Jeff Gordon logra su quinto triunfo en Indianapolis - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

28 jul. 2014

Jeff Gordon logra su quinto triunfo en Indianapolis

9:37h.
Fue la victoria 90 en la carrera deportiva de Gordon, la tercera mayor cantidad en la historia de la serie, y un récord en el Indianapolis Motor Speedway

header_indianapolis


Cuando Jeff Gordon cruzó la mítica meta adoquinada del Indianapolis Motor Speedway para lograr su quinta victoria en la histórica pista el domingo, la importancia del hecho lo golpeó precisamente como un saco de adoquines, porque no solo había ganado la Crown Royal Presents The John Wayne Walding 400 at The Brickyard.


“¡Por Dios! Por fin me tocó el reinicio de mi vida”, dijo Gordon en la comunicación por radio con su equipo, refiriéndose al momento 15 minutos antes que logró superar a su compañero de equipo en Hendrick Motorsports, Kasey Kahne, en la vuelta 144 de las 160 de una de las carreras más importantes de la NASCAR Sprint Cup Series.


Exactamente 20 años después de su primera victoria en carrera inaugural Brickyard 400, Gordon cruzó la meta 2.325 segundos por delante de Kyle Busch, cuyos compañeros de equipo Denny Hamlin y Matt Kenseth, hicieron el 2-3-4 en la vigésima carrera de la temporada 2014.


Fue la victoria 90 en la carrera deportiva de Gordon, la tercera mayor cantidad en la historia de la serie, y un récord en el Indianapolis Motor Speedway, con lo que superó por una a su compañero de equipo Jimmie Johnson en el récord de más victorias en esta pista.


Además, le aseguró su boleto para el Chase for the NASCAR Sprint Cup, asumiendo que intente clasificar para las seis carreras restantes de la temporada regular.


Y aunque pueda molestar a algunos puristas de los coches que típicamente compiten en el óvalo de 2.5 millas, Jeff Gordon es ahora el único piloto con cinco victorias en la pista que ha sido el centro del automovilismo de Estados Unidos.



“No soy muy bueno en los reinicios y no lo fui hoy, pero finalmente me tocó el reinicio de mi vida, cuando más importaba”, dijo Gordon, quien le dio a Chevrolet su decimosegunda victoria consecutiva en Indy dentro de la Sprint Cup Series. “Una vez que adelanté empecé a pensar ‘No puedo creer que me esté pasando esto..."

“Me tuve que concentrar durante las últimas 10 vueltas para no mirar a las tribunas”, agregó Gordon, quien aumentó su ventaja en la Clasificación de Pilotos a 24 puntos sobre su compañero de equipo Dale Earnhardt Jr., quien terminó noveno el domingo. “De cuando en cuanto daba un vistazo y podía ver la reacción. Traté de no ponerle mucha atención, pero no fue posible.

“Este es un lugar tan grande y esta es una victoria tan importante en un momento crucial de la temporada y el campeonato. Todas esas emociones me superaron. Tener a mis hijos aquí. No hay nada mejor, especialmente en una de las carreras más importantes, que tener a tu familia contigo… Esto es también para todos esos fanáticos que a través de los años y cada fin de semana, han estado ahí para decirme ‘Creemos en la No. 5…. ahora ya tenemos la No. 5 … ¡Sí!"

Quizá a Gordon le costó creer lo que había pasado, pero Rick Hendrick, el propietario del equipo, de hecho había tenido una premonición sobre la carrera.



“Le dije esta mañana ‘Hoy es tu día’. Que haya roto el récord (de Johnson) es algo muy especial, Recuerdo la primera (victoria en 1994) y lo bien que nos sentimos entonces”, dijo Hendrick. “Esta se siente igual de bien”.

Joey Logano cruzó la meta en quinta posición, seguido de Kasey Kahne quien cayó hasta ese puesto en las últimas 17 vueltas, tras liderar 70, lo que lo había colocado como favorito para ganar al inicio de la carrera.


Kasey Kahne tomó la punta de Denny Hamlin tras el reinicio en la vuelta 73, seguido de Kyle Busch y durante las siguientes 24 vueltas mantuvo una ventaja sobre Busch que fluctuó entre uno y dos segundos, hasta que el Ford #21 de Trevor Bayne patinó y chocó contra el muro interior entre las curvas 3 y 4, lo que provocó la tercera bandera amarilla de la carrera.


Clint Bowyer, quien había entrado a pits segundos antes, se pudo mantener en la vuelta de los líderes y estaba de líder en la vuelta 102 cuando volvió la bandera verde, pero Kahne lo volvió a adelantar y Bowyer quedó detrás de Kahne, Busch y Gordon segundo después.


Busch perdió el segundo lugar ante Gordon en la vuelta 113 y se colocó detrás del Chevrolet #24 para liberar basura que se había acumulado en la parrilla del Toyota #18, pero Gordon aceleró para acercarse a Kahne, y eliminar la desventaja de 2.6 segundos, justo antes de que el Toyota de Ryan Truex se quedara sin poder sobre la pista.


“Una una de las malditas salidas”, gritó Gordon a través del radio, pero el coche de Truex se detuvo y los inspectores de la NASCAR no tuvieron otra opción que levantar la bandera amarilla por cuarta ocasión.


Kahne y Gordon lideraron al pelotón bajo la bandera amarilla, pero Kahne no reinció al mismo ritmo y le abrió la puerta a Gordon para tomar la punta entre la curva 1 y 2, mientras que Kahne cayó hasta el quinto puesto.


En el reinicio, tal como lo había pronosticado Alan Gustafson, el Jefe de Equipo del Chevrolet #24 durante una breve entrevista durante la carrera, quedó libre de enemigos hasta que cayó la bandera a cuadros para la quinta victoria de Gordon sobre los ladrillos de Indianapolis.



Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.