Oval Zone: Team Penske
Actualidad

Opinión

Germán Quiroga

Rodrigo Marbán

Ander Vilariño

Tyson Ibarra

En Oval Zone...

Mostrando entradas con la etiqueta Team Penske. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Team Penske. Mostrar todas las entradas

2 ago. 2012

Cup: Allmendinger despedido de Penske Racing

6:09h.
En un comunicado difundido ayer miércoles por Penske Racing se ha anunciado que AJ Allmendinger ya no es el piloto del Dodge nº22 de la NASCAR Sprint Cup Series, tras una reunión mantenida por el propio piloto y Roger Penske, propietario del equipo. La decisión se ha tomado después de la suspensión indefinida del piloto al haber dado positivo por anfetaminas.

Allmendinger ha declarado que pretende seguir el programa de rehabilitación de la NASCAR para poder volver a competir, pero de momento no se puede estimar cuando podría estar de vuelta, por lo que el equipo Penske ha tomado la decisión de prescindir de sus servicios.
- "Penske Racing apoya totalmente la política de abuso de sustancias de NASCAR, y estamos decepcionados con los resultados positivos de las pruebas antidopaje de AJ" - ha declarado Roger Penske. - "AJ es un magnífico piloto, una buena persona y es muy desafortunado que tengamos que separarnos en este momento. Hemos invertido mucho en AJ y estábamos confiados en su éxito junto a nuestro equipo. La decisión de despedirlo es consistente con la manera en que trataríamos a cualquier otro miembro del equipo Penske Racing en circunstancias similares. En momentos en que AJ inicia el programa 'Road to Recovery', le deseamos lo mejor y esperamos verlo competir nuevamente en NASCAR".

AJ Allmendinger fue elegido el año pasado para sustituir a Kurt Busch tras ser a su vez despedido por sus altercados con la prensa, y ahora es él quien deberá ver a otro piloto tomar su lugar. El piloto de Los Gatos, Calif., ha logrado 5 Top5 desde que cambió los monoplazas por los Stock Cars.
- "A partir de hoy, he sido liberado por Penske Racing como piloto del Dodge Charger No.22" - ha dicho Allmendinger mediante una declaración. - "Deseo agradecerle al Sr. Penske, a Penske Racing, a sus patrocinadores, y en especial al grupo de gente del No. 22 por la oportunidad que me brindaron y por su apoyo en este momento difícil. Nuevamente quisiera agradecer a todos los fans que han estado realmente tremendos en todo esto. Pido disculpas por la distracción, por la incomodidad, y las dificultades que mi actual suspensión por NASCAR haya causado. Tal como dije la semana pasada, he comenzado el programa Road to Recovery de NASCAR y espero utilizar esos recursos y completar el programa para poder competir nuevamente en NASCAR en un futuro próximo".

Sam Hornish Jr. será el sustituto provisional de allmendinger en el Dodge nº22, aunque Penske Racing seguirá evaluando sus opciones para encontrar al candidato adecuado que dispute la temporada 2013.
- "Muy honestamente, nuestro teléfono está continuamente sonando, con gente que está interesada en subirse al 22" - admitía Roger Penske el pasado domingo. - "A esta altura, desde mi perspectiva, tengo una mente muy abierta. Pero quiero sentarme con (Allemendinger), que es la única manera justa de hacer esto, y determinar qué es lo mejor para el equipo y qué es lo mejor para él. Pues obviamente tenemos mucho invertido en él hasta el día de hoy, y él tiene mucho invertido en el automovilismo, y quiero verlo a él caer de pie. Pero debo estudiar las cosas desde un punto de vista general".

En definitiva, 2012 será otro pésimo año para el nº22, cuyo asiento parece maldito, viendo lo dificil que resulta para el equipo encontrar un piloto estable.

- Vía: NASCAR.COM en español - Foto: NASCAR.COM

24 jul. 2012

Para llegar a lo más alto, hay que ganar antes: Nationwide Series

16:35h.
La Nationwide Series es la segunda categoría a nivel nacional de la NASCAR. Acostumbra a tener carreras igualadas, con una mezcla de pilotos interesante, desde los jóvenes pilotos que llaman a las puertas del estrellato hasta los más experimentados, que siguen compitiendo para matar el gusanillo.

El hecho de ser la categoría "de en medio", entre la Sprint Cup y la Camping World Truck, y de no tener Chase le da a la Nationwide un estatus de calidad, de entrenamiento para algunos y de preparación para otros. Aunque se ha criticado el hecho de que los pilotos de Sprint Cup compitan en el campeonato, su papel ya no es tan importante como antes, cuando podían ganar el título, como demuestran los campeonatos disputados entre 2006 y 2010, ganados por cinco regulares de la máxima categoría: Kevin Harvick, Carl Edwards, Clint Bowyer, Kyle Busch y Brad Keselowski.

Pero en 2011 entró en vigor una nueva regla, en la que todos los pilotos de las tres grandes categorías de NASCAR tenían que inscribirse en una, y sería en esa categoría en la que sumarían puntos. Por ejemplo, un piloto que se inscriba en la Sprint Cup puede correr en Nationwide, pero no suma puntos al estar inscrito en la Sprint.

En cuanto a esta temporada, la nómina de favoritos es más pequeña pero no por ello menos intensa. James Buescher ganó una emocionante carrera inaugural en Daytona, aprovechando un accidente múltiple en el último giro, en el que se vieron involucrados más de 15 coches. Elliott Sadler, subcampeón en 2011 y ex piloto de la Sprint Cup, empezó bien la temporada, estando en el top-10 en las cinco primeras carreras, incluyendo dos victorias en Phoenix y Bristol.

Por su parte, el vigente campeón, Ricky Stenhouse Jr., respondió con dos victorias en Las Vegas y en Texas, sumando más tarde una tercera en Iowa. Pero después de esa tercera victoria, Stenhouse Jr. pasó tres carreras consecutivas con malos resultados, víctima de problemas mecánicos y de algún que otro infortunio. El piloto de Roush perdió terreno frente a Sadler y a Austin Dillon, nieto de Richard Childress y campeón de la Camping World Truck Series en 2011.

Otros nombres han salido a la palestra, ya sea por debutar o por hacerlo bien: Sam Hornish Jr. no ha ganado, pero el piloto de Penske ha sido extremadamente regular y es el único que puede seguir el ritmo de Sadler, Dillon y Stenhouse Jr. La llegada más mediática ha sido la de Danica Patrick, pero la ex piloto de IndyCar se ha visto involucrada en mucho accidentes, fruto de su inexperiencia y de los nervios, por la cantidad de miradas que tiene encima. Pero aunque solo ha hecho un top-10 (octava en Texas), está siendo constante, igual que Hornish Jr., y ese hecho le ha ayudado a situarse en la novena posición de la clasificación.

Mientras tanto, uno de los nombres que más ha salido en los titulares ha sido el de Joey Logano. El piloto de Connecticut, que conduce para Joe Gibbs tanto en Nationwide como en Sprint, ha ganado cinco carreras, incluyendo Talladega (ensombrecida por el fuerte accidente de Eric McClure), Darlington (donde empujó a Sadler) y Dover (aprovechando un error de Ryan Truex, hermano de Martin Jr.). La confianza ganada en Nationwide le ayudó en la Sprint Cup, ya que ganó en Pocono y se situó cerca de las posiciones de wild card, que le permitirían entrar en la Chase por primera vez.

Brad Keselowski sigue compitiendo prácticamente cada fin de semana en la categoría, normalmente para preparar la carrera de Sprint Cup. Pero no se le ha olvidado lo que es ir rápido, ya que suma dos victorias en su casillero. Kyle Busch no está teniendo su año: ha dejado el equipo de Joe Gibbs para crear el suyo propio, un equipo al que le falta experiencia y que todavía no está entre los mejores. El volante lo comparte con su hermano Kurt, que consiguió la primera victoria del equipo en Richmond; Kurt ganaría más tarde en Daytona, con Phoenix Racing, su equipo en la Sprint Cup. El otro ganador fue Nelson Piquet Jr., ex piloto de Fórmula 1, que venció en su debut en Road America, por delante de Michael McDowell y del road ringer Ron Fellows. El mejor de los favoritos fue Sam Hornish Jr., quinto. Stenhouse Jr. (undécimo) lo hizo un poco mejor que Sadler (decimoquinto) y Dillon (decimoctavo).

En el último mes, los hechos se han sucedido. Después de naufragar en Road America, Austin Dillon ganó en Kentucky con autoridad y se puso líder del certamen. Pero más tarde, los comisarios le quitaron algunos puntos por una irregularidad, hecho que devolvió el liderato a Elliott Sadler. En Chicagoland, Ricky Stenhouse Jr. lideró la mayoría de la carrera, pero una bandera amarilla tardía hizo que saliera más lento y le regaló la tercera victoria a Sadler.

Ahora mismo, a falta de quince carreras, Sadler es líder con 11 puntos de ventaja sobre Dillon, 19 sobre Stenhouse Jr. y 42 sobre Hornish Jr. Justin Allgaier, Michael Annett, Cole Whitt, Mike Bliss, Danica Patrick y Brian Scott completan los diez primeros puestos. Este fin de semana, la Nationwide Series se dirige a Indianápolis, en una carrera marcada por la controversia. Será la primera vez que Nationwide visite el circuito de las 500 millas, y se teme una alarmante falta de público, hecho que no ocurría en el Lucas Oil Raceway, situado en las afueras de la ciudad y en el que la categoría no competirá por primera vez desde su creación, en 1982.

Sea como sea, la Nationwide nunca pierde ese interés de las llamadas categorías inferiores y seguirá dando un buen espectáculo. Normalmente, el campeonato se decide en la última carrera. Con Sadler, Dillon y Stenhouse tan igualados y Hornish al acecho, esto va camino de repetirse.

19 jul. 2012

NNS: Ryan Blaney, en el #22 de Penske Racing

15:57h.
Ryan Blaney, piloto de la K&N Pro Series que toma parte en el programa #NEXT9 de la NASCAR, pilotará el Dodge nº22 de Penske Racing en tres carreras de la Nationwide Series de esta temporada. El equipo Penske ha contratado a Blaney como piloto de desarrollo, y le pondrá a los mandos del coche que habitualmente pilota Brad Keselowski en al menos 3 carreras.

El hijo del piloto de la Sprint Cup Dave Blaney, participará en las carreras de Iowa (4 de agosto), Richmond (7 de septiembre) y Kentucky (22 de septiembre), según ha anunciado el equipo.

Ryan Blaney, de 18 años, ha participado en tres pruebas de la Nationwide Series esta temporada pilotando para Tommy Baldwin Racing, y ha logrado uná séptima posición como mejor resultado. En la NASCAR K&N Pro Series, Blaney logró la victoria en la carrera de Phoenix del año pasado.
- "Ryan es un piloto con un gran historial, y creemos que tiene un brillante futuro en la NASCAR" - declaraba Tim Cindric, presidente de Penske Racing. - "Hemos seguido la evolución de Ryan, y nos parece que será un buen aporte al equipo del nº22".

Además, Ryan tiene pendientes otras 3 carreras con TBR antes de que termine la temporada.
- "Con el enorme historial de éxitos de Penske Racing, y el programa ganador que han establecido en la Nationwide Series, creo que puedo aprender mucho, y que podemos lograr muy buenos resultados" - admitía el joven piloto.

- Más información sobre Ryan Blaney en NASCAR #NEXT9

12 jul. 2012

Cup: Allmendinger, a la espera del contranálisis

5:22h.
AJ Allmendinger, piloto del Dodge nº22 de Penske Racing en la NASCAR Sprint Cup Series, ha hecho público que el resultado positivo del control anti dopaje que le ha dejado temporalmente suspendido fue causado por un estimulante. Aunque en el comunicado realizado por Tara Ragan, vicepresidente de Walldinger Racing Inc., empresa que lleva a Allmendinger, no especifica cual ha sido la sustancia en cuestión, si que indicaba que están intentando determinar si pudo haber sido provocada por el consumo de un producto sin receta.
- "Para ayudar a que nuestros colegas de la prensa informen sobre esto de forma oportuna y certera, queríamos proporcionar algunos detalles adicionales en cuanto a los resultados de la prueba 'A' de AJ" - expresaba Ragan. - "AJ dio positivo por un estimulante. No tiene ni idea de por qué la primera prueba ha dado positivo, y nunca ha consumido ninguna sustancia prohibida a propósito".

- "AJ está revisando sus medicinas y suplementos para que la prueba determine qué producto no recetado causó su resultado positivo. AJ y todos nosotros en Walldinger Racing respetamos el programa de pruebas de la NASCAR, y él ha pedido que su muestra 'B' sea comprobada como parte del proceso para llegar al fondo de esto. Tendremos la oportunidad de revisar toda la información científica que rodea a la prueba después del examen de la muestra 'B', pero de acuerdo a lo que entendemos, la prueba de AJ estuvo un poco por encima del umbral".

- "Hasta la mañana [del miércoles] no hemos tenido noticias de cuándo se hará la prueba de la muestra 'B'. Gracias nuevamente por todo el apoyo de nuestros fans, equipo, y sponsors, mientras continuamos trabajando en el proceso".

Por su parte, el propio piloto emitió un comunicado el martes por la mañana, esperándo que esta situación llegue a su fin lo antes posible:
- "Respeto totalmente la política anti dopaje de la NASCAR y las razones por las que la tienen. Lamento que esto haya causado tal distracción para mi equipo Penske Racing, para nuestros sponsors y para nuestros fans. Obviamente nunca haría nada para poner el riesgo mi oportunidad aquí en Penske Racing o la de mis compañeros. Soy muy consciente de mi entrenamiento y mi salud, y nunca tomaría una sustancia prohibida a propósito".

Mientras se conoce el resultado del análisis de la muestra 'B', Sam Hornish Jr. volverá a pilotar el Dodge nº22 este fin de semana en New Hampshire.

- Vía: NASCAR.COM en Español - Foto: Tom Pennington/Getty Images

9 may. 2012

NNS: Multados 2 jefes de equipo de Penske Racing por infraciones en Talladega

13:22h.
La NASCAR anunció ayer martes que dos jefes de equipo de la Nationwide Series han sido multados y puestos en periodo de prueba tras detectar irregularidades en la inspección inicial del día 3 de Mayo, previa a la disputa de la Aaron's 312 en el Talladega Superspeedway.

Jeremy Bullins (Dodge nº22) y Chad Walter (Dodge nº12), ambos jefes de equipo del programa de Penske Racing en la NASCAR Nationwide Series, deberán pagar una multa de 10.000 dólares y quedarán bajo vigilancia hata el 31 de diciembre de 2012.

Además, Thomas Clavette (nº 22) y Raymond Fox (nº12), responsables de ambos coches, también han sido puestos en periodo de prueba.

Según la NASCAR, ambos equipos han infringido las siguientes secciones:

  • 12-1: acciones en detrimento de la competición.

  • 12-4J: los oficiales de la NASCAR determinaron que los elementos empleados en Talladega no cumplían la normativa detallada en la sección 20-A.

  • 20A-2.1E: modificaciones en el exterior del coche no aprobadas previamente por la NASCAR para mejorar el rendimiento aerodinámico.

  • 20A-3.10A: los parachoques delantero y trasero deben ser los aprobados previamente por la NASCAR, no estando permitida ninguna modificación posterior.

6 abr. 2012

NASCAR Sprint Cup: Sorpresas, decepciones, alegrías y tristezas

20:37h.
Por primera y penúltima vez este año, la NASCAR se va a tomar un descanso. Pocas son las ocasiones en las que no hay carrera en cualquiera de sus categorías. Pero siempre se necesita un tiempo de reposo para cargar pilas, y en esta ocasión ha coincidido con la Semana Santa. Así pues, no pueden faltar los primeros repasos a lo que ha sucedido durante la temporada. Si la clasificación se cerrara en este momento, después de las seis primeras carreras entrarían en la Chase 5 Chevrolet, 3 Ford, 3 Toyota y 1 Dodge.

Roush Fenway Racing puede presumir de dejar el pabellón de Ford bien alto, ya que ha colocado a sus tres corredores entre los doce primeros. Greg Biffle es líder y el piloto más regular hasta la fecha. Aunque ha flojeado un poco últimamente, tres terceros puestos le pusieron en un liderato que de momento no ha soltado. Matt Kenseth, siempre fiel a su regularidad, se ha mostrado como lo contrario, alternando una victoria en Daytona y buenas carreras con actuaciones fuera del top-10. Y en cuanto a Carl Edwards, su abandono en Bristol le ha restado opciones y le ha alejado de las posiciones de cabeza, aunque se mantiene en la undécima posición.

Hendrick Motorsports acumula un bagaje extraño. Dale Earnhardt Jr. es segundo, y ha sumado un segundo y dos terceros puestos en un gran arranque de temporada para él, quizá el mejor de su carrera. Jimmie Johnson empezó con un abandono, pero desde entonces ha acabado entre los quince primeros en todas las carreras, además de ser el piloto que más puntos tiene después de sumar un abandono; es décimo. La situación de los otros dos pilotos es más dramática: Jeff Gordon se encuentra vigésimo primero, con dos abandonos y un solo top-10 a su espalda. Kasey Kahne está aún peor, trigésimo primero, después de acumular varios accidentes y problemas a pesar de haber salido dos veces desde la pole position.

Stewart-Haas Racing es el equipo de moda. Ha ganado la mitad de las carreras desde el comienzo de la Chase del año pasado y ambos pilotos están entre los clasificados para la de esta temporada por el momento. El jefe, Tony Stewart, es tercero, y lleva dos victorias en su bajo el brazo, además del título de 2011. Por su parte, Ryan Newman ganó la última carrera, celebrada en Martinsville, y sigue con sus poco llamativos pero buenos números, ya que se encuentra en la octava posición.

Michael Waltrip Racing es la gran sorpresa entre los equipos punteros. Con dos pilotos entre los diez primeros, se ha llegado a colocar como el mejor equipo Toyota, por delante del de Joe Gibbs. Martin Truex Jr. es sexto y ha hecho cuatro top-10, además de ser el mejor piloto de la marca japonesa por ahora.  Clint Bowyer está en la novena posición y se ha adaptado rápidamente a su nuevo equipo, porque solo en una ocasión ha acabado por debajo de los quince primeros. En el tercer coche, que cuenta con varios pilotos, Mark Martin suma una pole position y dos top-10, mientras que Brian Vickers hizo un quinto puesto en Bristol; si compitiera un solo corredor, estaría en la Chase con los resultados de Martin y de Vickers.

Richard Childress Racing tiene un coche en la Chase y otros dos cerca de ella. Kevin Harvick es quinto, empatado a puntos con Stewart, Kenseth y Truex Jr. y lleva buenos números, quedando siempre entre los veinte primeros en todas las carreras. Paul Menard y Jeff Burton son 14º y 15º, respectivamente. Ambos han sumado de la misma manera, con tres carreras discretas (por debajo de los veinte primeros) y otras tres excelentes (dentro o cerca de los diez primeros puestos).

Joe Gibbs Racing no ha empezado bien la temporada, a pesar de tener una victoria en su haber. El mejor clasificado es Denny Hamlin, séptimo, que logró dicha victoria en Phoenix y acumula dos actuaciones discretas con cuatro bastante buenas. Joey Logano es decimotercero y de la sensación de que su rendimiento ha bajado desde el comienzo de la temporada, aunque no ha hecho malas carreras en general. Quien no ha recuperado el rumbo es Kyle Busch, que aún se ve involucrado en accidentes como los que le dejaron sin título en la Chase anterior. El menor de los hermanos es decimosexto, con dos top-10 y dos abandonos en su cuenta particular.

Y en cuanto a Penske Racing, la situación no es mala pero sí mejorable. Brad Keselowski es duodécimo, siendo el último pilotos que entraría en la Chase gracias a su victoria en Bristol. Su compañero, A.J. Allmendinger, se encuentra en la vigésima posición, después de sumar en Martinsville un segundo puesto que es su mejor resultado desde que es piloto en la Sprint Cup Series.

Entre el resto de corredores, Jamie McMurray ya ha quedado dos veces entre los diez primeros, pero en el resto de carreras no ha sido regular. Juan Pablo Montoya y Aric Almirola acumulan un top-10 y un abandono, pero están constantemente entre los 25 mejores pilotos. Regan Smith lleva una regularidad asombrosa, acabando todas las carreras entre la decimoquinta y la vigésimo cuarta posición. Bobby Labonte y Marcos Ambrose rondan la zona media y es habitual verles en el top-20. David Ragan está notando no tener un coche como el de Roush, y lo paga con resultados discretos. Y en cuanto a Kurt Busch, el antiguo campeón ha mezclado tres carreras buenas, quedando entre los veinte primeros, con otras tres por debajo de los treinta mejores.

En resumen, que esto acaba de empezar. La temporada es larga y ahora solo se han visto las primeras señales, pero ya se puede intuir lo que puede suceder. De momento, Roush sonríe, Hendrick mira con mal aspecto, Stewart se pone el mono de trabajo, Waltrip está que se sale, Penske se prepara para el cambio, Gordon y los Busch se lamentan. Aún así, faltan 20 carreras para ver quien lucha por el título y 30 para coronar al campeón 2012. Esperar será lo mejor.

8 mar. 2012

Futuro incierto para Dodge en la NASCAR

3:25h.
Hace unos días Penske Racing nos dejaba a todos boquiabiertos al anunciar por sorpresa que la temporada 2013 sus coches llevarán el distintivo de Ford en sus frontales, terminando de golpe con casi 10 años de estrecha colaboración con Dodge. Tan estrecha, que el equipo Penske era hasta este momento la punta de lanza de Dodge en la NASCAR.

Abandonando precisamente a Ford, Penske comenzó su etapa con Dodge en 2003, y a lo largo de este periodo el equipo ha logrado 23 victorias (8 de ellas logradas durante el primer año de trabajo conjunto).

Una vez asimilada la noticia, y pese a que todavía habrá detalles por ajustar en el acuerdo, Ford se perfila como el gran rival de Chevrolet para el año que viene, trabajando con 3 de los equipos históricos de la NASCAR: Roush Fenway Racing, Richard Petty Motorsports, y ahora, Penske Racing.

Por otra parte, de repente Dodge se enfrenta a una situación más que comprometida, ya que pocos días antes de la presentación del nuevo Charger 2013, la marca del carnero se encuentra sin un equipo "oficial". Durante los últimos años, Dodge ha ido perdiendo efectivos debido a los costes y al bajo rendimiento de sus motores. Y no todos los equipos que cambiaron de marca lo hicieron bajo acuerdos amistosos, por lo que parece improbable que alguno de ellos regrese.

Por lo tanto, el principal problema para Dodge ahora mismo es encontrar una organización capaz de construir sus propios motores, ya que de no hacerlo, deberá ser el propio fabricante quien suministre motores a los equipos que corren con su marca. Cualquiera de las dos opciones requiere una importante inversión en infraestructura.

La última opción que tiene Dodge (y también la más improbable, aunque todo puede pasar...) sería convencer a alguno de los equipos que nunca han trabajado con ellos de que lo hagan a partir de ahora. La oferta económica debería ser lo suficientemente grande como para que sea imposible decir que no.

Sea cual sea el camino que siga la marca de Detroit, no será nada fácil ver ganar al Charger el año que viene.

2 mar. 2012

Penske Racing anuncia que pasará a Ford en 2013

4:48h.
MOORESVILLE, N.C. - Penske Racing anunció el jueves que se unirá a Ford Racing como parte de un acuerdo de varios años que comenzará en la temporada 2013 de NASCAR. Los equipos de Penske Racing competirán con Ford Fusions en la serie de la Copa Sprint y con Ford Mustangs en la serie Nationwide, comenzando en la temporada que viene.

Desde 2003, los equipos de Penske Racing en NASCAR han estado alineados con Dodge Motorsports. En el transcurso de la relación con Dodge, los equipos de Penske Racing han producido 48 victorias (26 en la Copa y 22 en Nationwide), 72 pole positions (50 en la Copa y 22 en Nationwide) y un campeonato (el título de Nationwide en 2010) en 1.048 largadas (832 en la Copa y 216 en Nationwide) antes de la actividad de este fin de semana. En 2012, Penske Racing competirá con dos autos a tiempo completo -- el N° 2 manejado por Brad Keselowski y el N° 22 manejado por AJ Allmendinger -- en la serie de la Copa y con otros dos de tiempo completo en la serie Nationwide -- el N° 22 con Keselowski y Parker Kligerman a bordo y el N° 12 conducido por Sam Hornish Jr.
"Penske Racing ha tenido y continúa teniendo una relación increíble con Dodge y nosotros les agradecemos por su sociedad y su apoyo en los 10 últimos años", dijo el propietario del equipo Roger Penske. "Nuestras organizaciones han experimentado muchos grandes momentos y nuestros equipos están comprometidos en lograr victorias y campeonatos con Dodge en esta temporada. Esperamos con ansias volver a unirnos al programa Ford Racing de NASCAR a comienzos de 2013. Apreciamos el compromiso a largo plazo que Ford ha establecido con Penske Racing y su apoyo continuo hacia la categoría".

Mark Fields, presidente de Ford Motor Company en las Américas, agregó: "Este es un día histórico en nuestro programa de carreras, y nos emociona que Roger Penske volva a Ford. Trabajar junto a Penske Racing le da a Ford otro programa con nivel de campeonato, y nos emociona llevar nuestro programa a nuevos niveles".

El cambio a Ford representa un regreso para Penske Racing. La organización corrió con Ford en 1976 y 1977, y nuevamente desde 1994 a 2002. En 524 largadas en NASCAR (509 en la Copa y 15 en Nationwide) con Ford, los equipos de Penske Racing lograron 28 victorias (27 en la Copa y una en Nationwide) y 42 pole positions (36 en la Copa y seis en Nationwide).

Fuente: Prensa Oficial

21 dic. 2011

AJ Allmendinger será el sustituto de Kurt Busch en el nº22 de Penske Racing

11:36h.
Según FOXSports.com, AJ Allmendinger será el sustituto de Kurt Busch a los mandos del  Shell/AAA Dodge número 22 del Penske Racing. Varias fuentes han confirmado la noticia de que el hasta ahora piloto de Richard Petty Motorsports ha sido finalmente el elegido.

Tras su mejor temporada hasta el momento en la NASCAR, con una decimoquinta posición final en la tabla de puntos pilotando el mítico nº43 de RPM, Allmendinger da un paso adelante en su carrera deportiva, pasando a formar parte de uno de los equipos punteros, tanto de la Nationwide Series, como de la Sprint Cup.

El pasado día 6 de diciembre, Penske Racing anunciaba que Kurt Busch no estaría en el equipo la temporada 2012.

Desde ese momento, las quinielas han barajado a varios pilotos como posibles sustitutos, entre los que se encontraba el propio Allmendinger.

En el intervalo de dos días, Richar Petty Motorsports pierde a Best Buy como patrocinador, y a su mejor piloto.

Via: FOXSports.com

5 dic. 2011

Kurt Busch, despedido de Penske Racing

4:10h.
Kurt Busch, piloto del Dodge nº22 del equipo Penske Racing en la NASCAR Sprint Cup Series, ha sido despedido tras los incidentes protagonizados por el piloto en la última carrera de la temporada, disputada en el Homestead Miami Speedway. Por segunda vez en su carrera en la Sprint Cup, un altercado fuera de la pista le cuesta el trabajo al mayor de los hermanos Busch.

El anuncio oficial de la marcha del piloto de Las Vegas se hará hoy lunes, pero la noticia saltó el domingo por la noche.

Hace poco más de una semana, la NASCAR multó a Kurt Busch con $50.000 por el gesto obsceno y las palabras que el piloto dirigió contra Jerry Punch, prestigioso reportero del canal de televisión ESPN, que fueron grabados por un video aficionado, y que han podido ser vistas en YouTube.

Esta no es la primera vez que el carácter de Kurt (parece ser que viene de serie con el apellido) le cuesta un serio disgusto. En 2005, menos de un año después de ser campeón de la Sprint Cup, fue despedido de Roush Fenway Racing tras ser citado por un incidente relacionado con el consumo de alcohol.

Esta decisión, tomada cuando los equipos ya preparan la temporada que viene, coloca a Busch en una difícil situación, ya que no hay asientos disponibles en los equipos punteros.

Kurt se suma a la lista de pilotos que han completado la temporada 2011, y que no tienen equipo para el año que viene. Brian Vickers, David Ragan y David Reutimann se encuentran en la misma complicada situación.

A continuación,  el vídeo que ha vuelto a poner en la calle a Kurt Busch:

13 feb. 2011

Kurt Busch se lleva el Budweiser Shootout

3:29h.
El ganador del NASCAR Budweiser Shootout 2011 tenía razón: Daytona es un juego completamente distinto. Con la ayuda de Jamie McMurray, ganador de la Daytona 500 del año pasado, el piloto del Dodge nº 22 del equipo Penske comienza la temporada de la mejor manera posible.

La carrera de exhibición, no puntuable para el campeonato de la Sprint Cup Series, tuvo un final de infarto, ya que los comisarios mostraron la bandera negra a Denny Hamlin cuando rodaba en primera posición a pocos metros para el final. El Toyota nº 11 rebasó la doble línea amarilla que delimita la pista en Daytona justo ants de colocarse líder y cruzar bajo la bandera a cuadros. Los comisarios lo relegaron a la decimosegunda posición, como último coche en la vuelta del líder.

Sin compañero de equipo en una pista donde es de vital importancia la ayuda de otro piloto, el mayor de los Busch logra su primera victoria en Daytona, y la primera victoria en una pista con restrictor plate para el dodge nº 22.

- "Que experiencia tan increible el draft de dos coches" - decía el ganador al terminar la prueba. - "No sabía lo que me podía esperar. Me lo iba a tomar vuelta a vuelta, y ver cómo iba la cosa"

Jamie McMurray, que no salió del rebufo de Busch en ningún momento antes de cruzar la línea de meta, fue segundo, seguido de Ryan Newman, Jimmie Johnson y Greg Biffle, completándo el Top5.

Jeff Gordon, Kevin Harvick, Jeff Burton, Clint Bowyer y Bobbie Labonte terminaron la carrera entre los 10 primeros.

La carrera ha tenido un record de 28 cambios de líder con 9 pilotos diferntes rodando en cabeza.

El Budweiser Shootout 2011 ha sido el mejor test de cara a la disputa de la Daytona 500 el próximo domingo día 20. El nuevo asfalto permite un estilo de pilotaje completamente diferente. La forma más rápida de rodar es en pareja, y eso es lo que veremos en Daytona a partir de ahora.

Vídeos Budweiser Shootout

Resultados:
























































































































































































































































































FINSTCARDRIVERMAKESPONSORPTS/BNSLAPSSTATUS
11722Kurt Busch DodgeShell / Pennzoil075Running
2141Jamie McMurray ChevroletBass Pro Shops / Tracker075Running
3839Ryan Newman ChevroletWix Filters075Running
42348Jimmie Johnson ChevroletLowe's / Kobalt Tools075Running
51116Greg Biffle Ford3M075Running
61224Jeff Gordon ChevroletDrive to End Hunger075Running
71829Kevin Harvick ChevroletBudweiser075Running
81531Jeff Burton ChevroletCaterpillar075Running
9733Clint Bowyer ChevroletCheerios / Hamburger Helper075Running
10647Bobby Labonte ToyotaReese Towpower / Highland075Running
11214Tony Stewart ChevroletMobil 1 / Office Depot075Running
12411Denny Hamlin ToyotaFedEx Express075Running
131917Matt Kenseth FordCrown Royal Black074Running
14964Derrike Cope ToyotaSta-Bil073Running
1510115Michael Waltrip ToyotaNAPA Auto Parts047Accident
162118Kyle Busch ToyotaM&M's041Accident
17205Mark Martin ChevroletGoDaddy.com036Accident
182220Joey Logano ToyotaThe Home Depot027Accident
19188Dale Earnhardt Jr. ChevroletNational Guard / Amp Energy027Accident
201342Juan Montoya ChevroletTarget027Accident
21399Carl Edwards FordScotts EZ Seed027Accident
222478Regan Smith ChevroletFurniture Row Companies027Accident
231697Kevin Conway ToyotaExtenze026Accident
2454Kasey Kahne ToyotaRed Bull07Engine

28 dic. 2010

Todd Gordon, nuevo jefe de equipo de Keselowski

9:05h.
MOORESVILLE, Carolina del Norte - Penske Racing ha anunciado que el experimentado Todd Gordon ha sido nombrado nuevo jefe de equipo de Brad Keselowski, defensor del título de la Nationwide Series con el Discount Tire Dodge nº 22 (equipo de Ruby Tuesday) para 2011.

Gordon, quien recientemente desempeñó labores de ingeniero de carrera para Diamond-Waltrip Racing en la Nationwide Series, se hará cargo del equipo de Penske Racing que ganó el campeonato en su primera temporada, logrando seis victorias y un récord de la serie en una temporada con 26 finales entre los cinco primeros. Gordon se unirá a Keselowski para volver a perseguir el título de la Nationwide Series en el 2011.

- "La oportunidad de unirme a Penske Racing y dirigir el equipo ganador del campeonato es la oportunidad de mi vida", dijo Gordon. - "El equipo de Dodge N º 22 tuvo un año extraordinario en 2010. Tengo muchas ganas de subirme a bordo, y espero alcanzar ese nivel de éxito a medida que avanzamos."

Gordon, quien se graduó de la Universidad de Clemson, como ingeniero mecánico, ha trabajado como jefe de equipo en varias ocasiones a lo largo de su carrera en el mundo del motor. Antes de trabajar con Diamond-Waltrip Racing, fue jefe de equipo de Baker Curb Racingen en la Nationwide Series, y también ayudó a construir el CJM Racing Nationwide Series a nivel nacional desde el principio, sirviendo también como jefe de equipo. Esto también marcará la segunda oportunidad de Gordon como jefe de equipo del coche N º 22, ya que lideró el equipo del 22 cuando era parte del PPC Racing en 2006.

- "Estamos muy contentos de dar la bienvenida a Todd a Penske Racing", dijo Michael Nelson, Vicepresidente de Operaciones para Penske Racing. - "Con su gran experiencia en ingeniería y experiencia como jefe de equipo en la Nationwide Series, será una gran incorporación al equipo del n º 22 Discount Tire / Ruby Tuesday Dodge".

Paul Wolf, quien ayudó a dirigir el equipo del nº22 esta temporada, fue nombrado recientemente como jefe del equipo de Penske Racing No. 2 Miller Lite Dodge, para el comienzo de la NASCAR Cup Series en 2011, que creó la oportunidad para Gordon.

Penske Racing es uno de los equipos más exitosos en la historia del deporte profesional. Compiten en una gran variedad de disciplinas. Los coches propios y preparados por Penske Racing han logrado 332 victorias importantes, 396 pole positions y 23 campeonatos nacionales.

Para obtener más información acerca de Penske Racing, por favor visite www.penskeracing.com.

- Penske Racing, Nota de Prensa

10 oct. 2010

Volkswagen en la NASCAR?

6:46h.
Tras la inclusión de Toyoya en 2007, la siguiente marca que podría incorporarse a la NASCAR sería la alemana Volkswagen. Es lo que están considerando seriamente sus responsables, conscientes de la repercusión internacional que podría tener su presencia en la competición más importante de America.

Toyota encontró en la NASCAR una plataforma de marketing  incomparable, y desde su aparición, ha logrado ser una de las marcas con mayor presencia en los medios, gracias a los triunfos de Kyle Busch o Denny Hamlin por ejemplo. Esta temporada son candidatos al título, lo que podría ser la culminación de su estrategia.

Volkswagen y la NASCAR ya han tenido conversaciones similares en el pasado, pero esta vez, la marca alemana parece estar considerando su inclusión de manera muy seria, como parte de un ambicioso plan, aunque de momento no se han dado ninguno de los pasos necesarios para llevar a cabo el proyecto.

Como primer paso, VW o cualquier otra marca constructora, debe presentar oficialmente a la NASCAR la documentación de su coche de competición y de su paquete de motores, para su aprobación. Al no haberse dado esta circunstancia, la presencia de Volkswagen en la NASCAR no sería factible antes de la temporada 2012, como muy pronto.

Uno de los temas con el que la marca alemana deberá sentirse cómoda es con el nivel tecnológico empleado en las carreras de Stock Car. De hecho, VW también ha establecido contactos con otras categorías americanas, como la INDY Car Racing League, o Grand Am Series, donde la tecnología adquiere una mayor importancia, y donde los alemanes no tendrían ningún problema en encajar.

La NASCAR sólo permite utilizar la alta tecnología durante los tests, pero nunca durante las pruebas. En este caso, la falta de telemetría durante los fines de semana de carreras podría suponer un problema para una marca nueva.

El rumor surge a través de Penske Racing, al haber confirmado que correrá con los Dodge Charger en 2011, pero sin comentar nada sobre la temporada siguiente. El equipo Penske podría ser una plataforma perfecta para Volkswagen en 2012.

También es cierto que dentro de la propia marca alemana, se afirma que un hipotético paso a la NASCAR nunca se llevará a cabo, mientras otros afirman que sería una buena estrategia para dar impulso al nuevo modelo de sedán que se fabricará en Chattanooga, Tennessee.

Si Volkswagen da el primer paso hacia su participación en la NASCAR, todavía estamos muy lejos de verlo reflejado en las pistas. Pero esto no es nada descabellado. Simplemente ahí está Toyota.

28 mar. 2010

Dodge D95R

12:00h.
Termina el otoño en Alabama. A unos 80 kilómetros al este de la ciudad de Birmingham, más de 100.000 personas esperan impacientes a que empiece el espectáculo en las gradas del Talladega Superspeedway. En el pit lane, 43 coches de carreras forman una fila, cada uno con un motor que genera más de 450 caballos de potencia, que cuesta unos 60.000$ (alrededor de 45.000€), y que está obsoleto desde el mismo momento de salir de la fábrica.

En la séxta posición de la parrilla, Kurt Busch, pone en marcha el motor de su Miller Lite Dodge número 2 al escuchar las cuatro palabras mágicas: Gentlemen, ¡Start your engines! Ese motor no es un motor cualquiera. Se llama D95R, y ha sido construido por el equipo Penske Racing. La D proviene del fabricante, Dodge-Penske. La R hace referencia al Restrictor Plate, una clase de motor utilizado solamente en este tipo de circuitos. El 95 indica que es el número 95, el último motor de su especie. Con una nueva generación de propulsores ya en marcha, el D95R está a punto de convertirse en una víctima más de otra implacable carrera de la NASCAR. Su corta y brutal vida (18 meses, para terminar en Talladega) demuestra cuán avanzado y globalizado se ha vuelto un deporte nacido en los garajes de las casas particulares de los contrabandistas de alcohol.

La reglamentación obliga a todos los equipos a utilizar el mismo bloque de motor, una versión especial del mítico V8 en el cual se ha basado la NASCAR, y el mundo del automovilismo en general. El bloque del D95R (las 8 cámaras donde el aire y el combustible son comprimidos y se produce la ignición) se forjaba en la fábrica de motores Grainger & Worral, en Sropshire, Inglaterra, y se enviaba a la sede del equipo Penske en Concord, cerca de Charlotte. Allí, en una nave cerrada a cal y canto, Scout Corriher encabezaba un equipo de 9 ingenieros y alrededor de 45 mecánicos, encargados del proceso de ensamblaje.

Después de que la culata del D95R es presurizada y sumergida en agua para verificar que el material no tiene fisuras ni imperfecciones, el equipo de mecánicos ensambla los pistones, bielas, colectores, y los cientos de piezas que hacen que un motor funcione. Una vez terminado el proceso, el nuevo motor pasa sus 3 primeras horas de vida funcionando en un dinamómetro (dispositivo para medir la potencia).

Muchas de sus piezas han sido manufacturadas en las mismas instalaciones, mientras que otras proceden de lugares tan remotos como Alemania o Japón. Todas han sido fabricadas con la ayuda de ordenadores y robots, y todas deben seguir unas estrictas especificaciones. Cualquier pieza que no las cumpla, aunque sea por un ínfimo margen, quedará automáticamente descartada.

Los motores de la NASCAR no han sido siempre tan complejos, o tan caros. En los 40, los pilotos competían con modelos de calle modificados. Los fans podían ver ganar a un modelo el domingo, y el lunes podían comprarlo en el concesionario. Con el incremento de la popularidad del automóvil entre las décadas de los 50 y 60, la innovación de los motores evolucionó paralelamente. Pronto, incluso 3 mecánicos desconocidos podían construir un motor que superaba a los modelos de producción.

La NASCAR, escuchando la demanda de más y más velocidad por parte del público, comenzó a permitir a los equipos un nivel más elevado de personalización en los motores. Para la década de los 70, los motores eran modificados tan drásticamente, que únicamente el bloque podía considerarse de serie.

Hoy en día, pese a la presencia de nombres como Toyota, Ford o Chevrolet, la única pieza de un motor de la NASCAR que se llega a asemejar a un motor de producción en serie podría ser la placa de identificación.

Cada una de las más de 3000 piezas que componen un coche de carreras es diseñada y  fabricada específicamente para ello, la mayor parte en las empresas de alta tecnología creadas en los alrededores de Charlotte. En un deporte en el que la diferencia entre ganar o perder puede ser de milésimas de segundo, es en estas fábricas donde se ganan o se pierden las carreras.

Después de toda clase de pruebas, el D95R es colocado en el chasis del Millar Lite Dodge, configurado para que la combinación de presión de aire y fuerza centrífuga que hacen que el coche se pegue al suelo en las curvas de Talladega sea máxima.

Finalmente, el coche ya completo y listo para correr, se introduce en un trailer de 18 ruedas, que lo llevará en un viaje de más de 500 km hasta el centro de Alabama.

Nada más comenzar la carrera, Busch avanza posiciones y se coloca líder en la segunda vuelta. Permanece en posiciones delanteras hasta la vuelta 41, momento en el que otro coche le golpea, rompiendo un panel trasero, que le daña un neumático, provocándole un pinchazo pocas vueltas después. El coche trompea, deslizándose por la pista hasta el césped del infield, haciendo ondear una bandera de precaución que interrumpe la carrera.

Busch es capaz de mantener el motor en marcha y rueda hasta su box. Su equipo hace algunas reparaciones en la carrocería, cambian los 4 neumáticos, y colocan de nuevo el coche en pista con tan solo una vuelta perdida respecto a la cabeza.

A Kurt Busch y su D95R les cuesta 100 vueltas volver a las primeras posiciones, pero cuando rueda en novena posición en la última vuelta, es golpeado por detrás, y termina la carrera en trigésima posición, envuelto en un aparatoso accidente con otros 12 coches.

Después de la tormenta, el equipo Penske envía el maltrecho coche de vuelta a Charlotte. D95R, seriamente dañado, necesita un nuevo cigüeñal y una nueva bomba de aceite. Pese a todo, nuestro protagonista podría haber vuelto a correr, pero la implacable marcha de los avances técnicos de la NASCAR se lo va a impedir. Mucho antes de Talladega, el equipo Penske ya disponía del nuevo modelo de motor: el R6, más ligero y con un sistema de refrigeración más avanzado.

Cuando la temporada 2010 daba sus primeros pasos en el mes de Febrero en Daytona, el nuevo R6 ya propulsaba al Miller Lite Dodge nº 2.

D95R, como un viejo atleta, era apartado sin ningún remordimiento.
 
Copyright © 2009-2016 . Oval Zone ® . Todos los derechos reservados.