Oval Zone: Darrell Waltrip
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

En Oval Zone...

Mostrando entradas con la etiqueta Darrell Waltrip. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Darrell Waltrip. Mostrar todas las entradas

30 mar. 2016

Darrel Waltrip y Jeff Gordon confirman su amistad

6:03h.

El respeto entre Jeff Gordon y Darrell Waltrip ha estado allí desde el inicio, resultado de los tantos años de rivalidad como pilotos de la NASCAR. Sin embargo, el entendimiento entre ambos, ahora como compañeros de trabajo en FOX, ha sido un poco más lento de materializar, pero a lo que han considerado como una dosis extra de diversión.

"Entendemos la diferencia de edad y las diferentes eras en las que fuimos dominantes en nuestro deporte, el respeto que nos tenemos Darrell Waltrip y yo ha estado allí desde siempre", dijo Gordon. "En la cabina, no siempre estamos de acuerdo con lo mismo, pero esto nos permite divertirnos aún más".

Para Gordon, estas diferencias de opinión no deberían de ser captadas como controversias.


"Yo no diría que son desacuerdos, más bien diferencias de opinión", continuó Gordon. "Lo mejor de todo, sin importar quién tenga la razón y quién esté equivocado, es que sonreímos al respecto, nos damos una palmadita y seguimos con lo nuestro. Creo que al inicio los fanáticos lo estaban tomando de la manera equivocada, como que si era que no nos caímos bien".

"No... solo es que tenemos diferentes maneras de ver las cosas y eso lo vamos a expresar, pero al final también nos vamos a divertir, a disfrutar de esas diferencias y no tomarlas de manera personal".

Waltrip hizo eco a este sentimiento a través de una publicación en FOXSports.com.

"Algunos de ustedes han dicho en las redes sociales que hay fricción entre nosotros, pero créanme, están muy equivocados", escribió Waltrip. "Solo porque no coincidamos en algo, no quiere decir que no me caiga bien o que no le caigo bien. ¿Quién quisiera tener una cabina en la que todos coincidieran con lo mismo? Yo no, seguro".

Gordon puso punto final a su carrera como piloto de la Sprint Cup tras el cierre de la temporada 2015. En total, el ex piloto de Hendrick Motorsports logró 93 victorias y cuatro campeonatos.

En 2016, Gordon se unió al equipo de FOX como analista de la Sprint Cup, rol en el que semana a semana se siente más cómodo.

21 nov. 2010

NASCAR Sprint Cup Series: Sólo puede quedar uno

2:00h.
La suerte está echada. Después de un largo campeonato, iniciado allá por el mes de Febrero en Daytona, la temporada 2010 de la NASCAR Sprint Cup Series vive su último fin de semana. Tres días en los que tres pilotos se juegan el todo por el todo, y en el que solamente uno pasará a la historia por ser campeón.

Tras 35 carreras y 10511 extenuantes y divertidas vueltas, todo se reduce a las últimas 400 millas.

En lo que está siendo el final de campaña más apretado desde que se utiliza el Chase para definir al campeón, los tres primeros de la general llegan a Miami con todas las opciones del mundo para levantar la copa.

Denny Hamlin es el que manda (o eso dice él…), ya que si gana la carrera, o queda en segunda posición y lidera el mayor número de vueltas, será campeón hagan lo que hagan los demás.

Sencillo, ¿no?

Jimmie Johnson está sólo a 15 puntitos, y viene de recuperar terreno en Phoenix con otra acertada decisión de Chad Knaus. Además, la actuación de su nuevo grupo en el box fue impecable, así que mientras Hamlin tiembla, el tetracampeón se crece.

¿Y qué pasa con el tercero? Harvick ha demostrado ser el piloto más regular durante todo el año, y es el que mejor posición final media tiene en Homestead. Cuando la mayoría se centra en los dos primeros, el número 29 puede teñir de amarillo el Victory Lane de Miami.

Realmente, la igualdad es máxima, y todo puede pasar.

Durante esta semana, los tres pilotos deberán luchar contra sus miedos, deberán lidiar con sus emociones, y deberán preparar la crucial carrera lo mejor posible. Cualquier fallo de concentración, cualquier error, supondrá decir adiós al título.

Mientras Hamlin y Harvick intentan calentar el ambiente con mensajes en las redes sociales, el defensor del título se ha abstraído completamente de todo lo que le rodea.

Hamlin defiende que tiene el campeonato bajo control, por llegar a la última carrera como líder, y Harvick avisa sobre una posible penalización a mitad de carrera, que pueda dejarle al margen. Como respuesta, Darrell Waltrip les recuerda que lo tendrán muy difícil para batir a Johnson y su equipo.

Todos los aficionados que esperamos con impaciencia la carrera del domingo podemos especular con lo que puede pasar. Lo ideal sería ver una carrera emocionante, donde los tres se la jueguen en la última vuelta, y el que gane la Ford 400 sea el justo campeón.

Pero con 43 coches en pista, la suerte jugará un papel fundamental en el desenlace final. En cualquier momento, un lance de carrera puede dar al traste con las aspiraciones de alguno de los tres aspirantes, y convertir a alguno de los demás competidores en el verdadero protagonista del final de campeonato.

Y cómo no, la teoría de la conspiración puede aparecer de nuevo, ya que la NASCAR también podría erigirse como juez y verdugo a la hora de tomar una decisión que pueda condenar a alguno de los tres candidatos.

En un deporte donde la tecnología, el profesionalismo, la ingeniería y el trabajo duro son elementos primordiales, la suerte es la que manda.

Y en Homestead es posible que pueda ser el factor más importante a la hora de decidir el campeón.

Nadie sabe cómo será la carrera, ni lo que ocurrirá durante esas 400 millas. Lo que si es seguro es que, al final, sólo puede quedar uno.

11 may. 2010

¿Por qué odias a Jimmie Johnson?

9:06h.
El pasado sábado por la noche, el cuatro veces campeón de la NASCAR Sprint Cup, Jimmie Johnson, era embestido violentamente por el descontrolado coche de A.J. Allmendinger, y terminaba prematuramente su participación en la Southern 500 del Darlington Raceway.

Hasta aquí ninguna novedad. Un lance de carrera en el que el número 48 estaba en el lugar equivocado en el momento menos oportuno. Pero lo que realmente llamó la atención fue el estruendo de júbilo de la grada al ver que el piloto californiano abandonaba la prueba.

¿Es Jimmie Johnson el nuevo "malo" de la película?

Historicamente los fans de la NASCAR han odiado a pilotos como Darrell Waltrip, Dale Earnhardt, Rusty Wallace, Jeff Gordon o Kyle Busch, quienes realmente podían variar el signo de la competición con su conducción agresiva, a veces violenta, pero que tras bajar del coche sus declaraciones eran comparadas con el lloriqueo de un niño al quejarse. A muchos esas actitudes les gustaban, pero también eran odiadas por otros.

Hoy en día los fans de la NASCAR odian la monotonía y la neutralidad, o lo que se conoce como "Pilotos Vainilla". Jimmie Johnson lleva 4 años ganando el campeonato con superioridad, practicamente sin hacer ruido, simplemente haciendo bien su trabajo y siendo superior en la pista. Llegar, correr y ganar. Y a la pista siguiente.

Durante estos cuatro años de boca de Johnson no ha salido ni una palabra malsonante, ni un quejido, y en ningún momento pierde los nervios y la compostura. Su exageradamente moderado estilo ha llegado a ser mal visto por una gran cantidad de fans.

La temporada pasada, Kyle Busch tenía el "honor" de ser el piloto más odiado, pero ahora mismo, Johnson le ha arrebatado el cetro.

Este año, cuando Johnson gane, los abucheos irán en aumento, y cuando tenga mala suerte como la pasada carrera en Darlington, los gritos de júbilo se oirán  mucho más lejos.

Aunque esto también puede ser visto de otro modo: Jimmie Johnson es el piloto número 1, en todos los sentidos.

14 feb. 2010

Daytona 500

9:00h.
La Daytona 500 ha sido la carrera más prestigiosa de la NASCAR desde su fundación, y no solamente por la gran suma que se embolsaba el vencedor, sino también por el prestigio de ser el piloto vencedor en una de las pruebas más duras del automovilismo mundial. Desde su primera edición, en el año 59, en la que Lee Petty se impuso a Johnny Beauchamp en un apretadísimo final, que tuvo a los aficionados 3 días en vilo hasta que se anunció el ganador, en Daytona se han vivido algunos momentos inolvidables, que permanecerán escritos con letras de oro en la historia del automovilismo. A continuación, algunas e las ediciones más memorables de la Gran Carrera Americana:

En 1960, Robert “Junior” Johnson logró terminar delante de sus 67 rivales tras disputar la carrera con un coche “viejo y lento”. Lo consiguió al utilizar el “drafting”, o rebufo, para adelantar a los líderes de la prueba. Era la primera vez que un piloto empleaba este efecto aerodinámico, desconocido en aquel entonces, y que caracteriza desde sus inicios a las carreras que se disputan en Daytona.

Pilotando un potente Plymouth, empujado por el nuevo motor Hemi, Richard Petty lideró 184 de las 200 vueltas de la carrera de febrero de 1964, para lograr su primer triunfo en un Superspeedway. Un dominio similar demostró Mario Andretti tres años después, al imponerse en la Daytona 500 tras liderar 112 del total de 200 vueltas.

El año 1970 comenzaba con el record de clasificación de Cale Yarborough, con una media de 312,237 km/h. La carrera fue una prueba de eliminación, ya que uno tras otro los pilotos iban quedándose en el camino. En la vuelta 192, Pete Hamilton rebasaba a David Pearson y lograba imponerse en la primera de las 4 Daytona 500 de su carrera deportiva, ante una multitud de 103.800 espectadores, record absoluto de asistencia hasta la fecha.

Debido a la crisis del petróleo de 1973, la temporada del año 74 empezaba con recortes en la longitud de las carreras, por lo que la Daytona 500 se disputó a 180 vueltas, con una distancia total de 450 millas. Tras iniciar la carrera en la vuelta 21, Richard Petty logró imponerse por quinta vez en la Gran Carrera Americana, aunque con una velocidad media bastante baja, debido a las 53 vueltas que se disputaron bajo bandera amarilla.

La Daytona 500 de 1979 era la primera carrera de 500 millas retransmitida íntegramente en directo por televisión, ya que hasta ese momento, las carreras largas solo tenían cobertura en las vueltas finales. El canal de televisión CBS introdujo la novedad de las cámaras a nivel de pista, y lo que hoy en día es imprescindible, las cámaras dentro de los coches. El accidente de Cale Yarborough y Donnie Allison, los dos líderes de la prueba en la última vuelta, y la consiguiente pelea entre ambos a puñetazos en el infield, dio a la CBS un increíble record de audiencia, y fue el espaldarazo definitivo para que la NASCAR se convirtiese en uno de los deportes más seguidos del país. La carrera fue ganada por Richard Petty, que rodaba a media vuelta de distancia, y que recibía el premio de sumar una nueva Daytona 500 a su enorme palmarés.

La primera edición de la década de los 80 fue ganada por Buddy Baker, siendo la más rápida de la historia, con una media de 177,602 mph (285,809 km/h), anunciando las marcas que se batirían un par de años después. En 1983, Cale Yarborough fue el primer piloto en rodar en una vuelta de clasificación por encima de las 200 mph (320 km/h). Sin embargo, en la segunda de sus vueltas, perdió el control de su coche y voló con el en la curva 4. Comenzando la carrera con el coche de reserva, logró imponerse al adelantar en la última vuelta a Buddy Baker. Un año después, volvió al Victory Lane tras adelantar de idéntica manera a Darrell Waltrip.

La edición de 1988 fue la primera con la utilización de “Restricor Plates”, para reducir de forma drástica las velocidades que ya se alcanzaban tanto en Daytona como en Talladega. Con la incertidumbre de cómo iba a funcionar la nueva normativa, se disputó la carrera, que fue ganada por Bobby Allison, seguido por su hijo, Davey Allison. Ambos lo celebraron juntos en el Victory Lane. Otro de los momentos por el que se recordará esta carrera fue el tremendo accidente de Richard Petty en la vuelta 106. Tras elevarse del suelo, fue golpeado por varios rivales antes de detenerse completamente. En ese momento aparecía en Daytona el fenómeno del “Big One”, accidente masivo que suele ocurrir en las carreras de Daytona y Talladega. El año siguiente Darrell Waltrip logró imponerse pilotando el coche nº 17, en su decimoséptimo intento. Lo celebró con un curioso baile, que hoy en día se sigue recordando.

La década de los 90 se recuerda por los sucesivos intentos en los que Dale Earnhardt no logró la victoria. En 1997 Jeff Gordon se convertía en el piloto más joven de la historia en ganar la Daytona 500, terminando tras él sus dos compañeros del equipo Hendrick Motorsport, Terry Labonte y Ricky Craven. Gordon repetiría triunfo 2 años después.

En 1998 Dale Earnhardt ganó por fin la Daytona 500, tras 20 años intentándolo, y habiendo terminado en segunda posición en varias ocasiones. Tras su triunfo, el coche nº 3 entró lentamente en la línea de boxes, siendo saludado por todos los miembros de los equipos rivales. La victoria fue celebrada por todos, siendo uno de los momentos más esperados en la historia de la NASCAR.

Desgraciadamente, la Daytona 500 disputada 2 años después será recordada por la muerte del gran ídolo de este deporte. En la última vuelta, el famoso coche nº 3 golpeaba el muro, mientras Michael Waltrip lograba la victoria, seguido por Dale Earnhardt Jr., ambos pilotando coches del equipo Dale Earnhardt Inc. Esta era la primera carrera retransmitida por el canal de televisión FOX, y comentada por el hermano del vencedor, Darrell Waltrip.

En el año 2003 Dale Earnhardt Jr. lograba una de las victorias más memorables, justo 6 años después del triunfo de su padre.

Durante esta década, la hora de inicio de la prueba fue retrasándose, para terminarla bajo los focos. La edición del año 2007 será recordada por su increíble final. Mark Martin era rebasado justo antes de la meta por Kevin Harvick, mientras por detrás un gran accidente hacía terminar la carrera a Clint Bowyer deslizándose sobre su techo.

El año 2008 se celebro el 50 aniversario de la Daytona 500. La primera carrera con el nuevo modelo de competición, el COT, era ganada por Ryan Newman en un nuevo emocionante final, celebrando el medio siglo de vida de la Gran Carrera Americana.

La de hoy se presenta espectacular. El aumento de la potencia de los coches, junto a la permisividad de la NASCAR en cuanto al uso del bump drafting en las curvas, hace suponer que veremos una de las mejores Daytona 500 de los últimos años. A ver si no nos equivocamos. ¡Que la disfrutéis!

                     


 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.