Dale Earnhardt Jr. ganó en Martinsville en una jornada fatal para los favoritos del Chase - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

27 oct. 2014

Dale Earnhardt Jr. ganó en Martinsville en una jornada fatal para los favoritos del Chase

13:20h.
header_martinsville_chase

En una jornada en la que dos de los favoritos del Chase tuvieron problemas catastróficos, Dale Earnhardt Jr. se llevó la victoria en la Goody’s Headache Relief Shot 500 disputada en el Martinsville Speedway, tras adelantar a Tony Stewart a cuatro vueltas del final y lograr su cuarta victoria de la temporada.


A 10 años y un día del trágico accidente aéreo en el que el equipo Hendrick Motorsports perdió a 10 de sus miembros, incluyendo al hijo del propietario Rick Hendrick, Ricky, Dale Earnhardt Jr. ganó por primera vez en la pista de 0.526 millas, y con ello el enorme reloj que había estado buscando durante toda su carrera deportiva.


Support your favorite driver in 2014 Chase for the Cup gear from Store.NASCAR.com


Dale Earnhardt Jr. arrancó en quinta posición en el último reinicio y de inmediato adelantó a Clint Bowyer y a otros tres rivales, incluyendo a Tony Stewart, para superarlo por solo 0.344 segundos. Su compañero de equipo, Jeff Gordon, logró la segunda posición y quedó en primera posición de la Clasificación del Chase por la NASCAR Sprint Cup.



“He tratado de ganar aquí durante muchos años”, dijo Dale Earnhardt Jr., quien logró su victoria número 23 en 538 carreras. “Este lugar es especial para mi. Lo he deseado durante mucho tiempo. Trajimos muy buenos coches y ahora estoy sin aliento, no solo por la victoria. Esto es muy emocionante”

“Tuvimos un gran equipo en los pits y (el Jefe de Equipo) Steve (Letarte) y sus muchachos trabajaron muy bien. Me dieron la oportunidad perfecta para ganar al cambiar los cuatro neumáticos al final (bajo la decimoquinta bandera amarilla en la vuelta 492 de 500). Todavía no lo puedo creer. Esto significa mucho para nosotros”

Las emociones fueron un poco ensombrecidas por la tragedia de hace una década:



“Perdí a mi padre (el 7 veces campeón de la NASCAR Sprint Cup Series, Dale Earnhardt Sr.) hace mucho tiempo y sé lo que esto significa”, dijo Earnhardt Jr., que quedó eliminado del Chase la semana pasada en Talladega. “No me puedo imaginar una pérdida de tal magnitud, como el hijo de Rick. Mi corazón ha estado con él todo este fin de semana y estoy feliz de haber tenido un buen coche para darle la victoria. Es en su honor. Estoy muy orgulloso de haber podido ganar con un coche de Hendrick. Ellos siempre ganan aquí”

Ryan Newman, otro de los ocho pilotos que todavía sobreviven en el Chase, cruzó la meta por detrás de Dale Earnhardt Jr. y Jeff Gordon, en su quinto final consecutivo en el Top 10, con lo que quedó detrás de Gordon en la clasificación, a tan sólo tres puntos.


Tony Stewart terminó cuarto y Joey Logano quinto, en su sexto final en el Top 5 en laas siete carreras disputadaas del Chase.


La jornada no fue tan favorable para Kevin Harvick y Brad Keselowski; Harvick se vio involucrado en un accidente tras un contacto con el coche de Matt Kenseth en la vuelta 228, que lo dejó fuera de la lucha por la victoria tras una larga parada para las reparaciones, con lo que terminó en el puesto 33, a 43 vueltas del ganador, y a 33 puntos de Jeff Gordon en la Clasificación.


Por su parte, Brad Keselowski, quien venía de ganar en Talladega para seguir con vida en el Chase, sufrió problemas mecánicos en su Ford #2 en la vuelta 434 y finalmente terminó en el puesto 31, a 31 puntos de Jeff Gordon.


Con cinco pilotos del Chase con siete puntos de diferencia tras la carrera de Martinsville, Keselowski y Harvick probablemente tendrán que ganar en Texas o en Phoenix para poder seguir en liza como uno de los cuatro que irán al Homestead-Miami Speedway para competir por el título en la última carrera del campeonato.


Kevin Harvick no se quedó tranquilo tras su desafortunada jornada:



“El (Kenseth) no ganará este campeonato”, prometió Harvick. “Si nosotros no ganamos, él tampoco”

Matt Kenseth, que terminó sexto a pesar de todos los problemas, se responsabilizó por el accidente:




“No lo culpo por sentirse así”, afirmaba Kenseth, que está situado a cinco puntos de Jeff Gordon en la Clasficación. “Fue un error y él fue la víctima inocente. Estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado. Lo entiendo totalmente, y por qué dijo lo que dijo. Pero él sabe que fue un error”




Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , , , , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.