Oval Zone: Southern 500
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

En Oval Zone...

Mostrando entradas con la etiqueta Southern 500. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Southern 500. Mostrar todas las entradas

10 may. 2010

Denny Hamlin, el jefe en Darlington

9:27h.
El piloto del FedEx Toyota nº 11, Denny Hamlin, tardará mucho tiempo en olvidar el fin de semana del Día de la Madre en USA, en el siempre complicado circuito de Darlington. Tras vencer el viernes por la noche en la prueba de la Nationwide Series, Hamlin logró su tercera victoria de la temporada en la Sprint Cup, igualando a Johnson como el piloto con más victorias este año.

El viernes, el piloto del equipo Joe Gibbs Racing partía desde la pole position en la Royal Purple 200 de la Nationwide Series, y tras liderar 111 de las 147 vueltas de las que constaba la carrera lograba alzarse con la victoria como en las dos ocasiones anteriores en las que partió desde la primera posición de la parrilla, en los años 2006 y 2007.

En el último reinicio de la prueba, su compañero de equipo Kyle Busch hizo todo lo que pudo para intentar arrebatarle el triunfo, pero acabó la carrera en segunda posición, seguido por Jamie McMurray, pilotando el Chevrolet nº 88 de JR Motorsports. Kasey Kahne y Jason Leffler, ambos del equipo Braun Racing, completaron el Top5.

El sábado era el propio McMurray quien iniciaba la prueba en primera posición, pero pese a liderar la carrera durante 71 vueltas, terminó segundo detrás del triunfador del fin de semana.

Con 104 vueltas rodando en cabeza, Denny Hamlin conseguía su primera victoria en la Southern 500, decimoprimera de su carrera deportiva en la Sprint Cup.

- "Quiero desear un feliz Día de la Madre a mi mama, Mary Lou" - decía Hamlin al terminar. - "Simplemente un gran fin de semana para nosotros"

Kurt Busch, con el Dodge nº 2, terminó en tercera posición, mientras Jeff Gordon era cuarto y Juan Pablo Montoya terminaba en quinta posición, en su primer Top20 en las cuatro carreras que ha disputado en Darlington.

Destacable de nuevo el dominio del Chevrolet nº 24 de Jeff Gordon, que lideró el mayor número de vueltas, pero que al cometer un error en su última parada, perdió muchas posiciones, aunque fue capaz de recuperarse de una decimotercera posición para acabar cuarto.

El actual campeón de la Sprint Cup, Jimmie Johnson, tuvo una noche negra, que acabó cuando A.J. Allmendinger lo enviaba contra el muro tras perder el control.

Con este resultado, Kevin Harvick se mantiene en cabeza de la clasificación general, seguido por Johnson, a 110 puntos, y por Kyle Busch, a 113.

Con esta victoria Hamlin se coloca sexto, y se perfila como uno de los pilotos que lucharán por el campeonato.

La próxima cita el fin de semana que viene en el Dover International Speedway.

31 ene. 2010

3. El inicio de una nueva era.

10:45h.
En otoño de 1949, Harold Brasington adquirió una granja de 70 acres, propiedad de Sherman Ramsey, y comenzó a construir un Speedway sobre lo que habían sido hasta entonces campos de algodón y cacahuete. Su idea de hacer un circuito oval se vio truncada al cumplir la promesa realizada al anterior propietario de respetar un pequeño estanque localizado en el extremo oeste de la propiedad.

Brasington se vio forzado a diseñar una pista con forma de huevo, con uno de los extremos más estrecho, debido a la presencia del estanque, con curvas más pronunciadas y peraltadas que el opuesto, que al no tener obstáculo alguno se construyó con un radio mayor y curvas sin tanto “banking”.

Después de casi un año de trabajo, en el verano de 1950 el nuevo y pavimentado circuito estaba listo para la su carrera inaugural. El propio Harold Brasington, junto a Bill France, promocionaron la primera carrera de 500 millas de “Stock Car”, coincidiendo con el Dia del Trabajo en EE.UU.
La primera Southern 500 en el nuevo circuito de Darlington tendría un premio record de $25000, y estaría consentida y aprobada tanto por la NASCAR como por su asociación rival en ese momento, la Central States Racing Association.

Para la prueba que inauguraría el circuito de Darlington se presentaron más de 80 coches, por lo que hubo que disputar sesiones clasificatorias durante dos semanas. La parrilla se configuró con nada menos que 75 coches en 25 líneas de a tres.
Tras ocupar los 9000 asientos de la grada, el publico fue direccionado hacia el “infield”, donde terminó viendo la carrera una marea humana de 6000 personas mas.

A Johnny Mantz le llevó más de 6 horas cubrir las 500 millas de la prueba, conduciendo un Plymouth de 1950 propiedad del mismo Bill France, Westmoreland, y otras dos personas más.

Tras el vencedor, las primeras posiciones fueron completadas por Fireball Roberts, Red Byron y Bill Rexford.
La carrera de Darlington fue la única que se disputó sobre pavimento en la NASCAR Grand National de 1950, temporada recordada gracias a su drama y su controversia. Bill Rexford, que sigue siendo el piloto más joven de la historia en ganar un campeonato de la máxima categoría, con tan solo 23 años, logró superar a las estrellas Fireball Roberts y Lee Petty, y llevarse el titulo de ese año.

Tanto Petty, como el defensor del título en ese momento, Red Byron, fueron despojados de los puntos conseguidos en las carreras no supervisadas por la NASCAR en las que participaron ese año. Si se llegan a contabilizar todos los resultados obtenidos, la clasificación hubiera sido completamente diferente, con Lee Petty llevandose el trofeo para casa. Bill Rexford y Fireball Roberts se alternaron en el primer puesto de la clasificación durante todo el año, disputando una de las más emocionantes batallas por el título de la historia.

Durante el Grand National de 1951, los fabricantes de automóviles americanos se involucraron mucho más en la competición. El fabricante Nash firmó contratos con las estrellas del momento Curtis Turner y Johnny Mantz, para conducir “Ambassadors”, mientras que el vencedor en Daytona, Marshall Teague, convenció al fabricante Hudson de que vencer en pruebas de la NASCAR con sus coches haría aumentar las ventas. Aunque Oldsmobile fue el fabricante que más carreras ganó, Hudson venció en 12 de las 41 pruebas de la temporada de 1951, incluidos los dos grandes premios, la Southern 500 de Darlington, y el campeonato de la división Grand National.
Tras finalizar decimoprimero la temporada anterior, Herb Thomas se proclamaba vencedor de la temporada 1951, superando todas las expectativas y dando la sorpresa.

A partir de entonces, año a año se iban a ir incorporando más circuitos pavimentados, aunque no estarían plenamente aceptados por los aficionados hasta casi terminada la década de los 50. En 1952, tanto Darlington como Dayton (Ohio), organizaban cada uno 2 carreras sobre superficie pavimentada. En 1953, Darlington y la nueva pista asfaltada de 1 milla de longitud construida en Raleigh (Carolina del Norte), albergaban una carrera del Gran National cada una. El año siguiente volvían a repetir Darlington, Raleigh, y se les sumaba el circuito rutero de Linden (Nueva Jersey). En 1955, Martinsville albergaba una prueba, Darlington otra, y en Raleigh se disputarían dos.

El futuro de la NASCAR se empezó a vislumbrar en 1956, cuando la asociación supervisó 11 carreras en pistas pavimentadas de los 56 eventos programados, pasando a ser 14 de 53 el año siguiente, y 24 de 51 en 1958.
Bill France no solo organizó carreras en circuitos ovales, sino que se disputaron pruebas en circuitos tradicionales en Watkins Glen (Nueva York), Elkhart Lake (Wisconsin), y Bridgehampton (Nueva York).

Al mismo tiempo que las series de la NASCAR pasaban de tener estatus regional a disputarse a nivel nacional, el sueño de Bill France se encaminaba hacia el futuro.
 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.