Oval Zone: Richard Childress Racing
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

En Oval Zone...

Mostrando entradas con la etiqueta Richard Childress Racing. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Richard Childress Racing. Mostrar todas las entradas

11 may. 2016

La moda retro llega a Richard Childress Racing

16:10h.


El equipo Richard Childress Racing presentó sus autos con look retro para el fin de semana de Labor Day en Darlington.

El No. 3 de Austin Dillon y el No. 31 de Ryan Newman rendirán homenaje a la primera victoria del equipo en el Riverside International Raceway en la Budweiser 400 de 1983, cuando Ricky Rudd lideró 57 de las 95 vueltas, en lo que fue también su primera victoria.

El auto de Dillon llevará los colores del Chevrolet de Rudd, patrocinado por Piedmont Airlines.

Todos los autos con look retro para la Bojangles' Southern 500 (4 de septiembre, 6 PM, Este por NBC, MRN, SiriusXM NASCAR Radio).

18 sept. 2015

Richard Childress Racing busca la victoria en el arranque del Chase

14:48h.
Chicagoland Speedway

Medio segundo. Eso fue lo que le faltó a Ryan Newman para completar su temporada de ensueño y lograr el campeonato de la NASCAR Sprint Cup Series la temporada pasada.


Esa fue la diferencia con la que Kevin Harvick lo aventajó al cruzar la meta en el Homestead-Miami Speedway en noviembre pasado en lo que pudo ser su campeonato, a pesar de no haber ganado una sola carrera toda la temporada.


El piloto del Chevrolet número 31 de Richard Childress Racing está de vuelta en el Chase y arrancará en busca de esa elusiva victoria en el inicio de la serie de 10 carreras con la MyAFibRisk.com 400 en el Chicagoland Speedway (domingo, 3 PM, Este por NBCSN).


“Al final la consistencia fue la diferencia”, opina Newman sobre la temporada pasada. “Pero eso no significa que será igual esta vez”


El piloto que no ha ganado una carrera desde el 28 de julio de 2013 en Indianapolis – una racha de 78 carreras -, entiende todos los riesgos del formato de competencia en el Chase:


“No hemos estado a la altura que debemos estar para ganar el campeonato, pero tenemos 10 carreras para cambiar eso. Tenemos que ganar. Sobre todo en la última carrera, así que debemos estar listos para llegar a eso”


Ryan Newman cuenta con 17 victorias en la Sprint Cup Series, incluyendo la Daytona 500 (2008) y la Brickyard 400 (2013), y tiene a su favor el hecho de que es uno de cinco pilotos en el ChaseJeff Gordon, Kyle Busch, Brad Keselowski y Matt Kenseth – que han ganado en las tres pistas de la primera ronda (Chicagoland, New Hampshire y Dover).


“Nuestro objetivo es ir y hacer el mejor trabajo posible. Pero debemos estar listos. No hemos liderado suficientes vueltas, no nos hemos puesto en posición de competir por las victorias, y eso es lo que se necesita para avanzar a la siguiente ronda”


Además de Newman, el equipo Richard Childress Racing tiene a Paul Menard en el Chase, tras clasificarse en noveno puesto de la Clasificación de Pilotos que competirán por el título.


“Obviamente estoy emocionado por estar en el Chase”, admite Menard, quien tampoco ha ganado esta temporada. “Y una vez que estás dentro, todo es posible”


De los 16 pilotos en competencia, Menard es el que ha estado en más carreras sin victoria (150) desde que ganó el 31 de julio de 2011 en Indianápolis, y fue testigo de la angustia de Newman la temporada pasada:


“Tal como vimos con Ryan el año pasado, una vez que estás dentro tienes que hacer tu trabajo”, afirma Menard. “Creo que podemos lograr lo mismo. Solo tenemos que ser consistentes todas las semanas. Tenemos autos rápidos, pero una mala carrera puede ser la diferencia”


“Ryan ya demostró lo que se puede lograr”

26 sept. 2014

Richard Childress Racing a la caza del Monster Mile

15:00h.

Richard Childress Racing llega a Dover con una buena racha, que espera continuar.


Antes de la carrera del sábado pasado en el Kentucky Speedway, Chase Elliott, Michael McDowell y Sam Hornish Jr., acapararon la atención de la NASCAR Nationwide Series. Sin embargo, el equipo Richard Childress Racing robó el show.


Los pilotos Brendan Gaughan, Brian Scott y Ty Dillon lograron un 1-2-3, y Cale Conley terminó sexto para completar una jornada aplastante en el trióvalo de 1.5 millas.


Support your favorite driver in 2014 Chase for the Cup gear from Store.NASCAR.com


Por lo tanto, el equipo Richard Childress Racing entra a la Dover 200 (sábado, 3:30 PM, Este por ESPN 2) con una buena racha que espera continuar.


En Kentucky, Gaughan adelantó a Dillon y Elliott poco después del reinicio final para lograr su segunda victoria de la temporada y espera lograr la tercera en el Monster Mile, donde tiene promedio de posición final de 14.4.



“El Dover International Speedway es una pista muy divertida”, dijo Gaughan. “Me gusta que se puede correrá a veces hasta 150 vueltas sin banderas amarillas. Y me considero bastante eficiente en las paradas a pits bajo bandera verde. El equipo de pits me ayuda mucho”

El segundo puesto de Scott el fin de semana pasada, lo catapultó al cuarto puesto de la Clasificación de Pilotos y ahora el piloto de 26 años parece encaminado a su primera victoria en la NASCAR Nationwide Series. Tiene una racha de 10 finales dentro del Top 10 en sus últimas 11 carreras y espera mejorar el séptimo puesto que logró en Dover en mayo pasado.



“No podemos celebrar en el garaje porque tuvimos una buena noche en Kentucky”, dijo Scott. “Nos tenemos que enfocar en Dover, Kansas, Charlotte y el resto de las carreras en el calendario para trabajar aún más duro y mantener el buen ritmo”

Aunque terminó tercero, Ty Dillon dominó en Kentucky todo el fin de semana, tras ganar la Pole Position y liderar 155 de las 200 vueltas.


Marcha tercero en la Clasificación de Pilotos y espera poder reducir la diferencia de 38 puntos con Elliott, el líder de la serie, con otra buena actuación en Dover, donde tiene dos finales en el octavo puesto en tres carreras.




“Hay que ganar carreras”, dijo Dillon sobre las seis fechas restantes del calendario. “Tenemos el potencial, solo tenemos que lograrlo. El fin de semana en Kentucky demostramos que podemos liderar vueltas, estar en el Top 5 y mantenernos en pelea por el campeonato”


11 dic. 2013

El 3 regresa a la NASCAR Sprint Cup Series

17:15h.

CONCORD, NC. - Uno de los números más icónicos en la historia de la NASCAR Sprint Cup Series volverá a las pistas en 2014 de la mano de Richard Childress Racing y su piloto Austin Dillon.


Dillon, campeón de la NASCAR Nationwide Series la temporada pasada, llevará el número 3 del legendario Dale Earnhardt, 7 veces campeón de la Cup Series que perdió la vida en un accidente en la Daytona 500 en 2001 precisamente pilotando con ese número.


El anuncio realizado en el Charlotte Motor Speedway durante las pruebas de aerodinámica para la próxima temporada, se puede archivar en el departamento de los "secretos peor guardados", ya que el propio equipo había insinuado el nieto del dueño de su propietario podría pilotar el 3 en el 2014.


Y el propio Austin Dillon ha hablado abiertamente sobre esa posibilidad en la última carrera de la temporada en Homestead-Miami Speedway.




- "Siento la presión de ese número porque quiero hacerlo lucir bien ante los fans" - ha comentado Dillon. - "Es algo muy especial en nuestra familia [...] y tener la oportunidad y el equipo es algo que siempre estará cerca de mi. Llevarlo es algo que me dará impulso. No todo mundo puede decir eso".



Dillon, de 23 años, ha pilotado el número 3 en las dos series previas a la Sprint Cup, la Nationwide Series (2013) y la Camping World Truck Series (2011), y ya ha participado en 11 carreras de la Cup Series. La del 2014 será su primera temporada completa en la máxima categoría de la NASCAR.


El coche número 3 ha ganado 97 carreras en la NASCAR Sprint Cup Series, lo que lo coloca en el tercer puesto de la historia, solo por detrás del número 11 (203 victorias) y el 43 (198).


Richard Childress adoptó el número 3 a mediados de su carrera como piloto independiente en honor al miembro del Salón de la Fama, Junior Johnson, y lo conservó después de su retiro en 1981.


Dale Earnhardt estableció su relación con Childress en 1984 y a partir de esa temporada completó una de las etapas más exitosas en la historia de la NASCAR, al ganar 76 veces con el número 3 con el patrocinio de Wrangler Jeans. A partir de 1988, el coche se pintó de negro con los colores de GM Goodwrench.


Cuando Earnhardt murió en 2001, el Richard Childress Racing regresó a la pista con Kevin Harvick como reemplazo de Earnhardt, pero en el coche 29.


Harvick ha fichado por el Stewart-Haas Racing para la próxima temporada, mientras que el coche 29 se ha mantenido en el equipo de richard Childress durante 13 temporadas, siempre con un pequeño número 3 en la carrocería.


- NASCAR.COM en español

9 sept. 2013

Cup: RCR confirma a Ryan Newman para 2014

18:34h.
El veterano Ryan Newman, saliente del Stewart-Haas Racing, será el reemplazante de Jeff Burton en el auto #31 a partir de la próxima Daytona 500. La confirmación ha sido dada por el equipo de Richard Childress en la tarde de este lunes.

El anuncio fue dado por el propio Childress, en conferencia de prensa:
"Esta es una gran oportunidad para nosotros. Me siento muy orgulloso de tener a Ryan en nuestro auto Chevrolet Caterpillar #31 a partir del próximo año. Tenemos grandes expectativas para el equipo #31. Ryan ha demostrado ser un gran piloto y esto ansioso por ganar carreras con él. Luke Lambert será su jefe de mecánicos y el equipo se mantendrá igual el próximo año. Este equipo está construyendo momentum para no solo fianlizar fuerte este año, pero también para ser mejores en 2014."

El movimiento se empezó a presentar desde el pasado mes de Agosto, cuando a Newman le confirmaron que no continuaría a bordo del Stewart-Haas Racing, equipo con el que ha estado vinculado desde 2009. Desde entonces, se especuló con la llegada a la casa de Richard Childress, movimiento que fue efectivamente concretado el día de hoy.

Newman quedó realmente cerca de disputar el Chase por la Copa Sprint el último sábado en Richmond, tras perder en un desempate contra Martin Truex Jr al quedar igualados en puntos y victorias por uno de los comodines para los play-offs.

Newman también habló para la prensa tras el anuncio de su nuevo reto en RCR:
"Estoy complacido de que Richard y yo hayamos podido concretar este acuerdo para manejar el auto #31 Ctaerpillar Chevrolet. Hace unos cinco años, Richard y yo hablamos acerca de unirme al equipo antes de haber firmado con mi equipo actual, pero las cosas sencillamente no se dieron. Sin embargo, pudimos lograr los acuerdos en esta ocasión y estoy ansioso por comenzar el siguiente capítulo en mi carrera. RCR tiene una gran historia con ictorias y campeonatos, y quiero añadirme formar parte de esa tradición."

Entretanto, Jeff Burton -el piloto saliente del #31- aún no ha confirmado sus planes para el próximo año, y se desconoce si pilotará para otro equipo o si continuará en RCR bajo otras actividades.

23 ago. 2012

Cup: La NASCAR penaliza al equipo nº27

15:00h.
DAYTONA BEACH, Fla - NASCAR le ha emitido penalizaciones, suspensiones y multas al equipo N° 27 de la serie de la Copa Sprint como resultado de infracciones a las reglas descubiertas esta semana durante una inspección post-carrera en el Centro de Investigación y Desarrollo de NASCAR tras la carrera del domingo en el Michigan International Speedway.

Se determinó que el equipo N° 27 violó las Secciones 12-1 (acciones perjudiciales para las carreras de stock car); 12-4K (equipamiento de carrera que ha sido previamente certificado o previamente aprobado por NASCAR para su uso en un evento, conforme a la sub-sección 8-12, ha sido alterado, modificado, reparado o cambiado de alguna manera. Modificar intencionalmente una estructura con el propósito de engañar las medidas de inspección de NASCAR) del Libro de Reglas 2012 de NASCAR.

Como resultado, el jefe de equipo Slugger Labbe ha sido multado con $100.000, suspendido de NASCAR hasta el 3 de octubre, y puesto a prueba hasta el 31 de diciembre. El jefe del auto Craig Smokstad ha sido suspendido de NASCAR hasta el 3 de octubre y puesto a prueba hasta el 31 de diciembre, mientras que el miembro del equipo Grant Hutchens también ha sido suspendido NASCAR hasta el 3 de octubre y puesto a prueba hasta el 31 de diciembre. El piloto Paul Menard y el propietario Richard Childress han sido penalizados con la pérdida de 25 puntos en los campeonatos de pilotos y propietarios, respectivamente.

- Nota de Prensa Oficial

24 jul. 2012

Para llegar a lo más alto, hay que ganar antes: Nationwide Series

16:35h.
La Nationwide Series es la segunda categoría a nivel nacional de la NASCAR. Acostumbra a tener carreras igualadas, con una mezcla de pilotos interesante, desde los jóvenes pilotos que llaman a las puertas del estrellato hasta los más experimentados, que siguen compitiendo para matar el gusanillo.

El hecho de ser la categoría "de en medio", entre la Sprint Cup y la Camping World Truck, y de no tener Chase le da a la Nationwide un estatus de calidad, de entrenamiento para algunos y de preparación para otros. Aunque se ha criticado el hecho de que los pilotos de Sprint Cup compitan en el campeonato, su papel ya no es tan importante como antes, cuando podían ganar el título, como demuestran los campeonatos disputados entre 2006 y 2010, ganados por cinco regulares de la máxima categoría: Kevin Harvick, Carl Edwards, Clint Bowyer, Kyle Busch y Brad Keselowski.

Pero en 2011 entró en vigor una nueva regla, en la que todos los pilotos de las tres grandes categorías de NASCAR tenían que inscribirse en una, y sería en esa categoría en la que sumarían puntos. Por ejemplo, un piloto que se inscriba en la Sprint Cup puede correr en Nationwide, pero no suma puntos al estar inscrito en la Sprint.

En cuanto a esta temporada, la nómina de favoritos es más pequeña pero no por ello menos intensa. James Buescher ganó una emocionante carrera inaugural en Daytona, aprovechando un accidente múltiple en el último giro, en el que se vieron involucrados más de 15 coches. Elliott Sadler, subcampeón en 2011 y ex piloto de la Sprint Cup, empezó bien la temporada, estando en el top-10 en las cinco primeras carreras, incluyendo dos victorias en Phoenix y Bristol.

Por su parte, el vigente campeón, Ricky Stenhouse Jr., respondió con dos victorias en Las Vegas y en Texas, sumando más tarde una tercera en Iowa. Pero después de esa tercera victoria, Stenhouse Jr. pasó tres carreras consecutivas con malos resultados, víctima de problemas mecánicos y de algún que otro infortunio. El piloto de Roush perdió terreno frente a Sadler y a Austin Dillon, nieto de Richard Childress y campeón de la Camping World Truck Series en 2011.

Otros nombres han salido a la palestra, ya sea por debutar o por hacerlo bien: Sam Hornish Jr. no ha ganado, pero el piloto de Penske ha sido extremadamente regular y es el único que puede seguir el ritmo de Sadler, Dillon y Stenhouse Jr. La llegada más mediática ha sido la de Danica Patrick, pero la ex piloto de IndyCar se ha visto involucrada en mucho accidentes, fruto de su inexperiencia y de los nervios, por la cantidad de miradas que tiene encima. Pero aunque solo ha hecho un top-10 (octava en Texas), está siendo constante, igual que Hornish Jr., y ese hecho le ha ayudado a situarse en la novena posición de la clasificación.

Mientras tanto, uno de los nombres que más ha salido en los titulares ha sido el de Joey Logano. El piloto de Connecticut, que conduce para Joe Gibbs tanto en Nationwide como en Sprint, ha ganado cinco carreras, incluyendo Talladega (ensombrecida por el fuerte accidente de Eric McClure), Darlington (donde empujó a Sadler) y Dover (aprovechando un error de Ryan Truex, hermano de Martin Jr.). La confianza ganada en Nationwide le ayudó en la Sprint Cup, ya que ganó en Pocono y se situó cerca de las posiciones de wild card, que le permitirían entrar en la Chase por primera vez.

Brad Keselowski sigue compitiendo prácticamente cada fin de semana en la categoría, normalmente para preparar la carrera de Sprint Cup. Pero no se le ha olvidado lo que es ir rápido, ya que suma dos victorias en su casillero. Kyle Busch no está teniendo su año: ha dejado el equipo de Joe Gibbs para crear el suyo propio, un equipo al que le falta experiencia y que todavía no está entre los mejores. El volante lo comparte con su hermano Kurt, que consiguió la primera victoria del equipo en Richmond; Kurt ganaría más tarde en Daytona, con Phoenix Racing, su equipo en la Sprint Cup. El otro ganador fue Nelson Piquet Jr., ex piloto de Fórmula 1, que venció en su debut en Road America, por delante de Michael McDowell y del road ringer Ron Fellows. El mejor de los favoritos fue Sam Hornish Jr., quinto. Stenhouse Jr. (undécimo) lo hizo un poco mejor que Sadler (decimoquinto) y Dillon (decimoctavo).

En el último mes, los hechos se han sucedido. Después de naufragar en Road America, Austin Dillon ganó en Kentucky con autoridad y se puso líder del certamen. Pero más tarde, los comisarios le quitaron algunos puntos por una irregularidad, hecho que devolvió el liderato a Elliott Sadler. En Chicagoland, Ricky Stenhouse Jr. lideró la mayoría de la carrera, pero una bandera amarilla tardía hizo que saliera más lento y le regaló la tercera victoria a Sadler.

Ahora mismo, a falta de quince carreras, Sadler es líder con 11 puntos de ventaja sobre Dillon, 19 sobre Stenhouse Jr. y 42 sobre Hornish Jr. Justin Allgaier, Michael Annett, Cole Whitt, Mike Bliss, Danica Patrick y Brian Scott completan los diez primeros puestos. Este fin de semana, la Nationwide Series se dirige a Indianápolis, en una carrera marcada por la controversia. Será la primera vez que Nationwide visite el circuito de las 500 millas, y se teme una alarmante falta de público, hecho que no ocurría en el Lucas Oil Raceway, situado en las afueras de la ciudad y en el que la categoría no competirá por primera vez desde su creación, en 1982.

Sea como sea, la Nationwide nunca pierde ese interés de las llamadas categorías inferiores y seguirá dando un buen espectáculo. Normalmente, el campeonato se decide en la última carrera. Con Sadler, Dillon y Stenhouse tan igualados y Hornish al acecho, esto va camino de repetirse.

13 jul. 2012

NNS: RCR no apelará las sanciones impuestas a Austin Dillon

4:35h.
Charlotte, NC. - Richard Childress Racing  no apelará las sanciones impuestas al auto de Austin Dillon en la Serie Nationwide, y quien fuera jefe de mecánicos en la Copa Sprint, Gil Martin, trabajará arriba del box No. 3 mientras que Danny Stockman, quien habitualmente ejerce la función, cumple una suspensión.

Dillon perdió seis puntos, y a Stockman se le impuso una multa de $10.000 y dos semanas de suspensión luego que el tiempo de clasificación del auto No. 3 durante el fin de semana último en Daytona International Speedway fuera anulado debido a una manguera de enfriamiento abierta que fuera descubierta durante una inspección. Ésta fue la segunda sanción en igual cantidad de semanas para el equipo RCR, que también perdió seis puntos luego que se descubriera que la parte trasera del auto de Dillon era demasiado baja durante una inspección, tras su victoria en el Kentucky Speedway el 29 de junio.

Como consecuencia de esto, Stockman y el jefe de mecánicos Robert Strmiska fueron suspendidos para la carrera de esta semana en el New Hamsphire Motor Speedway y la siguiente en el Chicagoland Speedway. Trabajando en lugar de Stockman estará Martin, quien en la actualidad es director de operaciones en la Serie Nationwide para RCR. Martin cuenta con 11 victorias como jefe de mecánicos en la Copa Sprint, la más reciente de ellas siendo la que obtuvo con Kevin Harvick en 2011. También cuenta en su haber con cinco victorias en la Serie Nationwide, la más reciente con Clint Bowyer en 2005.

RCR tampoco apelará las sanciones de Daytona, lo cual significa que Dillon estará ocho puntos detrás de su compañero de equipo Elliott Sadler previo a New Hampshire este fin de semana. El equipo tampoco apeló contra las sanciones correspondientes a la carrera de Kentucky.

- Vía: NASCAR.COM en Español

6 abr. 2012

NASCAR Sprint Cup: Sorpresas, decepciones, alegrías y tristezas

20:37h.
Por primera y penúltima vez este año, la NASCAR se va a tomar un descanso. Pocas son las ocasiones en las que no hay carrera en cualquiera de sus categorías. Pero siempre se necesita un tiempo de reposo para cargar pilas, y en esta ocasión ha coincidido con la Semana Santa. Así pues, no pueden faltar los primeros repasos a lo que ha sucedido durante la temporada. Si la clasificación se cerrara en este momento, después de las seis primeras carreras entrarían en la Chase 5 Chevrolet, 3 Ford, 3 Toyota y 1 Dodge.

Roush Fenway Racing puede presumir de dejar el pabellón de Ford bien alto, ya que ha colocado a sus tres corredores entre los doce primeros. Greg Biffle es líder y el piloto más regular hasta la fecha. Aunque ha flojeado un poco últimamente, tres terceros puestos le pusieron en un liderato que de momento no ha soltado. Matt Kenseth, siempre fiel a su regularidad, se ha mostrado como lo contrario, alternando una victoria en Daytona y buenas carreras con actuaciones fuera del top-10. Y en cuanto a Carl Edwards, su abandono en Bristol le ha restado opciones y le ha alejado de las posiciones de cabeza, aunque se mantiene en la undécima posición.

Hendrick Motorsports acumula un bagaje extraño. Dale Earnhardt Jr. es segundo, y ha sumado un segundo y dos terceros puestos en un gran arranque de temporada para él, quizá el mejor de su carrera. Jimmie Johnson empezó con un abandono, pero desde entonces ha acabado entre los quince primeros en todas las carreras, además de ser el piloto que más puntos tiene después de sumar un abandono; es décimo. La situación de los otros dos pilotos es más dramática: Jeff Gordon se encuentra vigésimo primero, con dos abandonos y un solo top-10 a su espalda. Kasey Kahne está aún peor, trigésimo primero, después de acumular varios accidentes y problemas a pesar de haber salido dos veces desde la pole position.

Stewart-Haas Racing es el equipo de moda. Ha ganado la mitad de las carreras desde el comienzo de la Chase del año pasado y ambos pilotos están entre los clasificados para la de esta temporada por el momento. El jefe, Tony Stewart, es tercero, y lleva dos victorias en su bajo el brazo, además del título de 2011. Por su parte, Ryan Newman ganó la última carrera, celebrada en Martinsville, y sigue con sus poco llamativos pero buenos números, ya que se encuentra en la octava posición.

Michael Waltrip Racing es la gran sorpresa entre los equipos punteros. Con dos pilotos entre los diez primeros, se ha llegado a colocar como el mejor equipo Toyota, por delante del de Joe Gibbs. Martin Truex Jr. es sexto y ha hecho cuatro top-10, además de ser el mejor piloto de la marca japonesa por ahora.  Clint Bowyer está en la novena posición y se ha adaptado rápidamente a su nuevo equipo, porque solo en una ocasión ha acabado por debajo de los quince primeros. En el tercer coche, que cuenta con varios pilotos, Mark Martin suma una pole position y dos top-10, mientras que Brian Vickers hizo un quinto puesto en Bristol; si compitiera un solo corredor, estaría en la Chase con los resultados de Martin y de Vickers.

Richard Childress Racing tiene un coche en la Chase y otros dos cerca de ella. Kevin Harvick es quinto, empatado a puntos con Stewart, Kenseth y Truex Jr. y lleva buenos números, quedando siempre entre los veinte primeros en todas las carreras. Paul Menard y Jeff Burton son 14º y 15º, respectivamente. Ambos han sumado de la misma manera, con tres carreras discretas (por debajo de los veinte primeros) y otras tres excelentes (dentro o cerca de los diez primeros puestos).

Joe Gibbs Racing no ha empezado bien la temporada, a pesar de tener una victoria en su haber. El mejor clasificado es Denny Hamlin, séptimo, que logró dicha victoria en Phoenix y acumula dos actuaciones discretas con cuatro bastante buenas. Joey Logano es decimotercero y de la sensación de que su rendimiento ha bajado desde el comienzo de la temporada, aunque no ha hecho malas carreras en general. Quien no ha recuperado el rumbo es Kyle Busch, que aún se ve involucrado en accidentes como los que le dejaron sin título en la Chase anterior. El menor de los hermanos es decimosexto, con dos top-10 y dos abandonos en su cuenta particular.

Y en cuanto a Penske Racing, la situación no es mala pero sí mejorable. Brad Keselowski es duodécimo, siendo el último pilotos que entraría en la Chase gracias a su victoria en Bristol. Su compañero, A.J. Allmendinger, se encuentra en la vigésima posición, después de sumar en Martinsville un segundo puesto que es su mejor resultado desde que es piloto en la Sprint Cup Series.

Entre el resto de corredores, Jamie McMurray ya ha quedado dos veces entre los diez primeros, pero en el resto de carreras no ha sido regular. Juan Pablo Montoya y Aric Almirola acumulan un top-10 y un abandono, pero están constantemente entre los 25 mejores pilotos. Regan Smith lleva una regularidad asombrosa, acabando todas las carreras entre la decimoquinta y la vigésimo cuarta posición. Bobby Labonte y Marcos Ambrose rondan la zona media y es habitual verles en el top-20. David Ragan está notando no tener un coche como el de Roush, y lo paga con resultados discretos. Y en cuanto a Kurt Busch, el antiguo campeón ha mezclado tres carreras buenas, quedando entre los veinte primeros, con otras tres por debajo de los treinta mejores.

En resumen, que esto acaba de empezar. La temporada es larga y ahora solo se han visto las primeras señales, pero ya se puede intuir lo que puede suceder. De momento, Roush sonríe, Hendrick mira con mal aspecto, Stewart se pone el mono de trabajo, Waltrip está que se sale, Penske se prepara para el cambio, Gordon y los Busch se lamentan. Aún así, faltan 20 carreras para ver quien lucha por el título y 30 para coronar al campeón 2012. Esperar será lo mejor.

4 dic. 2011

Nuevo jefe de equipo para Jeff Burton

12:13h.
WELCOME, N.C -- Richard Childress Racing ha nombrado a Drew Blickensderfer como jefe de equipo del auto Nº 31 del piloto Jeff Burton para la temporada 2012 de la serie de la Copa Sprint.

Luke Lambert, jefe de equipo interino durante la última parte de la temporada 2012 para el equipo Nº 31, asumirá una nueva posición en RCR que aún no ha sido anunciada.

Blickensderfer comienza su trayectoria en RCR después de casi una década con Roush Fenway Racing. En la temporada 2011 lideró al equipo Nº 6 y ha sido jefe de equipo, en las series de la Copa y Nationwide, desde 2007.

"Estoy emocionado por mi paso a RCR y por la oportunidad de ayudar a liderar a Jeff Burton y al equipo de Cat/Wheaties Racing, para que vuelvan a estar en la lucha de la Caza", dijo Blickensderfer. "Durante un tiempo estuve cerca de Jeff en RFR y siempre lo he admirado y me ha agradado. Es un piloto muy talentoso y espero con ansias trabajar con él y el resto del equipo Nº 31 en 2012".

Burton clasificó para la Caza por la Copa Sprint entre 2006-2008 y 2010. Finalizó 20º en las posiciones finales por pilotos de 2011.

"Drew es un líder sólido y será un gran complemento para el equipo Caterpillar/Wheaties Racing", dijo Childress. "Ha ganado algunas carreras importantes, incluyendo las Daytona 500 de 2009, en su primera carrera como jefe de equipo de la serie de la Copa Sprint. Hay muchas razones para creer que la combinación de Jeff y Drew será exitosa".

Richard "Slugger" Labbe se mantendrá como jefe de equipo del equipo Nº 27 en 2012. Previamente se ha anunciado que el jefe de equipo Shane Wilson pasará del Nº 33 a ocupar el mismo puesto en el equipo Nº 29, con el piloto Kevin Harvick. Gil Martin, el jefe de equipo del equipo Nº 29 desde mayo de 2009, y jefe de equipo en RCR desde agosto de 2000, ha sido nombrado director de operaciones del equipo.

Se anunciarán más cambios de personal dentro del departamento de competición de RCR en las próximas semanas.

- Nota de prensa oficial Richard Childress Racing

3 mar. 2011

Los equipos más valiosos de la NASCAR

1:30h.
La implacable crisis económica ha golpeado a la NASCAR durante los tres últimos años, con caidas en número de patrocinadores, ventas de merchandising, ganancias en las carreras y beneficios de las marcas constructoras. Los aficionados han hecho zapping, y las audiencias televisivas han caido un 24% desde el año 2006, dejando más de 40000 asientos vacios en los circuitos durante el último año.

Como ejemplo, el equipo Richard Petty Motorsports, que aún siendo una de las estructuras con más solera de la NASCAR, la pasada temporada debió mendigar limosna semana a semana para poder competir.

La revista Forbes ha actualizado la lista de los diez equipos más importantes de la NASCAR. Este ranking se realiza en base a sus finanzas, aunque como podemos ver, se asemeja mucho a una hipotética clasificación en cuanto a logros deportivos.

Segun la revista, el valor de los 10 equipos punteros de la NASCAR ha descendido un 5% en 2010, tras la espantada de varios patrocinadores históricos, y el descenso del valor de los premios.

Pero esta tendencia puede cambiar este año, ya que, según algunos expertos, la NASCAR ha tocado fondo, y está en camino de la recuperación.

De momento, las dos primeras carreras de la temporada 2011 han aumentado sus audiencias televisivas respecto al año anterior, una gran noticia de cara a un mayor interés por parte de las empresas patrocinadoras. El ejemplo de "Drive To End Hungry", recién estrenado patrocinador de Jeff Gordon, que ha apostado por la NASCAR como vía para darse a conocer a nivel internacional, puede ser seguido por muchas otras compañías.

Gordon, con su triunfo en Phoenix, es posible que haya rentabilizado una buena parte de la inversión.

Lista completa:





























































































RankTeamCurrent Value ($mil)1-Yr Value Change (%)Revenue ($mil)Operating Income ($mil)
1Hendrick Motorsports350017718.2
2Roush Fenway224-61408.6
3Richard Childress1583905.9
4Joe Gibbs Racing1526938.7
5Penske Racing100-9784.5
6Stewart-Haas Racing95-3685.9
7Michael Waltrip Racing902585.8
8Earnhardt Ganassi Racing767595.2
9Richard Petty Motorsports60-5280-5.4
10Red Bull Racing58-248-2.8

19 nov. 2010

Chase for the Sprint Cup: Miami

8:36h.
Para la última cita del Chase for the Sprint Cup 2010, la NASCAR llega a Miami para disputar la Ford 400 el domingo por la tarde. Tras una larga temporada, tres pilotos llegan a Miami con opciones de ser campeón. La carrera promete ser todo un espectáculo.

El contrario que en las carreras precedentes, en este previo nos centraremos únicamente en los tres pilotos que llegan con opciones para ser campeón:

Según su lugar en la tabla, veamos cómo llegan a esta última carrera los tres aspirantes:

1. Denny Hamlin: El piloto de Joe Gibbs racing tiene en su mano poder cumplir la predicción que hizo justo hace un año, al imponerse en la última prueba de la temporada, y proclamar que sería él mismo quien destronara a Jimmie Johnson como campeón de la NASCAR Sprint Cup Series.

Hamlin tiene una última oportunidad para demostrar a todo el mundo que sabía de lo que estaba hablando.

Llega a Miami con 15 puntos de ventaja sobre Johnson, confiando en poder mantener la ventaja hasta la bandera a cuadros:

- "Prefiero hacerme la idea de que tengo que salir a ganar la carrera, que pensar que puedo acabar decimoquinto" - declaraba esta semana sobre la prueba del domingo. - "Es la mentalización con la que voy a correr: ganar la carrera. Probablemente me veais igual de agresivo que el resto de la temporada".

Esa agresividad ha sido la causa de que el Toyota nº 11 haya visitado en 8 ocasiones el victory lane. Aunque también le ha llevado a cometer errores, como quedarse corto de combustible y perder una valiosa ventaja en la última carrera disputada en Phoenix.

- "Nunca sabes lo que puede pasar al final de la carrera. Odio que pasen estas cosas al final de la carrera, pero es lo que los fans adoran. Sólo espero hacerlo mejor en Homestead".

Denny Hamlin es el líder de la general, y llega a la última cita del año como último ganador del evento. Estos dos factores pueden darle una gran confianza para poder cumplir su predicción: ser el nuevo campeón.

2. Jimmie Johnson: Es extraño no ver a Jimmie Johnson en lo más alto de la tabla de la Sprint Cup Series al llegar a la última carrera de la temporada. Normalmente, con terminar en una posición decente en Miamile bastaba para ser campeón. Pero este año es diferente. En esta ocasión, es uno más en la caza, y llega a Homestead en segunda posición, a 15 puntos del primero.

Es una situación desconocida la que vivirá el equipo del Chevy nº 48:

- "Creo que la mayor preocupación que tengo es que no hemos ido nunca a Miami para disputar una carrera de verdad" - admitia Chad Knaus, jefe de equipo de Johnson. - "Nunca hemos tenido que ser el agresor allí, y creo que eso nos pone un poquito por detrás de la bola 8".

Pese a admitir que la visita a Homestead este año será diferente, Knaus confía ciegamente en su piloto:

- "Creo que Jimmie, actualmente, es mejor piloto que los otros dos candidatos. Creo que semana a semana, realiza un trabajo mejor que adelantar a otros coches y esas cosas. Simplemente sé lo que nos trae a la mesa".

Johnson sacó provecho de su mejor estrategia en Phoenix, donde recuperó terreno tras la peor actuación de Hamlin. Después de la carrera, antes de escapar del revuelo mediatico de los últimos días, el piloto de Hendrick Motorsports decía lo siguiente:

- "Estamos haciendo todo lo que podemos. Lo intentamos tan fuerte como podemos. Nos vamos a ir a casa y nos vamos a asegurar de tener el mejor motor, vamos a ir al simulador y nos vamos a asegurar de que nuestro coche es todo lo rápido que puede ser, y después correremos".

Jimmie Johnson comenzará la Ford 400 como segundo de la general, pero con 400 millas por delante para lograr hacer historia ganando su quinto título consecutivo.

3. Kevin Harvick: El piloto de Richard Childress Racing no tiene nada que perder, y en cambio tiene mucho que ganar. Es el único de los tres aspirantes que llega a Miami sin presión, ya que está en la peor posición en la que puede terminar la temporada. Es el tercero de la tabla, a 31 puntos de Johnson, y 46 de Hamlin. Pase lo que pase el domingo, habrá sido la mejor temporada de Kevin Harvick en la NASCAR Sprint Cup Series.

Por otro lado, si hay un circuito en el que puede luchar de tu a tu contra cualquier rival, ese es el Homestead-Miami Speedway. El de Miami es su mejor circuito, basandonos en la posición final media (11, 6), y su posición de inicio de carrera media (8,4). Pero lo que si llama la atención es una posición final media de 2,5 en las dos carreras disputadas con el COT.

- "Estoy muy emocionado, porque la peor posición en la que podemos terminar es tercero" - declaraba Harvick. - "Tenemos una gran pista para nosotros. No hay nada más que importe ahora mismo. Simplemente darlo todo ahí fuera, y si sale mal, pues sale mal. Si no, veremos que pasa al final. Es una situación sin presión y sin nada que perder para nosotros, y me gusta".

La Ford 400 será la décima carrera en un óvalo de 1,5 millas esta temporada. Pero al contrario de las demás pistas intermedias, el óvalo de Miami es el único que se adapta a las condiciones de pilotaje de Kevin Harvick.

- "Puedes cambiar la curva 1 un poco más de lo que lo puedes hacer en otros circuitos, porque cuando estás en la curva, el peralte te ayuda a tener más opciones" - explicaba Harvick, quien tiene una posición final media de 12,9 en las pistas de 1,5 millas durante la temporada 2010.

Kevin Harvick iniciará su asalto al título el viernes, cuando salga a la pista con un nuevo chasis que ha preparado el equipo basandose en todo lo que han aprendido esta temporada.

La Ford 400 se disputará a partir de la 1 de la tarde del domingo, hora de Miami.

flag checkered Chase for the Sprint Cup: Phoenix

23 sept. 2010

Clint Bowyer penalizado

8:46h.
El piloto del Chevrolet número 33, Clint Bowyer, reciente ganador de la Sylvania 300, primera prueba del Chase for the Sprint Cup 2010, ha sido penalizado por la NASCAR con 150 puntos al no haber pasado la inspección post carrera. A si mismo, Shane Wilson, su jefe de equipo, ha sido multado con 150000 dólares, y suspendido de sus funciones en las próximas 6 carreras, y Richard Clildress, propietario del equipo de Bowyer, también perderá 150 puntos del campeonato de propietarios.

Pese a todo, Bowyer mantiene su victoria en Loudon, aunque sus opciones para ganar el campeonato pasan a ser prácticamente cero. El equipo va a apelar esta sanción.

Con la victoria del pasado domingo, Bowyer daba un salto en la clasificación, pasando de la duodécima plaza a la segunda. Con esta sanción, vuelve a ser decimosegundo, a 185 puntos del líder, Denny Hamlin.

La NASCAR alega que el coche número 33 fue alterado para la carrera del domingo, y que no cumplía sus estrictas especificaciones. En un primer momento, el coche pasó los controles de los comisarios, pero con tolerancias demasiado cercanas a la ilegalidad. La NASCAR se llevó el coche a Charlotte, a su centro de investigación y desarrollo, para una inspección más detallada.

La NASCAR ha llegado a la conclusión de que la parte trasera del Chevrolet número 33 fue manipulada, mientras el equipo alega que la deformación pudo producirse al ser golpeado por otros pilotos al felicitarle por su victoria, o al ser empujado hasta el victory lane por la grua al quedarse finalmente sin combustible.

La penalización de Bowyer coloca a su compañero de equipo, Kevin Harvick, en segunda posición, seguido por Kyle Busch y Jeff  Gordon.

La NASCAR vuelve a dejar clara su estricta política, y despoja a Bowyer de sus opciones para ganar el campeonato.

26 abr. 2010

Harvick gana en un final de infarto en Talladega

9:48h.
En otro final de carrera memorable en el Talladega Superspeedway, el piloto del equipo Richard Childress Racing, Kevin Harvick, logró rebasar en los últimos metros a Jamie McMurray para hacerse con el triunfo en la Aaron´s 499, novena prueba de la Sprint Cup Series que se disputó el domingo. Harvick logra su primera victoria en el Talladega Superspeedway, decimosegunda de su carrera deportiva en la Cup Series.

En una preciosa carrera, en la que se batió el record de cambios de líder (88 cambios en la primera posición entre 29 pilotos diferentes), Harvick lograba su primera victoria en una prueba puntuable desde la lograda en otra memorable carrera, esa vez en Daytona, en el año 2007. En aquella ocasión, Harvick batía a Mark Martin también por centímetros, y se proclamaba vencedor de la Daytona 500.

McMurray lideraba la carrera en el tercer intento de final G-W-C, para lograr la que hubiera sido su tercera victoria consecutiva en una carrera con restrictor plate. Pegándose a su parachoques trasero, Harvick empujaba a McMurray y ambos adquirían unos metros de ventaja sobre sus perseguidores, hasta que en el último momento, el piloto del Chevy nº 29 se deslizaba hacia el interior y sobrepasaba al líder instantes antes de cruzar la línea de meta, logrando el triunfo con 0,11 segundos de ventaja.

Esta victoria llega justo cuando Shell, patrocinador del coche nº 29, anunciaba esta semana que abandona la NASCAR el año que viene.

- "La mejor parte de todo esto es que nuestro patrocinador nos deja. Nos pueden dejar cuando ganamos. Esa es la mejor parte de todo" - decía un sarcástico Harvick al terminar la carrera.

Tras Harvick y McMurray cruzaban bajo la bandera a cuadros Juan Pablo Montoya, Denny Hamlin y Mark Martin, completando el Top5. David Ragan, Clint Bowyer, Kurt Busch, Kyle Busch y Mike Bliss completaron el Top10.

La primera parte de la carrera transcurrió sin demasiados incidentes, con pilotos como Juan Pablo Montoya empleando una táctica diferente a la que nos tiene acostumbrados, al no dejarse ver hasta las últimas 50 vueltas.

Una vez rotas las hostilidades, el final de carrera fue muy emocionante. Con 2 intentos para terminar en un final G-W-C, interrumpidos antes de ver la bandera blanca por sendos accidentes, el tercer intento fue el definitivo.

De nuevo uno de los protagonistas del día fue Jeff Gordon, que tras sufrir un accidente culpaba a su compañero de equipo Jimmie Johnson de haberle obstaculizado, provocando la reacción en cadena que suponía su abandono.

- "Os puedo asegurar que el nº 48 está poniendo a prueba mi paciencia. Hace falta mucho para enfadarme, pero ahora mismo estoy muy cabreado" - declaraba el piloto del Chevrolet nº 24. Veremos como se soluciona esta situación dentro del equipo Hendrick Motorsport.

Otra de las circunstancias que le dió emoción a la Aaron´s 499 fue la presencia de los miembros del equipo Earnhardt-Ganassi en cabeza durante las vueltas finales, pese a no estar seguros de si tenían combustible suficiente, ya que la carrera se alargó 12 vueltas más de lo previsto.

Con este resultado Johnson se mantiene en primera posición de la general, con tan solo 26 puntos de ventaja sobre Harvick, tras sufrir un accidente y no poder terminar entre los primeros. Tercero se sitúa Greg Biffle, mientras Matt Kenseth cae a la cuarta plaza, después de un mal día en Talladega.

La siguiente cita con la Sprint Cup será el próximo sábado bajo los focos del Richmond International Raceway.

16 mar. 2010

Cinco historias en cuatro carreras

2:00h.
Dejando atrás la pregunta de si es o no adecuado un descanso en la competición con tan solo cuatro pruebas disputadas, analizamos las cinco historias principales que nos deja este inicio de temporada.

Pilotos al Ring.

La decisión de la NASCAR antes del inicio de la temporada 2010 de ser más permisiva en cuanto a dejar que los pilotos resuelvan sus disputas en pista, se ha puesto en el punto de mira tras lo sucedido entre Carl Edwards y Brad Keselowski. Más aun tras el "severo castigo" impuesto a Edwards de tan solo tres carreras bajo vigilancia, después de admitir que provocó el accidente de Keselowski intencionadamente. El mensaje es claro para los pilotos: tenéis vía libre para arreglar vuestras disputas, incluso yendo más allá de lo que hasta ahora se consideraba el límite. Con esto, la NASCAR intenta recuperar el interés perdido durante el año 2009, aunque el riesgo de que las cosas se calienten demasiado es muy grande.

Danicamania.

El salto de Danica Patrick a la NASCAR no ha pasado desapercibido para el mundo del motor. Su participación en las pruebas de la ARCA y de la Nationwide Series generaron grandes audiencias televisivas, y un incremento en la venta de entradas. Pero Patrick está inmersa de nuevo en su participación en la Indy Racing League, y su retorno a la NASCAR no se hará efectivo hasta mediados de Junio. Será interesante ver como su actuación en la IRL acerca a los aficionados de la NASCAR a las competiciones de monoplazas, y como será su transición en la vuelta a los Stock Cars el próximo verano.

El Regreso de RCR.

El equipo Richard Childress Racing inició su resurgimiento en la segunda mitad de la temporada 2009, y mantiene su mejoría durante el inicio dela actual temporada. Con Kevin Harvick liderando la tabla depuntos, y Jeff Burton y Clint Bowyer rodando delante durante las cuatro carreras disputadas, es cuestión de tiempo su visita al Victory Lane, y su inclusión el el Chase tras 2 años bastante grises.

Dale Earnhardt Jr.

Sigue siendo el piloto más popular, y sus actuaciones siguen siendo bastante decepcionantes. Terminó en segunda posición en la Daytona 500 tras un increíble ataque final, pero a partir de ese instante los resultados mediocres han vuelto, siendo el peor piloto delequipo Hendrick Motorsport. Pese al intento por parte de Rick Hendrick de prestar una ayuda extra con la alianza entre su equipo y el de Mark Martin, Jr. sigue sufriendo problemas mecánicos, y sigue soportando la presión que supone no obtener buenos resultados pilotando un coche del mejor equipo de la parrilla.

Superman sigue mandando.

Si alguien dudaba si Jimmie Johnson podría lograr su quinto campeonato consecutivo, durante estas cuatro carreras habrá comprobado que estaba equivocado. Con 2 triunfos en 4 carreras, la cuestión es ahora si este dominio es bueno para la salud de este deporte. La facción anti-Johnson es mucho más ruidosa ahora mismo de lo que ha sido nunca, clamando ante el aburrimiento que supone este poderío, aunque veremos si el próximo otoño la cosa cambia ante la posibilidad de lograr un quinto título consecutivo.

7 feb. 2010

The Intimidator - Segunda Parte

15:12h.
Tras la temporada de 1983, en la que Earnhardt pilotó el Wrangler Jeans Ford Thunderbird número 15, ganando en Nashville y Talladega, y terminando octavo en la clasificación general, se produjo el retorno a Richard Childress Racing.

En un equipo con 2 pilotos, compartiendo garaje con Ricky Rudd, Earnhardt se puso a los mandos del coche número 3, también patrocinado por Wrangler.

Durante las temporadas de 1984 y 1985, visitó el Victory Lane en seis ocasiones, en Talladega, Atlanta, Richmond, 2 veces en Bristol, y Martinsville, terminando cuarto y octavo respectivamente en la clasificación general.

La temporada de 1986 veía como Earnhardt ganaba por segunda vez la Winston Cup, primer triunfo como propietario para Richard Childress. En esta sesión, ganó 5 carreras, estuvo entre los 5 primeros 10 veces, y terminó entre los 10 mejores en 16 ocasiones.

Al año siguiente, el campeón defendió su título con éxito, y repitió campeonato ganando 9 carreras, y terminando en el primer lugar de la clasificación con un margen de 489 puntos sobre el segundo clasificado, Bill Elliot. Durante el proceso, Earnhardt batió el record de 4 victorias consecutivas en la NASCAR, logrando también ser el primero en ganar 5 de las 7 primeras carreras del año. La formidable unión del piloto de Carolina del Norte con Richard Childress daba sus frutos.

En 1987, Earnhardt se ganó el apodo que llevó consigo el resto de su carrera deportiva, “The Intimidator”, después de provocar el trompo de Bill Elliot en las vueltas finales de la que actualmente es el “All Star Race”, carrera no puntuable para el campeonato, y conocida en aquel entonces como “The Winston”.

El año siguiente, el Chevrolet nº 3 cambiaba su aspecto al hacer su aparición BF Goodwrench, que reemplazaba a Wrangler como patrocinador. Con el cambio, la decoración del coche pasó a ser más oscura, predominando el color negro, lo que proporcionaba a Earnhardt su otro apodo, el de “Hombre de Negro”, lo que iba añadiendo fama y notoriedad al piloto que te echaba de la pista si no podía adelantarte.

Ganó 3 veces en 1988, terminando tercero en la clasificación general tras Bill Elliot y Rusty Wallace. El año siguiente, Dale ganaba 5 carreras, pero un trompo al final de la prueba de North Wilkesboro le dejaba sin campeonato, siendo ese año para Rusty Wallace.

La década de los 90 empezaba con sobresaltos en Daytona. Tras vencer en la “Busch Class” y en la “Gatorade Twin 125´s”, Earnhardt lideraba la Daytona 500 con 4 segundos de ventaja, momento en el que ondeaba la bandera amarilla y se neutralizaba la carrera. En el reinicio, con tan solo una vuelta por recorrer, el coche número 3 pisaba una pieza metálica y pinchaba uno de sus neumáticos, terminando la carrera en quinta posición. El equipo se sobrepuso a la decepción, y durante el año 1990 Earnhardt ganó 9 carreras, y logró su cuarto campeonato, tras batir a Mark Martin por tan solo 26 puntos.

El año 91 era testigo del quinto campeonato para Earnhardt y su equipo. Solamente logró 4 victorias, pero terminó el año con una diferencia de 195 puntos sobre Ricky Rudd.
Después de ganar su segundo set de 2 campeonatos consecutivos, el “Hombre de Negro” estaba decidido a lograr el tercero, pero la introducción de un nuevo motor y de mejoras aerodinámicas en los modelos de Ford, hacía que el Thunderbird se llevara la victoria en 13 carreras consecutivas, entre las últimas de 1991 y las primeras de 1992. La única victoria de Earnhardt este año se produjo en la Coca Cola 600 de Charlotte, cortando la racha victoriosa de Ford. El año 92 terminó con el número 3 en la duodécima plaza en la tabla, el peor resultado logrado por Earnhardt desde que se unía a Richard Childress. Al terminar el año, el que fue durante una larga temporada su jefe de equipo, Kirk Shelmerdine, le abandonaba para ser piloto, y era sustituido por Andy Petree.

El cambio fue beneficioso para el GM Goodwrench nº 3, ya que volvió a las primeras posiciones durante la temporada de 1993. De nuevo estuvo cerca de la victoria en Daytona, tras dominar la “Speedweeks” antes de terminar segundo en la “Gran Carrera Americana”, al ser rebasado en la última vuelta por Dale Jarrett. En su camino hacia su sexto campeonato, Earnhardt lograba 6 victorias, y lograba derrotar a Rusty Wallace por 80 puntos de diferencia.

El año siguiente, el piloto de Kannapolis conseguía lo que pensaba que era imposible, igualar el record de Richard Petty, convirtienose en el segundo piloto de la historia en ganar 7 títulos de la máxima categoría de la NASCAR, batiendo de nuevo a Mark Martin por 400 puntos de diferencia.

La temporada de 1995 empezaba de forma similar a las anteriores, con una nueva decepción, al terminar en segunda posición en la Daytona 500, tras Sterling Marling. Esa temporada Earnhardt ganaba su primera carrera en un circuito no oval, además de llevarse el triunfo en Indianapolis, pero al final perdía el campeonato por 34 puntos de diferencia, y Jeff Gordon conseguía la primera copa de su carrera deportiva, en un simbólico relevo tras el séptimo y último título de Earnhardt.

El año 96 nuevamente comenzaba con el dominio en la "Semana de la Velocidad", rematado por la segunda posición en la Daytona 500, ganada por segunda vez por Dale Jarrett. En Julio de ese año, durante la disputa de la DieHard 500 en el circuito de Talladega, Earnhardt encabezaba la tabla de puntos en busca de su octavo título, cuando en los compases finales de la prueba, Ernie Irvan perdía el control de su Ford, provocando un accidente múltiple, que hacía volcar al Chevrolet nº 3 tras golpear el muro. Las imágenes de Earnhardt siendo alcanzado por varios coches dando vueltas de campana a 300 km/h conmocionaron a los espectadores, aunque al final respiraban aliviados al ver a su ídolo salir del coche por su propio pie y saludando.
Todo el mundo pensaba que tras aquel brutal accidente Earnhardt diría adiós a la temporada, pero no se rindió y fue cuarto al final.

La temporada de 1997 terminó sin victorias, por segunda vez en la carrera deportiva de Earnhardt. Ese año iba a estar marcado por sendos accidentes en Daytona y Darlington, que impedían retomar la senda del triunfo al piloto más popular de la NASCAR.

El año 98 empezaba por fin con una alegría. Tras 20 años intentándolo, finalmente Dale Earnhardt ganaba la Daytona 500, batiendo a Bobby Labonte. En una muestra de respeto, al volver a la línea de boxes se encontraba con todos los miembros de los equipos rivales alineados para saludarle, y después lo celebraba dibujando un gran número 3 en el cesped de Daytona. Al fin lo había conseguido.
El resto de la temporada no fue demasiado exitosa, siendo octavo en la tabla de puntos al final.

Antes del inicio de la temporada de 1999, los aficionados debatían sobre la edad del gran campeón, y sobre si debía dejar que su hijo tomase su relevo. Sus dos triunfos en las dos carreras de Talladega hicieron pensar al público que el talento de Earnhardt ya solo se dejaba ver en las pruebas con “Restrictor Plate”, pero durante la segunda mitad de la temporada volvía a demostrar su clase, ganando en Michigan, en una carrera en la que se ponía en cabeza justo al final.

El año 2000 veía el resurgir de la estrella, al encontrarse recuperado de las lesiones que arrastraba desde su accidente en Taladega en el año 96, pero sus buenas actuaciones no eran suficientes para lograr el octavo título de su carrera.

El año 2001 comenzaba con Earnhardt como favorito para ganar la Daytona 500. Su aparición en televisión totalmente relajado demostraba que estaba dispuesto a repetir la victoria lograda en 1998. Tras un accidente multiple que paraba la carrera, se ponían en marcha las vueltas finales, con Michael Waltrip y Dale Earnhardt Jr. en cabeza, seguidos por el Chevrolet nº 3. A 3 vueltas del final, Sterling Marlin, que había demostrado tener uno de los coches más rápidos durante todo el día, era bloqueado por Dale Earnhardt, y ambos contactaban. El coche nº 3 perdía el control, golpeando frontalmente contra el muro. Al encontrarse atravesado en la pista, el Pontiac nº 36 de Ken Schrader impactaba contra la puerta del copiloto, para arrastrarlo durante unos metros antes de detenerse. Aparentemente, el acciente no parecía grave, sobre todo comparado con el ocuido en Talladega años antes.
Mientras Michael Waltrip veía la bandera a cuadros, seguido en segunda posición por Dale Earnhardt Jr., las asistencias llegaban a la zona del accidente.

Earnhardt era evacuado al Halifax Medical Center en ambulancia, y unas horas después, el presidente de la NASCAR, Mike Helton, anunciaba el fallecimiento del piloto más querido de la historia de la NASCAR.

(primera parte)
 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.