en que tuvo lugar la primera carrera bajo las luces.



"Esto va a ser genial, esto va a ser divertido, esto va a estar muy bien", opinaba entonces McReynolds.

Con una parrilla de 20 pilotos, dirigidos por Davey Allison desde la Pole y listos para hacer historia aquel 16 de mayo de 1992, The Winston comenzaba bajo una lluvia de flashes procedentes de las cámaras de fotos de los aficionados.



"Ahí es cuando nos dimos cuenta de que iba a ser una noche muy emocionante" - cuenta McReynolds - "Había mucho nerviosismo, muchas ganas de que llegara aquella noche. Pero sin ninguna duda, una vez que llegó el momento, el All-Star Race ascendió a un nivel completamente nuevo".

Después de ganar el primer segmento, Allison se encontró en la pelea por la victoria en el Shootout final de 10 vueltas. Dale Earnhardt lideraba sobre Kyle Petty, quie había ganado el segundo segmento, al ver la bandera blanca, con Allison cerca. A medida que los líderes rodaban por la recta opuesta, Earnhardt cerraba a Petty, y cuando los dos llegaban a la curva 3, Earnhardt perdía el control del Chevrolet #3. Con Petty intentando evitar a Earnhardt, se abría la puerta para Allison, y este disputaba la victoria con Petty hasta el final. Después de golpearse entre los dos, Allison chocaba contra el muro después de ver la bandera a cuadros de la The Winston.



"Dale me ha empujado hacia el interior de la recta opuesta, y cuando hemos llegado a la curva, ha perdido el control, y Davey se ha acercado a mí" - explicaba Richard Petty después de la carrera - "He intentado cerrarle y seguir hacia la meta, cada vez un poco más cerca. Al final hemos chocado, es culpa mia, supongo".

El coche de Allison se detuvo en la curva 1 , donde los trabajadores de seguridad y miembros del equipo del número 28 asistieron rápidamente al piloto.



"Llegué a la parte delantera del coche, miré a través del parabrisas, y vi que Davey estaba un poco caido, inconsciente" - recuerda McReynolds - "Por supuesto, yo estaba muy preocupado. Pero no mucho tiempo después empezó a moverse, así que sabía que estaba bien. Pero había recibido un golpe muy duro en el lado del conductor".

Uno de los recuerdos más claros que McReynolds tiene de esa noche es el viaje en ambulancia al centro médico de la pista:



"Bobby Allison bajó y estábamos ahí los tres. Davey seguía preguntando: ' ¿Qué ha pasado ? ' Le dije: ' Bueno, te has estrellado y has ganado The Winston. Cinco segundos después, me lo volvió a preguntar. Creo que me lo preguntó una docena de veces sólo en el corto trayecto de la curva 1 al centro médico de la pista".

Poco después, Davey Allison era transportado al hospital, por lo que no pudo celebrar la victoria en el Victory Lane. Aunque la atención se centraba en Allison, la multitud también tenía sus ojos puestos en el Chevrolet de Earnhardt, cojeando de vuelta a la calle de boxes para saludar a Petty.




"Kyle Petty y Dale Earnhardt se detuvieron en boxes, y los equipos fueron corriendo hacia los coches, y todo el mundo pensaba que iba a haber una gran pelea" - recuerda Pemberton. - "Todo lo que pasaba era que Earnhardt abrazaba a Kyle con una llave de cabeza, y todos los demás chocaban sus cinco por lo buena que había sido la carrera. En ese momento estas enfadado por no haber ganado. Pero aún así fue una gran carrera".




Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.