Germán Quiroga: "En la NASCAR es muy difícil ganarse el respeto" - Oval Zone
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

3 dic. 2014

Germán Quiroga: "En la NASCAR es muy difícil ganarse el respeto"

11:57h.

Germán Quiroga ha vuelto a ser, un año más, el referente latino en las series nacionales de NASCAR, consiguiendo en este agonizante 2014 dos récords más que sumar a los ya conseguidos anteriormente, ser el primer mexicano en llegar en segundo lugar en una serie nacional (Gateway y Bowmanville) y conseguir la mejor clasificación de un piloto latino en la historia de las tres divisiones principales de NASCAR, al ubicarse en el sexto sitio final en la serie de camionetas; pero en una temporada de consolidación, quizá el mejor de los logros del piloto mexicano haya sido ganarse el respeto de equipos y rivales, fruto de su caballerosidad y su exquisita deportividad, tanto dentro como fuera de las pistas.


El piloto de la NASCAR Camping World Truck Series, en este cierre de temporada, analiza cómo ha sido este año, complicado como pocos, en el que algunos retos se conseguían y otros iban quedando por el camino, a la espera de una nueva temporada y de un futuro que pasa por conseguir el apoyo necesario para seguir demostrando su calidad al volante, persiguiendo el fin último: correr en la NASCAR Sprint Cup y dejar en lo más alto el nombre de México.


La temporada que acaba de concluir ha sido de nuevo una temporada en la que han aparecido muchas complicaciones, pero ¿cuál es su grado de satisfacción por lo conseguido en este su segundo año completo en la NASCAR Camping World Truck Series?


“Ha sido un año de crecimiento en el automovilismo, al igual que en lo personal; creo que he construido una plataforma sólida para seguir avanzando en las divisiones nacionales de NASCAR, si bien el no haber tenido la victoria es algo que me deja un poco a disgusto. Del otro lado de la moneda, me coloqué como el mejor resultado de un hispano en una división nacional de NASCAR en la historia, al terminar en sexto lugar de la tabla general, aunado a haber hecho cierres espectaculares en varias carreras, luchando por que cayera esa bandera de cuadros para México”

El año comenzaba con lo que no tuvo en temporadas anteriores: estabilidad presupuestaria y patrocinadores asegurados ¿cómo le influyó esto a la hora de enfocarse en las cosas realmente importantes para un piloto?


“Tuvimos un inicio sólido, el saber que teníamos continuidad ayudó mucho a esto y a que se desarrollaran las cosas con anticipación; esto es clave para que lleguen los resultados. Sin embargo a mitad de temporada mi equipo bajó la guardia y nos llegaron rectos, bajos y ganchos que nos quitaron puntos importantes para luchar por un mejor lugar en el campeonato; aunque había frustración, no me di por vencido en ese momento crítico de la temporada y luché por sacar el mejor resultado en cada una de las competencias con las armas con que contábamos”

En las primeras carreras encadenaba cinco top-10 consecutivos, que le hacían rozar el liderato del campeonato ¿cuál fue su secreto y el de Red Horse Racing para ser tan constantes y obtener semejante rendimiento?


“Como todo proyecto, ya que se conoce a la gente las cosas empiezan a fluir mejor, en el automovilismo; esto es crítico y no hay mejor muestra que los tres campeonatos que gané con Telcel en NASCAR México y los 6 campeonatos de Jimmy Johnson en la máxima división de NASCAR. Al yo haber estado un año previo en Red Horse Racing, conocí a la gente con la que iba a trabajar y empezamos siendo muy constantes y fuertes al inicio de la temporada”

Gateway fue quizá la mejor carrera en un óvalo que ha hecho en Estados Unidos, logrando el segundo lugar, primera vez que un mexicano lo conseguía en las series nacionales de NASCAR ¿opina lo mismo? ¿salió de esa carrera fortalecido o frustrado?


“Illinois (Gateway) fue un instante de motivación, pensé que las cosas iban a ser mucho mejor de ahí en adelante, pero me topé con lo contrario al ver que el equipo no desarrolló lo necesario para tener la velocidad que requeríamos, si bien ese segundo, aunado al de Canadá son el mejor resultado de un mexicano en las divisiones nacionales de NASCAR. Mis metas son mucho mayores y no lo tomo como la mejor hazaña de la temporada”
Como latino está usted batiendo todos los récords en las series nacionales, que van cayendo, uno tras otro ¿cambiaría todos estos logros por una victoria?

“Definitivamente no cambio todo lo que he pasado por una victoria, estas bases me van a servir de mucho para seguir construyendo este proyecto. El campeón de NASCAR Sprint Cup, Brad Keselowski, se tardó más de 60 carreras en las camionetas para obtener su primera victoria, sin embargo, hoy en día es uno de los mejores pilotos que tiene NASCAR”

En la primera carrera de Martinsville, cuando terminó la carrera tuvo usted un desagradable problema con su compañero de equipo, Timothy Peters, chocando ambos sobre la pista, pidiendo usted disculpas al equipo y él exigiéndole a usted respeto ¿realmente comenzó a torcerse la temporada en ese momento?


“Los problemas con mi compañero de equipo comenzaron cuando demostré ser más rápido y constante que él, no hay que olvidar que el tiene siete años dentro de Red Horse Racing y es el piloto consentido del equipo. Así es que, desafortunadamente, en vez de construir una relación sólida para que los dos avanzáramos, fue más fácil para él caminar por rumbos distintos y traicionarme, como lo dijeron en varios medios aquí en USA y en México”

Con la sucesión de carreras, comenzaban a alternarse buenos resultados con otros no tan buenos, que quizá ocultaban ambos una falta en el desarrollo de la camioneta #77 ¿qué sucedía en el equipo en ese segundo tercio de la temporada para no tener el nivel de competitividad del principio, llevándole a perder casi todas las opciones al título?


“Lo que sucedió a mitad de temporada fue que el equipo no trabajó ni desarrolló las camionetas apropiadamente; aún es fecha que no pueden resolver el problema y se están preguntando cómo le van a hacer para la segunda fecha de la temporada de 2015. No se trata de atinarle en el automovilismo, se trata de tener conocimientos y de estar abierto al cambio y creo que se quedaron con lo que se utilizaba hace varios años en la puesta a punto; hoy en día hay otros equipos que han evolucionado y son más constantes, fuertes y rápidos”

En esa franja de la temporada llegaba la cita en el único circuito mixto del año, en Bowmanville, Canadá, carrera en la que dio usted un paso muy importante para ganarse el respeto del resto de pilotos y equipos en NASCAR, donde lograba el segundo lugar, perdiendo la carrera por apenas un metro y medio. Seguro habrá visualizado miles de veces esa última vuelta ¿qué cambiaría de su proceder en esos últimos metros?


“Aún sigo pensando que no cambiaría nada, las cosas en la vida pasan por algo y ese detalle de no haber tenido ningún contacto con Ryan Blaney y pasarlo limpio va a pagar dividendos, no hay piloto de Cup ni dueño de equipo que no mencione que me gané el respeto de la comunidad, cosa que es más difícil de lograr como extranjero que ganar una carrera”

En cuestión de rendimiento las cosas mejoraban y en el último tercio de la temporada conseguía una buena camioneta, pero los resultados no le acompañaban, por diferentes razones, pero consiguiendo finalmente el sexto lugar del campeonato en Homestead-Miami y otro desagradable episodio con su compañero de equipo, que lo mandaba al muro en Texas ¿ha sido tan complicado el año como parece?


“Tuvimos la fortuna de tener carreras sólidas hacia el final de la temporada, con momentos de pelear por la victoria en los últimos metros de algunas carreras, es ahí donde demostramos que teniendo camionetas competitivas podemos lograr bastante, pero no teníamos constancia y eso nos afectó, en ocasiones con problemas con mi mismo compañero de equipo y en otras con una camioneta que no tenía la velocidad, es aquí donde creo que vino la hazaña más complicada: ser paciente y exprimirle hasta la última gota a la camioneta para poder cerrar la temporada en el sexto lugar del campeonato; en la última carrera podíamos caer hasta el décimo lugar del campeonato, pero no nos dimos por vencidos y mi experiencia ayudó a lograrlo”

¿Está feliz por cerrar definitivamente esta temporada?


“Sí estoy contento con lo logrado este año, aunque no feliz, porque extraño mucho estar arriba de un coche de carreras… ya cuento los días para que inicie la próxima temporada”

Se le ha visto muy integrado con su crew chief este año, pues con Rick Ren y Dan Stillman surgieron varios problemas que le hicieron perder un buen resultado en muchas carreras ¿ha sido Butch Hylton el mejor crew chief que ha tenido en Estados Unidos?


“Creo que con el ingeniero que he aprendido más ha sido con Butch Hylton (el ingeniero de 2014); fueron diferentes etapas, pero hoy que tengo más conocimientos. Sé que a Dan Stillman, mi ingeniero de 2013, le ataron mucho las manos durante toda la temporada 2013, desafortunadamente”


Su mejor momento en este 2014...


“Lograr cerrar la temporada dentro de los seis mejores pilotos del campeonato, pese a las adversidades que viví dentro y fuera de la pista”

¿Y el peor?


“Muchos momentos muy desagradables desde enero, por cuestiones políticas que sólo frenan el desarrollo y el talento de varios pilotos mexicanos”

Hablemos de su futuro en 2015 ¿por donde pasa, camionetas, Xfinity (todavía denominada Nationwide) o ambas? ¿Red Horse Racing o ese ya es un ciclo que se acaba? ¿cómo va con el tema de patrocinios?


“Desafortunadamente no hay planes para 2015, lo único que tengo por delante es trabajar para buscar una oportunidad”

Por último, seguro que quiere dedicar unas palabras para sus fans, patrocinadores (NET10 Wireles y OtterBox), familia, medios de comunicación y amigos, que han estado todos muy pendientes de usted, insuflándole todo el apoyo necesario fecha tras fecha, siguiéndolo y disfrutando la pasión común que los une, el automovilismo.


“Muchas gracias a todos los que estuvieron constantemente apoyándome en cada competencia, al igual que a los que no dejaron de escribirme en las redes sociales, nunca me he dado por vencido y eso me llevo a ser el primer y único tricampeón de México, al igual que a llegar a USA con una mano adelante y otra atrás y hoy contar con dos temporadas en una división nacional de NASCAR, logrando dejar huella. Voy a seguir luchando por oportunidades y buscando la manera de seguir adelante, su apoyo es muy importante para mí. A mi familia y amigos que siempre están a mi lado y me extienden su mano cada vez que el terreno está sinuoso, muchas gracias, no sé cómo voy a poder regresar un poco de lo mucho que me han brindado”

“Por último, a mis patrocinadores NET10 Wireless (quien ya no regresa para apoyarme en 2015) gracias por confiar en mi estos años y volver este proyecto una realidad, y a OtterBox de igual manera muchas gracias, hemos tenido varias caídas pero siempre hemos estado bien protegidos, así es que no nos pasa nada. Vamos por más”

Con todo en el aire para la siguiente temporada, el piloto mexicano afronta con la confianza que da la veteranía estos meses en los que su trabajo se transforma, viviendo prácticamente en un avión, cambiando el volante de su vehículo por un maletín con laptop y muchos papeles, negociando con los posibles patrocinadores y ofreciéndoles lo que durante dos años ha sido toda una certeza, que Germán Quiroga es el máximo exponente latino en las series nacionales de NASCAR, que es la mejor apuesta para que las empresas vean representada su marca en NASCAR con las mejores armas posibles y con la rentabilidad garantizada.





Si te gustó esto ¿nos regalas un "me gusta"?

Etiquetas: , ,











 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.