Sprint Cup Series
2 comments

Final de temporada NASCAR: los campeones están aquí

by on 20/11/2012
 

Ya estamos en la cuarta semana del mes de noviembre. Y eso significa una cosa: NASCAR se ha acabado, una vez más. Como en los últimos años, la temporada finaliza a mediados de noviembre y lo hace en el Ford Championship Weekend, el fin de semana que Ford organiza desde 2002, en el que las tres categorías nacionales de NASCAR cierran su temporada en el circuito de Homestead-Miami. Normalmente, aquellos que entran como líderes en Miami siguen líderes y se proclaman campeones de sus respectivas categorías. En esta ocasión, nada se salió del guion y los tres líderes de las categorías se llevaron los títulos.

El viernes por la noche, la Camping World Truck Series se decidía con una batalla a cinco bandas, aunque solo tres pilotos tenían opciones realistas de victoria. James Buescher partía con las mejores opciones y decidió correr de forma conservadora, salvando posibles daños. Joey Coulter (que acabó tercero) y Parker Kligerman (séptimo) no tuvieron opciones serias para ganar el campeonato e hicieron su carrera. Timothy Peters estuvo buena parte de la carrera por delante de Buescher, pero con un camión bastante suelto, que le impidió subir muchas posiciones dentro del top-10.

Quien más cara plantó fue Ty Dillon. El menor de los hermanos estuvo muy agresivo y llegó a ponerse segundo a falta de cinco vueltas. Pero el campeón de las K&N East, Kyle Larson, intentó adelantar a Dillon por el interior cuando éste ya había cerrado la puerta. Ambos se tocaron y se fueron contra el muro, provocando la aparición de la bandera roja, y dinamitando las opciones de Dillon. La carrera la ganó Cale Gale, seguido de Kyle Busch y de Coulter. Kligerman fue séptimo, Peters octavo, Buescher decimotercero y Dillon acabó vigésimo quinto.

En cuanto a la clasificación final, Buescher ganó con seis puntos sobre Peters, 19 sobre Coulter, 24 sobre Dillon y 30 sobre Kligerman. A destacar que dieciséis pilotos han ganado este año y que solo cuatro han repetido victoria: James Buescher ha ganado cuatro carreras, mientras que Timothy Peters, Nelson Piquet Jr. y Johnny Sauter han vencido en dos.

Bajo las luces de la noche del sábado, otra batalla, en esta ocasión a tres bandas, decidía el título de la Nationwide Series. El campeón en título, Ricky Stenhouse Jr. buscaba revalidar su corona, y contaba con una ventaja que podía ser decisiva respecto a los dos pilotos del equipo de Richard Childress: el ex Sprint Elliott Sadler y Austin Dillon, el hermano mayor de Ty.

Dillon fue tan agresivo como su hermano y lideró varias vueltas, hasta que cedió en su empeño y dejó la victoria de la carrera a Regan Smith, que en 2013 competirá en esta categoría y que volvía (con éxito) por primera vez desde 2007. Le siguieron Kyle Busch y Brendan Gaughan. Dillon acabó quinto. Stenhouse Jr. tuvo problemas en boxes pero pudo mantener un buen ritmo, siempre alejado del muro exterior; acabó sexto. Sadler fue noveno, en una carrera en la que fue de más a menos.

Con la victoria en el campeonato, Ricky Stenhouse Jr. se convirtió en el octavo piloto que gana dos títulos de Nationwide, y el sexto que gana dos campeonatos consecutivos. Le ayudaron sus seis victorias, respecto a las cuatro de Sadler y las dos de Dillon, a quienes sacó 23 y 24 puntos respectivamente. En una temporada que no quedó tan marcada por las intervenciones de los pilotos de la Sprint Cup (a pesar de las nueve victorias de Joey Logano), Stenhouse Jr. revalidó el título y sube a Sprint con el bicampeonato bajo el brazo.

Y en la máxima categoría, la Sprint Cup, tampoco hubo sorpresas y el líder se llevó el título. En la tarde del domingo, aunque acabando también bajo la luz de la noche, Brad Keselowski buscaba su primer título en la Sprint Cup, con parte del mismo equipo que ganó la Nationwide en 2010. El único que podía evitar la proclamación del Blue Deuce era el cinco veces campeón Jimmie Johnson.

Keselowski se mantuvo rondando el top-10, mientras que Johnson atacó desde el inicio buscando subir posiciones y colocarse en cabeza para poner nervioso al piloto de Penske. A falta de 50 vueltas, Keselowski se quedó sin gasolina y tardó un poco en llegar a boxes, saliendo vigésimo cuarto y doblado. Poco después, Johnson, que iba líder, entró para hacer su última parada. Pero el pentacampeón tuvo que volver a entrar por no ajustar bien una tuerca de la rueda trasera izquierda. Y a falta de 42 giros, volvió a boxes, con un problema mecánico que no se pudo solventar. La carrera la ganó Jeff Gordon, seguido de Clint Bowyer y de Ryan Newman.

El título cayó del lado de Keselowski, que ganó con 39 puntos de ventaja sobre un excelente Bowyer y 40 sobre Johnson. El piloto de Michigan rompió varias estadísticas: es el primer piloto vencedor del campeonato que no conduce para Chevrolet desde que Kurt Busch ganara en 2004. Dodge (cuyo último título logró Richard Petty en 1975) se va a lo grande, con un título y sin descartar un posible regreso.

Así acabó la temporada NASCAR. Tres campeones, tres marcas diferentes. Tres nombres que añadir a los anales, dos de ellos nuevo en sus categorías. El año que viene, más. ¿Y mejor?

comments
 
Leave a reply »

 
  • paco
    21/11/2012 at 23:19

    Parecia que iba a ser una carrera decidida, muy dificil para jimmie, pero justo cuando, estabaa mas emoccionante, van y pierden una tuerca…. enhorabuena para brad porque se ha merecido ganar el campeonato. Y me ha sorprendido lo que has escrto sobre que solo han ganado la copa corredores con chevys! pues ya era hora que cambiara esto.
    Yo tambien sigo la nascar desde hace poco y la verdad es que engancha.
    Saludos

    Responder

  • Héctor
    22/11/2012 at 19:10

    Brad se lo ha merecido, pero ahora su objetivo será demostrar que el título no es casualidad, y que puede ganar más.

    Lo de los Chevys es porque hay más que de otras marcas. Además del talento de los ganadores de los últimos años, que eran Johnson y Tony Stewart.

    Responder

Leave a Response